Muertes Curiosas: Michel Ney y el pelotón de fusilamiento

Una muerte curiosa cortita y al pie, Michel Ney era uno de los 18 mariscales de Francia, resulta que cuando Napoleón Bonaparte fue derrotado, destronado y exiliado por segunda y última vez en 1815 su preferido fue apresado.

Lo enjuiciaron y condenaron, obviamente por traición, y como correspondía la ejecución era la única condena posible, así fue que en un evento público y muy resonante se lo llevó a los Jardines de Luxemburgo (ya comenté sobre este parque en mi nota sobre París) para que un pelotón de fusilamiento lo ajusticie.

Como era de esperar para un militar heroico y reputado como Ney se negó a ser ejecutado con una venda en los ojos, quería ver quien le disparaba, era llamado por el mismo Napoleón "le Brave des Braves" por su coraje en batalla, pero, en este caso, fue más allá, como tenía tanto prestigio se le concedió un derecho que pocos han ostentado en un fusilamiento: dar la orden.

Sus palabras fueron claras, "Soldados, cuando de la orden de disparar, disparen directo a mi corazón. Esperen por la orden. Esta será la última que les daré. Protesto en contra de mi condena. He peleado en cien batallas por Francia y ninguna en contra de ella... Soldados... Fuego!"

Ney fue uno de los ejecutados entre los Mariscales y Generales de Napoleón pero no todos corrieron la misma suerte, la mayoría fueron exonerados luego por la monarquía que tomó el poder.

Más detalles Wikipedia

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • GoFa    

    Soldados, cuandn de la orden de disparar


    Buenísimo el mini post.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Jonyx4    

    que impresión.. que vos elijas tus ultimas palabras!!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Machi    

    Me recuerda un poco al fusilamiento de Martiniano Chilavert, unitario, que se negó a formar parte del Ejército Grande que derrocó a Juan Manuel de Rosas, porque tal ejército estaba formado en gran parte por tropas brasileras. Martiniano Chilavert considero uan traición que tropas brasileras integraran un ejercito nacional. Y se pasó al bando rosista y federal.
    Luego de derrocado Juan Manuel de Rosas Chilavert fue capturado y condenado a ser fusilado por la espalda, de forma infame, como un traidor, a lo que se negó peleando hasta el final

    \"Desde el campo de Caseros fue conducido a Palermo, donde Urquiza había instalado su cuartel general, allí fue reconvenido por Urquiza por su “defección” del bando unitario, a lo que Chilavert respondió “Mil veces lo volvería a hacer”, lo que desató la ira de Urquiza que le espetó “vaya nomás...” y ordenó que se le pegaran cuatro tiros por la espalda, ejecución infamante que a modo de castigo se le propinaba a los cobardes y a los traidores.
    El sargento mayor Modesto Rolón afirmó: “Recuerdo que el hombre iba con toda tranquilidad, pues lo llevaba a mi lado. Al llegar al paraje designado, le comuniqué la tremenda orden que portaba. Está bien, me contestó, permítame señor oficial, reconciliarme con Dios - y dio unos cuantos pasos rezando en voz baja - hasta que pasados algunos segundos dijo: estoy pronto, señor oficial, sacó su reloj y pidió lo entregasen a su hijo; se quitó asimismo su pequeño tirador y arrojándolo al suelo, manifestó que había en él algunos cigarros y un poco de dinero. También regaló a los soldados su poncho y sombrero, pidiéndoles no le destrozaran la cabeza.”

    Llevado al paredón y cuando un oficial quiso ponerlo de espaldas para cumplir las órdenes de Urquiza, lo rechazó de un violento bofetón y luego mirando fijamente al pelotón les gritó: “tirad, tirad aquí, que así mueren los hombres como yo!”.\"

    Un abrazo Fabio, siempre te leo pero es la primera vez que comento.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Enrique    

    Otro fusilado fue Murat, pero en Italia, incluso le cortaron la cabeza al cadáver. También se dice murió dando él la orden. Ver, por supuesto, Alejandro Dumas, donde se deben buscar estas cosas.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • alfonsog7    

    Hay que tener muchos " huevos" para decir estas palabras en el último instante de tu vida.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Tonio    

    Luis XVIII no le perdonó la vida a Ney porque había sido el encargado de la defensa de Paris. En lugar de defenderla se unió a Napoleón (su antiguo lider) en su marcha triunfal desde Elba a Paris. Los demás mariscales tuvieron el tino de "enfermarse" hasta que aclare.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador