Vidas Curiosas: Mr.880, la historia del falsificador de billetes de 1 dólar

Durante diez años, desde 1938 a 1948, el servicio secreto de los EEUU intentó dar con un gran falsificador en Nueva York, un falsificador tan prolífico como horrible. Así es, no estamos hablando de un gran estafador de película sino de uno que hacía unos billetes tan horribles que nadie podía creer cómo pasaban por buenos.

Es más: su historia sí que llegó al cine y dieron con el luego de años y años de investigación, gastaron mucho más en encontrarlo que lo que había falsificado porque su estrategia era muy buena: sólo hacerlo con billetes de un dólar.

Usualmente quienes falsifican moneda lo hacen con billetes más grandes, jamás lo harían con los de la menor denominación, porque la idea es ganar mucha plata. Nadie se hace rico con billetes de a uno!

Esto era lo que más desconcertaba a los investigadores y le dieron el nombre de Mr. 880, por el número de expediente, a quien debían encontrar. El problema era lo elusivo que resultaba este criminal, no podían encontrar una sola pista y los billetes nunca aparecían en ningún patrón en particular.

Ahora bien ¿Eran buenas copias? No, para nada, eran horribles pero como prácticamente nadie se fija la validez de un billete tan chico el señor 880 siempre se salía con la suya. Los billetes eran fácilmente identificados en el banco pero quienes los depositaban no estaban al tanto de la calidad de su moneda.

Los numerosos errores en el billete incluían el nombre de Washington mal escrito con un Wahsington, los ojos mal dibujados, el papel que no tenía nada que ver con el papel moneda, era un papel común y corriente.

Las locaciones eran aleatorias y de poco valor, en estaciones de metro, en puestos de la calle, un bar, una tienda, todos pequeños negocios que impedían conectarlo con un patrón en particular porque nunca se repetían. Claro, era NYC y existía infinidad de lugares donde se podían ubicar estos billetes sin ser detectado.

Había, desde ya, una persona detrás de estos suaves crímines, se llamaba Edward Mueller. Edward era de origen austríaco (su apellido original era Juettner) y desde sus 13 años vivía en New York. Una persona bastante común y corriente, modesto, viudo en 1937 cuando deja de trabajar como supervisor de apartamentos y cambia su vida a recolectar cosas usadas y revenderlas.

Obviamente esto no le ofrecía demasiados ingresos y en un punto decidió fabricar su propio dinero. Había un problema: no tenía idea cómo hacerlo.

No siendo un artista igualmente prosiguió con su idea y para 1938 había creado sus propias placas de zinc, apenas lo tuvo listo y seco compró unos caramelos por unos pocos centavos y el vuelto en monedas ya era más que el valor real de dicho papel. Hasta ese momento a ningún falsificador se le había ocurrido hacerlo con billetes tan chicos, algo que hoy en día sí se puede encontrar.

Edward no necesitaba más de 50 dólares por mes, 25 se iban en la renta donde gastaba sus billetes reales, y luego no usaba más de dos billetes al día, siempre en un lugar distinto, jamás repitiendo.

Esto fue clave para mantenerse una década viviendo de arriba con papeles de colores, en cinco años apenas se detectaron 2840 dólares falsos, una cifra ridículamente baja como para que el servicio secreto se preocupara mucho pero al mismo tiempo la impotencia de no dar con él mantenía viva la operación para encontrarlo.

Todo cambió el día en que su apartamento de la 96 y Broadway se incendió, perdió todo incluyendo a su pobre perro, y tuvo que irse a vivir con su hija a las afueras de la ciudad.

Entre los restos que los bomberos fueron sacando para apagar el incendio estaba su prensa y ésta fue encontrada por un grupo de niños jugando entre las ruinas. Allí encontraron no sólo la prensa con el sello, sino unos treinta billetes. Los niños parece que se fijan un poco más en los detalles de los únicos billetes que pueden adquirir así que desde un principio creyeron que eran de juguete.

Uno llevó varios billetes a su casa, su padre los vio y llamó a la policía la cual dio con el servicio secreto, la clave: "Wahsington". Al fin tenían una pista! 10 años después de encontrar el primer billete.

Edward Mueller fue detenido por las autoridades al poco tiempo y disfrutó cada minuto de atención recibido, tenía 73 años y realmente nada que perder, pero además jamás había causado un daño realmente importante ya que nunca le había dado más de dos billetes a ningún comerciante.

Efectivamente el juez consideró lo mismo, era un delito grave, pero no en estas cifras, así que lo envió a la cárcel por un ejemplar año y un día, con una multa de un dólar, aunque sólo tuvo que cumplir cuatro meses en prisión.

Y como les dije, era una historia de película, así que la tuvo en 1950 (trailer aquí tan feo como sus billetes ) con Burt Lancaster persiguiéndolo y Edmund Gwen haciendo de "William 'Skipper' Miller", porque al parecer Mueller no tenía punch como nombre, la película se llamó, esta vez sí con más acierto: Mister 880.

Fuentes: 1, 2, 3

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • SergioDV    

    ja, ja, ja, nada que ver con la distribución en negro de millones de monedas de 1 Peso, cuando 1 Peso = 1 Dólar

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gustavo V    

    recuerdo un informe de la epoca tristemente dorada de los bonos provinciales que muchos eran impresos en papel Ledesma corriente.

    varias provincias vieron que por cada millon emitido el banco habia terminado de pagar 1.3 millones, es decir un 30% de bonos truchos.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • SergioDV    

    Bueno, 1 dolar, pero ajustado por inflación hoy serían 17,45 dólares.
    o sea que serían algo así como $ 1.177,87 (ARS)
    Cambiaba dos dólares por día, o sea $ 2.355,75 (ARS)
    En un mes $ 70.672,5 (ARS)
    En un año $ 859.848,75 (ARS)
    En diez años: $ 8.598.487,50 (ARS)
    No sé, no parece tan poco.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Revisado: 04/11/2019 - 14:14:51
  • JLO    

    jaja me encantó el comentario de SergioDV...

    interesante historia y habría que ver la película a ver si se puede hacer algo interesante con eso... saludos...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    Teniendo en cuenta nuestros cepos cíclicos nacionales en cualquier momento me pongo a conseguir unas placas de zinc, de a dos dólares por día vivo tranqui.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador