La historia de Guillermo -Bill- Gaede el espía tecnológico argentino

Una historia poco conocida por nuestras Pampas y que debería serlo más es la de Guillermo "Bill" Gaede. El nombre seguramente no te suene pero la trama de espionaje industrial, Cuba, Unión Soviética, FBI y CIA que hay detrás de este personaje argentino es increíble y no ha tenido suficiente repercusión en los medios locales salvo por un film documental que salió en Netflix en 2016.

Para llegar a un film netflixero algo debe haber hecho "Bill" y su historia de espionaje pasa por robarle información a grandes empresas y venderla al bloque oriental, terminar como doble agente, luego pagar condena por un crimen que en su momento no tenía jurisprudencia por lo que rápidamente pudo recuperar su libertad y nunca más pisar los EEUU.

Guillermo, según leí, vive en la actualidad en Alemania así que todavía está vivo como para contar en persona su vivencia como espía y contraagente, es una vida interesante porque comienza con un ingeniero que vivió un tiempo de su infancia en los EEUU para volver a la Argentina, sumarse al partido Comunista cuando estaba en FOETRA, el gremio de telecomunicaciones en Entel, y hasta quiso irse a vivir a Cuba pero le negaron la visa de residente.

En 1977 volvió a los EEUU como turista, se quedó y vivió bajo un alias, porque ya empezaba a mostrar su faceta de espionaje :D haciéndose llamar Ricardo Monares, luego se mudó a California y en 1979 empezó a trabajar en AMD, para 1982 había logrado ascender para ser ingeniero de procesos y, por ende, tener acceso a información crucial del desarrollo de procesadores.

Es aquí donde su ideología volvió a emerger, podría estar viviendo el sueño americano por fuera pero por dentro seguía con su pensamiento socialista, así que gracias a su nueva posición empezó a juntar información técnica para "compartir" con el gobierno cubano.

La forma de acercar esa información llegó por la obvia relación con Argentina, volvía de vacaciones, entregaba lo que sabía y para los cubanos era oro. No porque ellos pudieran hacer algo con semejante información sino porque de ellos iba directo a la Unión Soviética, el verdadero beneficiado de la "causa". De AMD robó diseños, especificaciones, blue books, wafers, herramientas de medición, de todo.

Para 1986 en AMD lo transfirieron a la planta de Austin, en Texas, por lo que ya no fue necesario moverse hasta Buenos Aires para llevar la información sino que la alcanzaba a agentes cubanos en la frontera con Mexico, y tal fue su efectividad como espía industrial cubano que, según él, el mismo Fidel Castro lo quiso conocer en persona.

Pero su visita en 1990 a la isla sólo sirvió para sufrir una enorme desilusión: la vida allí no era el sueño socialista que había creído toda su vida, se dio cuenta de lo mal que estaba todo y decidió entregarse a la CIA.

Ahora bien, para la CIA un espía es una herramienta así que lo envió al FBI y éstos lo incentivaron para que siguiera siendo un agente cubano, pero con la vuelta de tuerca habitual en estos casos, volverse doble agente y brindarle información al FBI de los contactos que él tenía en Cuba. Gaede grabó muchas de las entrevistas que tuvo con la gente del FBI, hasta espió al mismísimo FBI! seguramente como respaldo por si caía preso (lo que tarde o temprano sucedería).

Como estaba seguro que tarde o temprano en AMD se darían cuenta se fue sin avisar en 1993 y pasó a su rival, Intel. Al ser consultados en AMD sobre cómo se dieron cuenta fue por que Gaede dejó de ir al trabajo y recién ahí empezaron a averiguar un poco más. Nunca le habían hecho ningún chequeo de su pasado, ni siquiera que era un inmigrante ilegal trabajando para ellos, en esa época no hacían tantos controles ni tampoco cuando los agregaron a su proceso de selección porque él ya estaba en la empresa desde antes.

Aquí se pone turbia la historia porque más tarde el FBI dijo que le avisó en su momento a Intel sobre el pasado de Gaede pero la empresa lo negó enfáticamente, si hubiese sido así nunca lo habrían contratado, dijeron. De hecho, Bill Gaede en entrevistas dijo que empezó a espiar a Intel cuando se dio cuenta que el FBI no lo iba a dejar trabajar en Intel por su pasado como agente cubano.

Como fuere también le robó cuantiosa información a Intel quien lo despidió en 1994. Aun con su despido él pudo filmar la base de datos de proceso de fabricación de los Pentium, lo hizo desde su casa por que Intel le había dado acceso a una terminal. Luego viajó a Buenos Aires pero esta vez a las embajadas de China y de Iran. Según él mismo entrenó a chinos e iraníes en los procesos de fabricación de Intel y ganó dinero jugando a dos puntas.

Gaede fue arrestado en Buenos Aires e interrogado por la SIDE y la CIA, también se vio con el manager ejecutivo de seguridad de Intel en el Sheraton (el 14 de Mayo de 1995) a quien le admitió haberle robado a AMD y darle la información a los cubanos además de obtener el proceso de los Pentium y dárselo a China e Iran. Inclusive que le envió el video a AMD, según varias fuentes fue AMD quien le avisó de esto a Intel, según otras los envió luego de la reunión.

Intel le creó una demanda a Gaede en Argentina pero también cargos criminales en EEUU, pero aun así volvió en Junio de ese año a los EEUU donde fue arrestado por el FBI el 23 de Septiembre de 1995.

 

Es curioso que él se representó a sí mismo ante el tribunal y, como podrán imaginar, tenía suficiente información sobre lo que le habían propuesto tanto la CIA como el FBI como para llegar a un acuerdo que incluyó una pequeña condena de 33 meses y acusado por inmigración ilegal, de hecho, el INS tuvo que pelear para echarlo y al final lo hizo.

33 meses no parece demasiado pero he aquí el dilema: no existía ley alguna para su caso. Los cargos que lo condenaron a tan poco tiempo eran "mail fraud" y "interstate transportation of stolen information", pero no existía nada para su caso y luego de esto se redactó una nueva ley federal, la "Economic Espionage Act of 1996", es decir, Guillermo Gaede hasta forzó al congreso norteamericano a trabajar :D

En 2015 le hicieron un documental que llegó a Netflix, "El Crazy Che", de Pablo Chehebar y Nicolás Iacouzzi donde el mismísimo Gaede cuenta su historia, un poco más edulcorada como corresponde, y hoy vive en Frankfurt.

También en la actualidad propone teorías medio locas sobre la ciencia y la matemática y se opone a la forma en que la ciencia estudia las cosas, pero no voy a meterme en eso porque no viene al caso :P

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Muy buen post!! Interesante historia!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Pen Pen    

    Fascinante!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Federico    

    Muy buen articulo fabio! El documental en netflix como se llama?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Danbat    

      "The crazy Che", lo menciona en el anteúltimo párrafo.

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Fabio    

    Ayer me hiciste ver el documental ese, un loco lindo!!! Jajaja, que personaje este Gaede

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • marito    

    genial para el finde :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gustavo V    

    Igual bastante comodo este fanatico socialista, mas que por esa epoca la verdadera aficion era poner bombas en trenes y empresas matando inocentes.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador