Ley de Goodhart: Cuando una medida se convierte en el objetivo

Los economistas suelen crear "leyes" o "máximas" que no son leyes sino diría propuestas que hacen sobre ciertos temas. Una de ellas, sugerida por el profesor Charles Goodhart de la London School of Economics propone lo siguiente:

Cuando un indicador socioeconómico se convierte en el objetivo de políticas socioeconómicas pierde el contenido informativo que podría tener.

Es decir, si apuntás todos los cañones al indicador (y no al problema), el indicador pierde sentido, ya no sirve para medir eso que estabas midiendo.

La idea de Goodhart proviene de 1975 cuando el gobierno británico de Margaret Tatcher intentaba dirigir la política monetaria sobre la base de los objetivos de la masa monetaria.

Otros ya habían propuesto ideas similares así que la idea de Goodhart también se conoce como la Ley de Campbell o la Crítica de Lucas.

Lo interesante es que dicha "ley" es aplicable a muchos contextos que van más allá de las respuestas de un mercado.

En 1997 la antropóloga Marilyn Strathern extendió su uso simplificándola así:

"When a measure becomes a target, it ceases to be a good measure"
"Cuando una medida se convierte en objetivo, deja de ser una buena medida"

Esto puede darse, por ejemplo, cuando alguien trata de adelantarse al resultado de una medida realizando acciones antes de que ésta logre algún efecto.

La ley de Campbell reza lo siguiente:

"The more any quantitative social indicator is used for social decision-making, the more subject it will be to corruption pressures and the more apt it will be to distort and corrupt the social processes it is intended to monitor."

"Cuanto más se utilice un indicador social cuantitativo para la toma de decisiones sociales, más sujeto estará a las presiones de la corrupción y más apto será para distorsionar y corromper los procesos sociales que se pretende monitorear."

Un ejemplo claro de esto fue el infame índice Big Mac. Cuando el gobierno kirchnerista estaba en plena destrucción de las estadísticas públicas tenía que hacer algo con este índice.

El mismo es confeccionado por The Economist para tratar de encontrar una paridad entre la moneda y la capacidad de compra real.

Funcionaba hasta que... claro, llegó la presión a MacDonald's y ahí dejó de servir para medir absolutamente nada, al menos en el caso particular de Argentina.

Esto fue corroborado por The Economist y, al menos durante la presidencia de Cristina Fernández, el índice estuvo un poquito dibujado (por ser generosos) con el nefasto Guillermo Moreno haciendo la gran Dalí con las estadísticas y arruinando una de las herramientas más importantes para implementar políticas públicas: el INDEC.

La publicación a veces a tratado de usar otros productos "universales" para tratar de establecer un índice, incluyendo un vaso de agua sucia mal llamada café de Starbucks, pero la idea es básicamente la misma y la realidad también: no en todos lados tenés uno así como no hay un Mac en todo el mundo.

Pero la idea del índice era fácil de fraguar porque sólo funciona en un mundo idealizado donde los gobiernos no se meten con el precio de los privados. Je, Je, Je.

Lo interesante de la "ley" (comillas porque ni es una ley, es apenas una idea) es que algunos consideran la existencia de la inversa ley de Goodhart que es básicamente cuando un gobierno es tan poco creíble.

Esto, al parecer, provoca un efecto contrario: el índice que se utilizaba para medir vuelve a ser creíble porque el gobierno que toma las medidas no lo es. A tomar con pinzas porque toda la teoría económica suele ser un gran bolazo :D

Suelo ser bastante escéptico de las "leyes" de los economistas porque suelen ser hipótesis tiradas al a ire a ver si le pegan a algo, pero usualmente contienen observaciones muy claras de cosas que suceden, son más que nada teorías sociales que económicas porque, claro, la economía tiene mucho de social.

Si te gustó esta nota podés...
Invitame un café en cafecito.app


Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Gustavo V    

    Ciudadano, Ud debe pensar acorde a los dictados debidamente aprobados por el Ministerio de la Verdad.

    d

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • La economía es social.
    Interesante esto, no lo había escuchado (o claramente ya no recuerdo todo lo que leo...). La verdad que sí, que todas las máximas o teorías o leyes económicas son como descripciones de una muestra, son prosa de la estadística exploratoria. Cambia algo y listo, chau teoría y a explicar por qué estaba equivocada.
    Lo que sí, sirven como marco para agarrarse de algo en algún análisis y muchas veces para explicar algo "difícil" para el público masivo.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Manuel    

    Lo mismo pasa con los "indicadores de calidad de la producción científica", el h-index por ejemplo, que mide cuántos artículos con un cierto número de citaciones tiene un autor. Así llegamos a casos en que la gente se preocupa más por la cantidad de publicaciones que por la calidad (en vez de hacer un buen artículo largo sobre un tema y analizarlo en detalle, hacés 5 llenos de repeticiones y poco aporte en sí mismo), y se juntan con otra gente para citarse en círculo (no vaya a ser que sólo tengas autocitaciones, lo cual está mal visto).

    Con eso terminás teniendo la academia llena de gente que "publica" mucho, pero que lleva adelante investigaciones de poca calidad científica...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    No me termina de cerrar porque para algo tenés los indicadores, deberían servir para efectuar acciones. Se me ocurre el ejemplo de la luz de cambio de aceite del auto, indica que tenés un problema con el aceite y debés resolverlo para que el indicador vuelva a su estado nominal. Lo que está mal es taparla con cinta o puentearla para que siempre quede apagada en vez de analizar si tenés el motor partido al medio.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • esa sería una buena explicación del problema :P tapás la lamparita o la anulás, ahora el indicador no sirve para medir nada y tu problema sigue ahí

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
    • Danbat    

      El planteo habla de centrar tus acciones en el indicador y no en lo que indica. Por ejemplo, para calcular la canasta básica el INDEC toma valores de referencia en los mercados. Volviendo a la época de Guillermo Moreno, el precio del pan lo tomaban de un puesto en el Mercado Central que vendía su producción a una fracción del resto. El stock era bajo, lo liquidaban en media hora, pero lo suficiente para que los agentes del INDEC lo registrasen y calculasen la canasta básica con ese valor no representativo.
      La energía estaba enfocada en conseguir que el indicador diera un valor bajo, el famoso "se come por 6 pesos", y no en lograr que el valor fuese lo más representativo posible para tomar acciones que realmente sirvan a la sociedad.

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Ami    

    Uno de los grandes problemas de los economistas mediáticos (y no tanto en los debates académicos) y otros chantapufis que andan por ahí es que olvidan el detalle que la economía es una ciencia social cuyo objeto de análisis está sujeto a múltiples y complejas variables que no siempre se comportan como se infiere en los diversos marcos teóricos.

    Solemos usar conceptos como «ceteris paribus» para realizar análisis teóricos pero muchas veces se olvida que, precisamente, estábamos usamos la herramienta del ceteris paribus y le damos valor de ley a una de sus tantas formas.

    Básicamente en economía una existen diversas leyes y marcos teóricos que ante la variación de determinados parámetros o ante determinados hechos o acontecimientos fortuitos o provocados infiere que puede o no resultar en tal o cual fenómeno a corto mediano y/o largo plazo y luego en la realidad empírica verificarse o no, u hacerlo de forma. Porque los fenómenos del comportamiento humano tanto individual como grupal son menos predecibles que los climáticos.

    Después esta lleno de indicadores raros que cuando te pones a analizar en que consisten hacen agua por todos lados o agregan cosas sin sentido armados al sólo efecto de confirmar la teoría que se propugna. El índice big mac, por caso, es una aberración por donde se lo mida. Por un lado no en todas las culturas tiene la misma valoración del producto ni llegada masiva e incluso sabiendo cuando vale y su masividad, en las culturas que lo valoran de forma masiva como la occidental, mas allá de su precio en dólares (como se acostumbra a utilizarlo) es relevante cuanto tiempo tiene que trabajar una persona promedio para adquirirlo. Puede valer 2 dólares y esos dos dólares representar 20 minutos de trabajo de esa persona o 6 días.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gonzalo    

    El problema del precio del pan es que el valor al que lo pagamos nosotros en la panaderia de la esquina es fantasma. Está recontra inflado x la cantidad de intermediarios, especuladores, y monopolistas. El temita de Moreno era que al no querer darle entidad a esos abusadores, terminaba dibujando el precio del pan a un valor al que era imposible conseguir, por ende una mentira. De ahí sale lo de los precios cuidados, que es un acuerdo en el que se intenta q toda la cadena gane algo decente mientras nosotros tenemos un precio final razonable. Nunca me gustó moreno y su patoterismo, pero tampoco los empresarios que hacen lo q quieren con los precios. Igualmente lo que dejan de ganar con precios cuidados te lo cargan en otro producto.... Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Juan K    

    El caso paradigmático de nuestro país es el dólar, válvula de escape al riesgo de la política argentina. Hablan del "precio del dólar" y lo quieren contener artificialmente (mediante cepo, precio oficial inalcanzable, intervención del mercado reventando activos financieros) para dar referencias de precios a la economía, pero a ésta no le interesa tanto ese sintoma llamado dólar como el verdadero mal: el precio del peso, que cae estrepitosamente por su emisión y baja demanda de la gente. Baja el peso, sube el resto de los activos, el dólar es uno más.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Lola    

    Solo entré por la foto.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador