El Señor Fett Opina: Ser cheto ya no es cheto y cómo una palabra se deformó con el tiempo

¿Qué es ser cheto? Para aquellos que no son argentinos o, más bien, de Buenos Aires, es una palabra sin significado pero allá en el tiempo, puedo recordar en mi infancia, ser cheto era algo bien claro, obvio, específico.

No era cheto cualquiera, no era sólo tener dinero, era además tener cierto "nivel" ya sea en el grupo social donde uno se moviese hasta la escuela a la que se asistiera, no se trataba de economía sino de status social.

Pero hoy en día escucho (y leo) esta palabra utilizándose en un sinfín de definiciones posibles en la que, en cierto modo, ha perdido significado.

Pasemos a un nuevo capítulo del Sr. Fett opinando sobre lo que ya no se puede opinar :D

Cheto es todo aquello que esté por encima de tus posibilidades

Por alguna extraña razón la palabra cobró nuevos significados pero que, al ser tantos, pierden el sentido, la palabra misma cerce de lógica de aplicación, va para todo.

En sociedades con dos o tres clases sociales bien definidas se suele poner un nombre a cada una, pero qué sucede cuando se mezclan (que debería ser lo más natural) y se desintegran, ¿qué etiqueta se le pone a quién?

Cheto era específico de personas muy pudientes, en la imaginación argentina existían tres clases, el pobre, el clase media y el rico, el rico era cheto, el resto estaba muy, muy por debajo.

Desde ya que todos pretendían ser chetos en alguna forma, sea adquiriendo gustos o costumbres de la clase social más alta o, al menos, escalar un poco en dicha interminable estructura social, pero con el tiempo todo eso se fue diluyendo, la estructrura misma.

¿Qué es ser rico? ¿Es lo mismo que cheto? Por cierto que no lo es, el dinero va y viene y un pobre con escasa educación y modales limitados puede acceder a mucho dinero. Esto no es sólo local, sucede en todo el mundo, en Europa suelen tener su aristocracia para tratar de separar al cheto del burgués como sea posible, en EEUU todavía marginan por la escuela que hayas podido pagar y los clubes que frecuentabas, todo se trata de crear pequeños segmentos de exclusividad.

Así que por más dinero que tuvieras en una época no se podía ascender completamente hasta que estas instituciones que fueron el filtro empezaron a languidecer. Tuvieron que aceptar a quien tuviera dinero! Fuere el colegio, el club, el barrio privado, las puertas se abrieron al mejor postor y esto mezcló clases, estilos, gustos al punto de que un partido de Polo hoy por hoy parece una cáncha de fútbol.

Cheto es el otro

Pero ¿Quién es un cheto? El cheto mismo trata de asemejarse a la cultura más callejera, más mundana, trata de vestirse con harapos, de marca, pero con toda la onda harapo, incorpora la cumbia, el asado, no se lava el pelo y, con el tiempo, el cheto se vuelve indistinguible del grasa.

El grasa, que siempre soñó con ser cheto o, en su defecto, desbarrancarlo, ama la idea de ascender ¡Obvio! por qué no habría de querer sentirse especial, exclusivo, incluído en un grupo de gente "bien", todo su sueño hecho realidad, ser respetado, ser tenido en cuenta. Aunque lo hagan sólo porque le fue mejor en los negocios que al cheto engreído, ahora él puede ser cheto, ponerse la chomba, vestir pantalones kaki y mocasines.

Entonces ¿Quién carajos es realmente cheto cuando todos se identifican o creen identificarse con lo que no son? Ah, qué lindo, pero como no soy sociólogo no tengo la más mínima idea, sólo comento lo que veo y lo que veo es más bien ridículo.

En los últimos tiempos "cheto" es un término peyorativo utilizado para referirse a todo aquél que posea algo que yo no. Sea un bien material, una posibilidad en la vida o tan sólo su color de piel.

Cheto es ser blanco, tener ojos azules, se rubia, flaca, tener buen aliento, tener todos los dientes, tener todas tus extremidades.

Cheto es comer todos los días, también tener auto, o poder viajar en Uber, tomar cerveza IPA, comer papas con cheddar, ir al cine, tomarte vacaciones, tener una pelopincho cuando tu vecino no.

Cheto es hablar de corrido, no comerte las eses, tampoco las heces, haber estudiado sin importar si todo se debió a tu gran esfuerzo y dedicación, no importa el sufrimiento que tuviste que padecer para conseguir tus objetivos, si lo lograste sos un cheto porque quien te acuse de tal no lo logró, no se esmeró, necesita denigrarte, reducirte, minimizarte, transformarte en un paria, en algo malo de la sociedad. Si no adoptaste la mediocridad, sos cheto, sos careta, sos gato, sos botón.

Cheto es el otro cuando el otro logró lo que nosotros ni tuvimos el coraje de proponernos.

Cheto no era eso, cheto no sé que es, es todo esto, cheto es el otro.

Si el lenguaje no se entiende, todo es cheto

El lenguaje pasó a ser algo de chetos, mejor romperlo sin un propósito en particular, hablemos mal, que nada se entienda, seamos primitivos porque la educación y las reglas son de cheto.

El ex-cheto devenido en neo-hippie-social-justice-warrior con vergüenza de clase gritará a viva voz que todos aquellos que no mutaron con culpa como él son chetos, señalará con el dedo a sus ex-amigos "como no te integraste sos basura, sos la dictadura, cheto!" aun diciéndolo con la eterna papa en la garganta del cheto más zona norte posible. La culpa ante todo.

No se si sirve de algo usar la palabra "cheto" a esta altura, algunos lo usan como sinónimo de calidad o que queda bien "esto es re cheto" pero hasta con un poquito de culpa "ya se, es re de cheto, pero me gusta".

En los 80s existía la palabra "tilingo" que definía más al grasa pretencioso, el marquero, el que quería ser pero no era. La mayoría de las veces que se usa "cheto" es más bien esto otro, pretensión, falta de sustento, y ahora se suma la ambigüedad de la culpa, sentirse que por querer o pretender algo mejor uno está mal, no debe, está equivocado y será juzgado por los mediocres niveladores-para-abajo que lo han invadido todo.

El grasa vuelve a ser grasa, el cheto vuelve a ser cheto, a su ghetto exclusivo, que no se note, cuanto más alejados mejor, como lo quería el cheto original aunque sea con roles cambiados.

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Ariel    

    Como buen ex-Rugbier con aspiraciones a Cheto mi percepción ante tu post "tilingo" jajajaj...

    Hablando en serio... soy de clase media (Viejo militar pero SubOficial)... me codeaba con gente a la cual definiamos como chetos, generalmente el cheto tal cual explicas no necesita presumir las marcas... ya sabe que tiene plata, no necesita lucirte la chomba polo, lacoste o la martina... el aspirante a cheto usando la legacy ya se sentia incluido aunque el apellido fuera Gonzalez y no Gonzalez del Solar... porque el cheto eran en su mayoria doble apellido...

    En mi experiencia particular nunca me senti marginado, siempre me integraron y gracias a mis estudios y la vida que elegi hoy en dia disfruto de algunas de esas cosas que por ahi de más pibe las veia inalcanzables y que mi pares si tenian, obviamente que con un mayor esfuerzo que de alguien que ya sea por herencia o por familia le costaba bastante menos...

    Me parece una total boludez lo de definir a alguien por cheto o no cheto... yo que se...habra gente que realmente esta mirando lo que tiene el de al lado o no... hoy me visto con mejores marcas que las de Angelo Paolo de mi niñez jajaja pero tampoco me sentiria cheto por tomar mate en un stanley... si por ejemplo apreciaria que en un viaje largo el agua caliente me durara más...

    Tengo amigos a los que se los podria considerar chetos y son grandes tipos y tengo conocidos que no lo son pero que ellos piensan que lo son y son unos idiotas... creo que eso no discrimina mucho el ser o no ser....

    Abriste una grieta Fabio (?) vos y tu blog cheto.... te mando un abrazo mientras tomo mate en mi termo stanley leyendote en mi macbook del 2003 con un mate de chapa enlosado, me estoy cagando quemando los dedos, pero siempre cheto nunca incheto. :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Javier    

    Por esto mismo cheto ya fue, ahora son Tinchos y Milipilis

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • JLO    

    se sigue diciendo esa palabra? yo pensé que era parte de mi pasado... chetos en mi época eran Los Fabulosos Cadillacs en la música jaja... saludos...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Danbat    

    El "cheto" era el que tenía plata (mucha plata) y se le notaba. El que no tenía plata pero quería aparentar era el "careta". Ahí caía buena parte de la clase media que se compraba ropa linda, iba a las playas caras, trataba de hablar culto y tomaba clases de tenis (eran los tiempos previos al pádel, el tenis de los pobres). El "grasa" era el que iba a los lugares caros sin ropa linda ni hablar culto y generaba el rechazo de chetos y caretas (en especial estos últimos, no vaya ser que los chetos se dieran cuenta ).

    Hoy es como dice Fabio, cualquier cosa que te eleve por encima del otro (sea dinero, educación o cultura) garantizará ser destino de la etiqueta "cheto". Se ha convertido totalmente en una expresión de envidia. Ya no se dice "qué envidia" sino "qué cheto sos".

    Para complicar más todo, entre los adolescentes he escuchado la expresión "¡qué cheto!" para describir algo que, en otras épocas, era "cool" por lo que también se usa como admiración.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Revisado: 20/01/2020 - 13:21:13
  • Vaya, tenia mucho tiempo que no leia una publicacion tan buena como esta donde se diera catedra de la etimologia de las palabras argentinas. Esta muy interesante y eso que llegue aqui gracias a twitter sigue haciendo cosas asi, hacen reflexionar mucho

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Horacio    

    Lo que me queda claro finalmente es que ya estás demasiado conserva y reaccionario.
    Ya vas a abrazar los tiempos que corren cuando aceptes que vamos directo a la extinción como país y sociedad y que está bien que suceda.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Pidgetto    

      Alguien le debe haber dicho cheto esta semana

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
      • curiosamente ni una cosa ni la otra, vi a muchos hablar de "cheto" hacia otros y me reía solo viendo cómo la gente se quiere distinguir de otra marcando etiquetas pero usándolas como el otro.

        esa misma gente que etiqueta es la que después se "ofende" si ven a otro etiquetando, la parecer sólo es discriminatorio dependiendo el set de etiquetas a utilizar 🤷‍♂️

        • Citar
        • Comentado:
  • Marcos    

    Horacio dijo:

    Lo que me queda claro finalmente es que ya estás demasiado conserva y reaccionario.
    Ya vas a abrazar los tiempos que corren cuando aceptes que vamos directo a la extinción como país y sociedad y que está bien que suceda.


    Debemos comenzar a aprosivionar los refugios subterráneos?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Horacio    

      Hola!, Jaja nadie me llamó cheto esta semana ni hay que correr a los refugios todavía.
      Lo que sucede es ya existe un gran sector de la población no tiene un aspiracional que perseguir, si cheto significa ya el rechazo a todo lo que una persona no es o no tiene porque no está en sus medios la capacidad de alcanzar algo, es signo que vamos muy mal.

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Marcelo    

    Tilingo! jaja uff esa palabra hace rato no la uso. Le sumamos que el concheto era el q simulaba ser cheto pero no tenia un mango jaja

    Saludos!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Miyia    

    ya no se que es "ser cheta". Igual, tu post me recordó este video de 1957 https://www.youtube.com/watch?v=eUgDbCZLPpY
    Saludos

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • furoya    

    Como en esta entrada del blog se escribió sobre etimología y evolución de palabras, aprovecho a meter un comentario.
    El origen de cheto empieza en poronga. Porque una de sus acepciones es "jefe, capanga, el que manda, el que la tiene más grande", y en muchos casos era el más rico, el dueño de la empresa, o algo parecido.
    Y la esposa no era la poronga sino la concheta (así, una concha con terminación despectiva), porque no solo era una hueca que vivía mantenida con el único fin de comprarse ropa, ir a la peluquería o elegir el lugar de las vacaciones, sino que también se dedicaba a basurear al servicio doméstico, a los empleados del marido y a todo el que consideraba inferior. Y ese estilo de vida fue lo que destacó del conchetismo, que muy pronto se masculinizó en concheto y más tarde tuvo su aféresis en cheto; que pasó rápidamente a los hijos (con características similares a la madre, que no al padre) y se formó una nueva tribu urbana.
    Los chetos eran adolescentes de clase media alta, reconocibles por su blazer y sus jean chupín con mocasines, lo que los convertía en blanco fácil de rollingas y rockeros que los cagábamos a trompadas al cruzarlos por la calle solo porque eran chetos (comprendan, eran fines de los setenta, épocas muy violentas en Buenos Aires). Aunque en pocos años su uniforme cambió, y ya empezaron a ponerse accesorios ridículos inventando una moda nueva cada temporada. Hasta hubo un buen sketch televisivo actuado por Pablo Codevilla y Willy Ruano -un poco exagerado, pero no tanto- que los parodiaba.
    Con mucho estereotipo de mi parte, este fue el comienzo de la historia, el resto ya está bien contado más arriba.

    Un saludo.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador