El chanchito Tirpitz y el destino del SMS Dresden


Posando con la tripulación del HMS Glasgow


Érase una vez una gran guerra en la cual se disputaron varias batallas navales importantes, curiosamente una de ellas se dio aquí, en frente nuestro, en las Malvinas.

En aquella batalla un crucero liviano alemán, el SMS Dresden, logró escapar de la terrible derrota que la flota británica les hizo sufrir en la que pereció el mismísimo almirante estrella, von Spee.

El SMS Dresden había tenido mejor suerte en la previa batalla de Coronel, en las costas de Chile, en la cual se enfrentó al HMS Gaslgow entre otros y salió victorioso pero esta vez fue un "sálvese quien pueda", debían escapar como fuere.

En aquella época muchos de estos buques llevaban carne fresca en serio, animales vivos dentro de las bodegas, y de allí la historia de este chanchito del cual les voy a hablar... (si, es una nota boluda sobre un chancho :D pero con guerra eh!)



Mientras el SMS Dresden se escapaba tuvo que optar o para enfilar hacia el norte, es decir, hacia el resto de la flota británica que se le venía de frente, o preparar alguna idea evasiva que podía ser volver hacia el Pacífico o jugársela por el Índico, en ambos casos debía pasar por aguas con bastante control británico.

La opción fue volver al conocido Pacífico y tratar de esquivar a la flota que lo perseguía pero no iba a ser fácil. En su camino de escape logró capturar un barco de carbón británico y reaprovisionarse un poco, un crucero de pasajeros alemán, convertido para asistir en la guerra, le dio otro tanto cerca de las islas Juan Fernández frente a las costas de Chile.

El HMS Kent y el HMS Glasgow lo estaban siguiendo y así el 8 de Marzo de 1915 se encontraron en medio de una espesa niebla, el Kent y el Dresden se vieron a una distancia de 28km, ambos encendieron al máximo las calderas y luego de cinco horas el Dresden pudo escaparse, pero prácticamente agotando sus reservas de carbón además de dañar sus calderas al sobrecalentarlas.


el SMS Dresden


Los alemanes fondearon en Más a Fuera, isla actualmente conocida como Robinson Crusoe (a la altura de Valparaíso aprox, pero bien adentro del mar), el capitán Lüdecke recibió permiso para bajar bandera y avisó a los chilenos de su intención de rendir el barco.

Al día siguiente los británicos llegaron a la bahía de Cumberland donde el Dresden estaba fondeado y ya sin bandera y éstos avisaron que ya no iban a combatir pero los británicos no fueron precisamente muy respetuosos de las reglas de la guerra y no sólo dispararon contra éste sino que al hacerlo en aguas territoriales chilenas violaban su neutralidad. El Reino Unido ya le había avisado al gobierno chileno que le iba a importar un cuerno la neutralidad de éstos si había algo alemán que destruir.

Primero el Glasgow, luego se sumó el Kent. Lüdecke hizo señales de que iba a enviar un bote a negociar y los cañonazos siguieron hasta que subió la bandera blanca. Canaris, famoso luego en la Segunda Guerra, iba en el bote y protestó por el ataque indicando que ya se habían "internado" en Chile, esto significaba que se habían entregado a las autoridades Chilenas por el resto de la guerra, el británico John Luce sencillamente le dijo que eran sus órdenes y que se rindiesen incondicionalmente.


el SMS Dresden levanta la bandera blanca y se rinde


Mientras tanto los alemanes prepararon todo para hundir su propio barco y así lo hicieron, algunas cargas y al fondo de la bahía en apenas media hora al alcanzar la santabárbara (el depósito de armas).

Luego los alemanes fueron internados en Chile y la mitad se escaparon como ya conté que pasó con alemanes en nuestro país, se entiende perfectamente por qué a los británicos les importaba un bledo la neutralidad de nuestros países :D

Pero no todo lo alemán se lo llevaron de vuelta.

En el barco estaba la carga viva la cual ni se molestaron en salvar, como que un chancho era menos importante que una vida humana, así que dejaron todo eso a que se hundiera en la bahía.

Pero un chancho sobrevivió y los británicos del HMS Glasgow lo encontraron!!!

Entre los hierros retorcidos, entre explosiones, aire asfixiante, fuego y agua que entraba a toda velocidad, este chanchito logró salir a la superficie, calculen las probabilidades del pobre cerdo.

Fue rescatado por la tripulación británica que lo encontró NADANDO y decidieron darle una mejor vida que su obvio destino jamonesco: tenerlo como mascota.


El nuevo hogar de Tirpitz


Para ello hacía falta un nombre ¿Que tal si lo llamamos como el Großadmiral Alfred von Tirpitz, básicamente el jefe de toda la marina imperial alemana, responsable de transformarla de un patético grupo de barquitos en la segunda marina de guerra del mundo.

Así fue que lo bautizaron Tirpitz a nuestro cárnico amigo vivió un año en el buque y luego lo pasaron por cuarentena antes de que lo adopte el oficial que lo había descubierto en el mar, éste lo llevó a la escuela naval de la isla Whale en Portsmouth y se transformó en una celebridad local.


No era un chanchito pequeño tampoco


Hasta The Times escribió sobre él dedicándole un párrafo y luego el chanchito fue rematado en 1919 por caridad para juntar dinero para la Cruz Roja británica, obtuvo £1,785 y luego lo compró el duque de Portland quien donó la cabeza embalsamada del pobre chancho (al final terminó cumpliendo su destino) al Imperial War Museum.

Lamentablemente no tuve la suerte de ver su cabeza en el IWM cuando pasé por allí porque lo tienen en depósito pero en 2006 lo volvieron a exponer en una muestra llamada "Los animales de la Guerra" y el siguiente HMS Glasgow llevó encima un par de patas de plata moldeadas con las de Tirpitz, también se encuentran en el IWM.


Nada es eterno Tirpitz! salvo tu cabeza llena de estopa, claro


PS: a todo esto recuerdo que anteayer se cumplió aniversario de la Guerra del Chancho entre EEUU y el Reino Unido que, por suerte, apenas tuvo como víctima a un chancho :D

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Sylar    

    "Nada es eterno Tirpitz! salvo tu cabeza llena de estopa, claro" JAJAJAJAJAJ estalle!! jajajaj

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • chimango    

    pobres los otros chanchitos, terminaron hechos kaputwurst...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    Muy lindo el chancho, pero estoy shockeado, hace 30 años que leo tRipitz en lugar de Tirpitz.

    La quedó por causas naturales o el duque lo cocinó a lo Narda Lepes?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Salvador    

    Excelente y simpático artículo sobre este chanchito. El año pasado en Chile se publicó la novela "Señales del Dresden", en que aparece su historia. Lo bonito es que, pese a las historias tristes de la guerra, la de este animalito tiene un final feliz.

    atte.,

    Salvador C.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador