El incidente del Laconia



Uno de los casos más "escondidos" por el recuento de la historia de los vencedores es el del Laconia, un barco de tropas británico hundido por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Pero no es que se lo trate de esconder porque cae en la marea de temas repetidos de la guerra sino porque es el disparador de una de las tantas vergüenzas de los aliados durante la contienda.

El cine se ha encargado de hacernos saber que los alemanes eran malos malísimos y que ametrallaban a los supervivientes de naufragios o hundimientos, algo falso pero bien difundido por el cine, el marinero alemán, como los británicos, americanos y de cualquier otro país, al igual que los aviadores, solían tener ciertas "reglas" que cumplir por su "honor" y una de ella era rescatar al vencido.

Cuando el U-156 se encontró con el RMS Laconia, que llevaba 2732 personas entre tripulación y soldados, hizo lo que debía hacer, hundirlo a torpedos, pero luego, como corresponde, emergió para asistir a los supervivientes. He aquí la cuestión, no fue para matarlos, fue para salvarlos, pero la historia no es tan simple...



El Laconia no sólo transportaba tropas propias sino muchos prisioneros de guerra italianos, al hundirse éstos intentaron escapar hacia los botes pero los guardias los detuvieron a bala y bayoneta, la mayoría murió en esta situación caótica (técnicamente un crimen de guerra el cual jamás fue correspondido por los triunfadores aunque los italianos sí que conocen el caso). No sólo esto fue atroz, una vez en el agua, cuando intentaban subirse a los botes o les cortaban las manos a hachazos o les disparaban, truculento es poco hasta que llegaron los tiburones por la sangre. Al menos 1800 prisioneros de guerra italianos murieron aquí.

El comandante del U-156, Kapitänleutnant Werner Hartenstein, sabía que no iba a poder con tantos supervivientes así que emitió un mensaje de radio abierto a toda nave de superficie y otros submarinos en la zona bajo la bandera de la Cruz Roja, el submarino cargó a cuantos rescatados pudo en su cubierta y se mantuvo a flote viajando lentamente a encontrarse con varios barcos de la Francia de Vichy cercanos ya que estaban frente a las costas africanas.

El mensaje decía

Si algún barco puede asistir a la tripulación del hundido Laconia, no atacaré si no soy atacado por barcos ni aviones, ya levanté 193 hombres, posición 4.53 Sur, 11.26 Oeste - submarino alemán.



Capitán Werner Hartenstein


Los británicos interceptaron este mensaje pero lo interpretaron como un truco, una treta de los alemanes para hacerlos caer en una trampa, un error basado más en su prejuicio y desprecio hacia los alemanes que en la razón (hasta esa fecha nunca los marinos alemanes se habían comportado de una manera que sugiriera ese tipo de maniobras).

Dos días después el mensaje pasó a los norteamericanos diciendo que solamente había sido torpedeado, que el buque británico Empire Haven iba al rescate y omitía tanto al submarino alemán como a los barcos franceses que también se sumaban al rescate. Intencional o no los americanos hicieron lo que era lógico, enviar un avión a ver qué se podía hacer, pero uno de ataque antisubmarino, claro.

Un B-24 con base en la isla Ascensión y el mismo Hartenstein, quien ya había colgado la bandera de la Cruz Roja, mensajeó por código morse al piloto del avión. También lo hizo un oficial británico en perfecto inglés, el avión no devolvió el mensaje pero retornó a su base.

Allí el capitán a cargo, Robert C. Richardson III (que luego siguió ascendiendo pero nunca pagó por su "crimen de guerra"), sin saber ni que había una operación de rescate ni de la cruz roja ni nada, ordenó hundir el submarino. La mera orden era una violación total a las reglas de la guerra, a todo tratado escrito hasta el momento. Sea por falta de información o malicia, la orden estaba dada.

El teniente James D. Harden volvió a su avión, despegó con órdenes claras y lanzó su ataque.

El B-24 dejó caer cargas de profundidad, una de ellas cayendo entre los botes que remolcaba el U-156 y matando a decenas de sobrevivientes, Hartenstein no podía esquivar más bombas con tantos botes y gente en cubierta así que desenganchó los botes y le ordenó a todos los que todavía estaban sobre el submarino que se tirasen al agua.

El capitán del submarino sumergió su nave lentamente para darle la posibilidad a los sobrevivientes de no ahogarse de golpe pero el avión realizó varias pasadas más así que siguió una inmersión de emergencia. El submarino ante esta maniobra tomó un ángulo violento y se sumergió completamente.

La tripulación del avión creyó que había logrado hundirlo, hasta recibieron medallas por esto.

El capitán Hartenstein le había indicado a los supervivientes que ellos seguirían el rescate, que no se movieran del lugar, pero al menos dos botes desoyeron esta orden y emprendieron un ridículo viaje hacia las costas africanas, de 68 que lo iniciaron, luego de 27 días, en uno de ellos llegaron 16, en otro, rescatado 40 días después, apenas 4 habían sobrevivido.


En 1942 el U-156 había "visitado" Aruba y salió en las noticias locales luego de su ataque


Mientras tanto el U-507, el U-506 y el submarino italiano Capellini habían llegado, sin saber del ataque aéreo, y empezaban a levantar náufragos. El primero había logrado recuperar 491 personas que incluían a 15 mujeres y 16 niños, el segundo unas 151. Ambos recibieron por radio la orden de dejar en el mar a todo superviviente británico o polaco pero los capitanes desoyeron esto, no iban a dejar a nadie allí para que muriese.

Al menos cinco B-25 partieron de Ascensión para buscar a los submarinos y atacarlos, el B-24 encontró al U-506 y lo obligó a una inmersión de emergencia.

Una vez más un mensaje se mal interpetó y cuando los británicos desde Freeeton le avisaron a Ascensión que los barcos franceses (de Vichy) iban al rescate en la isla entendieron cualquier cosa y se prepararon para una invasión. Por suerte para quienes todavía estaban en el mar esto bloqueó las operaciones de búsqueda y ataque y permitió rescatar a más gente del océano.

Del total de 2732 personas a bordo sólo 1113 sobrevivieron. De los 1619 fallecidos unos 1420 eran italianos, prisioneros de guerra, muchos de ellos no por el mar sino por sus carceleros británicos y polacos.

La mayoría de los sobrevivientes terminaron en Casablanca, pocos meses después los Aliados comenzaban la invasión del norte de África y eran liberados. Pero la historia no termina aquí porque todo esto tuvo consecuencias gravísimas.



Uno creería que, como todo acto de guerra menor, quedaría en esto pero las noticias llegaron a Alemania y el alto mando estaba totalmente indignado. El almirante Dönitz emitió una orden que se llamó en su momento "Triton Null" pero que con el tiempo pasó a llamarse "La Orden Laconia" que básicamente prohibía a sus tripulaciones de submarinistas rescatar a nadie.

Los supervivientes de un ataque debían dejarse flotando allí y que la suerte, o sus propios amigos, los rescatasen. Aun con esta orden muchos submarinistas arriesgaban sus naves y vidas para rescatar a sus víctimas, el código se mantenía aunque con mucho riesgo.

Durante los juicios de Nüremberg de 1946 el fiscal intentó utilizar esta orden como argumento para acusar a Dönitz de crímenes de guerra pero el resultado fue la exposición del papelón cuando se conoció la historia. Es más, el mismísimo Almirante de Flota Nimitz había ordenado algo similar a la Orden Laconia desde el comienzo de la guerra para sus propios submarinos.

Aquí entra toda la legalidad ridícula en el medio, donde un tratado dice básicamente que si un capitán no puede asegurarse el rescate entonces no debe atacar y un largo bla-bla que en términos bélicos es burocracia y no se acerca ni por asomo a la realidad del combate.

Casi todos coinciden en algo: quien ordenó bombardear cometió un acto ilícito, un crimen de guerra. El entonces capitán Robert C. Richardson III argumentó que no sabía que las reglas de la guerra en ese momento permitían a un barco de combate utilizar banderas de la cruz roja, que temía que el submarino atacase a quien fuera al rescate, que asumía que los alemanes sólo estaban rescatando prisioneros de guerra italianos, y un largo etcétera de escusas.

Lo cierto es que por tan mala decisión los almanes se enfrascaron en la guerra total y se les ordenó a sus submarinistas no asomarse. Para el final de la guerra tampoco era que existía mucha oportunidad de esto: el 75% de los submarinistas alemanes murió en combate, toda la tripulación del U-153 se fue a pique luego de ser atacada por un bombardero con cargas de profundidad cerca de Barbados unos meses después.

Fuentes: 1, 2, 3, 3, 4, 5

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Gustavo V    

    The War...

    The War never changes

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Pen Pen    

    Que barbaro. Muy buena historia
    Los yanquis siempre se la dan de heroes y haciendo el bien en el mundo, pero realidad nada que ver

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Arbitror    

    Muy buena historia.
    Me dejó con la intriga de saber cuántos sobrevivientes del ARA Belgrano habrán sido rescatados por los tripulantes del submarino inglés que lo hundió...:s

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Arbitror dijo:

    Muy buena historia.
    Me dejó con la intriga de saber cuántos sobrevivientes del ARA Belgrano habrán sido rescatados por los tripulantes del submarino inglés que lo hundió...:s


    Es medio difícil de teorizar, los submarinos modernos no cuentan con una cubierta plana, si bien tienen más espacio adentro en aguas agitadas es casi imposible emerger sin correr un gran riesgo de hundirse.

    El ARA Belgrano, en particular, carecía de la escolta que requiere un buque de su tamaño que es algo así como un "blanco móvil" por la lentitud de maniobra y lo viejo que era. Si somos fríos, ese barco ni debería haber salido de puerto siendo que era de 1942, no de 1982.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Patricio    

    Fabio Baccaglioni dijo:

    Arbitror dijo:
    Muy buena historia.
    Me dejó con la intriga de saber cuántos sobrevivientes del ARA Belgrano habrán sido rescatados por los tripulantes del submarino inglés que lo hundió...:s


    Es medio difícil de teorizar, los submarinos modernos no cuentan con una cubierta plana, si bien tienen más espacio adentro en aguas agitadas es casi imposible emerger sin correr un gran riesgo de hundirse.

    El ARA Belgrano, en particular, carecía de la escolta que requiere un buque de su tamaño que es algo así como un "blanco móvil" por la lentitud de maniobra y lo viejo que era. Si somos fríos, ese barco ni debería haber salido de puerto siendo que era de 1942, no de 1982.


    Interesantes los dos puntos de vista. Es cierto que el ARA Belgrano era un barco obsoleto que estaba en el lugar equivocado. Sin embargo, si medimos el incidente con la misma vara que usan los británicos con sus enemigos, me cuesta no clasificar el hundimiento del ARA Belgrano como crimen de guerra. Teniendo en cuenta lo que hizo el capitán del submarino alemán después de hundir al Laconia, ¿alguien sabe si los británicos informaron del ataque y la posición del mismo para ayudar con el rescate de los supervivientes?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Nachox    

    Están diciendo en serio como hecho confirmado e irrefutable que al Belgrano lo hundieron los ingleses? me perdí de algo o realmente están tomando la teoría conspiranoica como cierta?? o.O

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Leo FG    

    Nachox dijo:

    Están diciendo en serio como hecho confirmado e irrefutable que al Belgrano lo hundieron los ingleses? me perdí de algo o realmente están tomando la teoría conspiranoica como cierta?? o.O

    El Belgrano, de Malvinas, no el San Juan eh

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Nachox    

    Leo FG dijo:

    Nachox dijo:
    Están diciendo en serio como hecho confirmado e irrefutable que al Belgrano lo hundieron los ingleses? me perdí de algo o realmente están tomando la teoría conspiranoica como cierta?? o.O

    El Belgrano, de Malvinas, no el San Juan eh


    Ah ok, vengo con delay. Perdón :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador