La Stasi del llanto y los sommeliers de lamentos

Volvimos a uno de esos momentos que ya había conversado con ustedes alguna vez, una fue hace cuatro años y otra hace tan sólo uno,  y se vuelve a repetir la circunstancia: la aparición de los comisarios políticos del llanto ajeno.

No sólo se te juzga por llorar por algo que te afecte sino también por no hacerlo y esto tiene un sabor a fascismo que ya conocemos porque ha sucedido en el pasado.

La muerte de un personaje popular genera, usualmente, sentimientos muy fuertes. Es fácil entender a alguien que se enoje porque los demás no comparten su dolor. No está pudiendo lidiar con la pérdida y no encuentra la total empatía en su entorno ¿Cómo puede ser que no les duela? Se ve desalmado pero también tiene algo de irracional, el dolor es un sentimiento muy fuerte pero poco inteligente.

Pero no me refiero en este post a la gente que realmente sufre la pérdida de su ídolo, es algo tan natural como comprensible, sino a otros casos que se dan al mismo tiempo.

Tenemos, por ejemplo, a los que se aprovechan de la situación más para mostrarse ellos más "populares" y sacarle un poco del momento a la figura. Sea que dan su pésame con lágrimas de cocodrilo hasta tratar de llevar agua para su molino. Ensayar posturas y fotografías bien tomadas, con la escena preparada, mostrar rostro compungido.

Tenemos por otro lado a los que realmente odiaban lo que ese personaje fallecido representaba. Teniendo todo el derecho del mundo a opinar contra él (un poco fuera de tacto, pero aun así el derecho a la libre expresión debe primar). Ni siquiera creo que se les deba dar tanta importancia ya que muchos juzgan desde un pedestal pero, a veces, pueden que tengan un punto.

Pero lo más llamativo de todo esto son los fiscales del sufrimiento. Anteriormente comenté en esos dos artículos sobre el derecho de sentirse afectado por lo que uno siente, no por lo que terceros le dicen que debe sentir.

En este caso estoy hablando de aquellos que te juzgan por no haber sufrido lo mismo que ellos te dicen que deberías ni de la forma que te lo ordenan.

Si no rendís culto a la imagen, un homenaje a la altura, no pasás su aprobación y automáticamente se te juzga públicamente. Y ¿Saben cuándo pasó esto? Porque todo se repite y nada es nuevo, claro.

En 1952, ante la muerte de Eva Duarte de Perón, si uno no llevaba el distintivo brazalete negro o si abría una fábrica o negocio durante los días de luto oficial, era perseguido, atacado, y hasta podía perder el empleo.

El luto fue forzoso, especialmente para aquellos que no eran de la misma ideología política, era fascismo puro ejecutado a partir del duelo para someter a rivales, poco importaba el fallecido, lo importante era sacar provecho de la situación y que sirviera de justificación para la violencia hacia el diferente (Que no eran pocos tampoco).


Aquí y ahora está dando lo mismo con Maradona y por parte de las mismas personas que en algún momento te juzgaron si te lamentaste por Notre Dame o Charlie Ebdo, si lagrimeaste por David Bowie en vez de por Goyeneche, esa misma gente está actuando de comisario político del sufrimiento.

Decidiendo si has llorado lo suficiente, si has puesto la camiseta con el diez o si en tu equipo se le dio el tiempo y dedicación cual deidad suficiente.

Uno tiene derecho a no hacer nada de esto. Aun si está sufriendo porque para él representó el único momento en su vida en el que no se sintió una mierda (ej: Mundial 86), como así si lo considera un abusador, da igual, nadie tiene por qué manfiestar nada, mucho menos un sentimiento, por un tercero.

Pero mucho menos tiene que hacerlo porque un nadie, un sorete, le exija actuar de tal o cual modo. Es el NO más grande que hay que dar, siempre.

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Diego    

    Lo más puro es la naturalidad, que Miles de personas de manera sincera expresen su dolor de manera pública o privada. Todo lo contrario es el autoritarismo de obligar a todo el mundo. La libertad de hacerlo o no, debe estar por sobre todas las cosas.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gerez    

    Mi abuelo trabajaba en el Banco central en 1952, fue obligado a portar la banda de luto en el brazo por Eva Perón para no ser echado y además que amenazaran a su familia.

    el concepto de universalidad del sentimiento, que todos deben sentir lo que alguien decide porque él lo siente es también típico, Llorá porque yo estoy llorando.

    También se aplica a causas, como la guerra. donde que vos no estés de acuerdo ni quieras comprar el uso del nacionalismo para manejar la opinión publica te convierte en traidor o enemigo, aunque el planteo sea una locura delirante.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gustavo V    

    tenes que pensar de manera unificada, sino y si tenes suerte te cancelan, si no tuviste suerte, te persiguen, te hacen todas las cosas malas que ellos eligen para sus enemigos.

    porque vayamos al caso, o estas con nosotros la mayoria vociferante o eres el enemigo.

    Hail... nah, mejor no la completo porque te van a perseguir el blog

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador