La Batalla de Cambrai

Escrito el , visto 3702 veces Ver usuariopor



Hacia fines de 1917 los británicos lanzaron otra ofensiva, una de las primeras en las que se utilizaron tanques de forma masiva, y aprovechando el mover piezas de artillería de forma silenciosa para ganar el factor sorpresa. Ideas surgidas del brigadier Hugh Elles y el comandante escocés Henry Hugh Tudor.

La idea era acompañar a la infantería con tanques para consolidar los ataques directos a la línea Hindenburg.

La región de Cambrai, sin embargo, era una de las mejor fortificadas ya que no había visto combate y esto había permitido una mayor dedicación a crear los bunkers de concreto más las enormes galerías de trincheras. Los británicos conocían esto y querían probar cuan efectivos eran sus métodos contra las posiciones fortificadas combinando fuego de artillería e infantería más los tanques.





Estos últimos se utilizarían para abrir camino entre los alambrados de púas y la artillería utilizaría un nuevo fusible para los explosivos que no generase los típicos cráteres al detonar antes.

El 20 de Noviembre por la mañana comenzó la operación con un bombardeo sorpresa desde 1000 piezas de artillería contra las defensas alemanes seguido de un ataque con cortina humo para cubrir el avance con el soporte de fuego de barrera 300 metros por delante como habían utilizado previamente en otras batallas.

Los atacantes contaban con seis divisiones más nueve batallones de tanques con unos 437 vehículos blindados, en la reserva una división de infantería y tres de caballería.



En un principio la avanzada fue un éxito logrando una gran victoria y penetrando la línea Hindenburg (Sigfrido) hasta 8 kilómetros.

La división 12° que avanzaba por el flanco derecho llegó hasta Lateau cuando le ordenaron cavar trincheras, la 20° cavó trincheras en La Vacquerie y luego avanzaron hasta capturar el puente entre St.Quentin y Masnières pero el mismo colapsó al intentar cruzar un tanque volviéndolo inútil.

La 6° división capturó Ribécourt y Marcoing pero cuando la caballería quiso ir más allá fueron rechazados en Noyelles.



La 51° se quedó en Flesquières, su primer objetivo, y eso dejó libre el flanco izquierdo entre las divisiones, la distancia entre las divisiones de infantería y los tanques había empezado a aumentar demasiado. Flesquières era uno de los puntos fuertes en la defensa y las tropas alemanas ubicadas allí lograron contener a los tanques dañando unos 40 con fuego de artillería liviana y dejando fuera de servicio al menos 28.

Esto dejó en evidencia que en ciertas situaciones era el tanque el que necesitaba a la infantería para suprimir el fuego de artillería pequeña en las trincheras y cooperar entre sí. De hecho, las tropas en Flesquières eran una de las pocas que habían recibido entrenamiento en tácticas anti-tanque luego de la ofensiva Nivelle. Sin embargo los alemanes dejaron el pueblo a la noche.



Al oeste la división 62° avanzó por Havrincourt hasta Graincourt llegando a los bosques de Bourlon y en el flanco izquierdo la 36° alcanzó la ruta entre Bapaume y Cambrai.

180 Tanques se habían perdido tan sólo en el primer día de los cuales 65 habían quedado destruidos por el combate, 71 sufrieron fallas mecánicas y 43 se habían enterrado en el fango. Las bajas del primer día sumaban unos 4000 británicos más unos 4200 alemanes prisioneros con un excelente avance en apenas seis horas mayor a lo que habían logrado en tres meses aunque no lograron llegar a Bourlon.



La victoria, sin embargo, fue momentánea. Los alemanes fueron muy rápidos a la hora de enviar refuerzos y coordinarlos, esto le impidió a los británicos asegurar la nueva posición y el 21 la batalla se reinició ya sin tanto avance milagroso y trataron de consolidar la posición.

Al norte la batalla por Anneux se volvió difícil y costosa, y el contraataque alemán había comenzado a hacer daño en las filas británicas recuperando Moeuvres el 21 y Fontaine el 22, luego Anneux cayó y la división 62° se encontró en problemas frente al bosque Bourlon. Ahora la saliente se veía expuesta en el flanco pero el comandante británico Haig demandaba Bourlon.



La 62° fue reemplazada por la 40° y el 23 de noviembre con 100 tanques y 430 cañones intentaron, sin resultado positivo, alanzar la localidad donde los alemanes habían dispuesto dos divisiones del grupo Arras más dos en la reserva del grupo Caudry como refuerzo.

La 40° sufrió más de 4000 bajas en tres días pero pronto las reservas británicas quedaron agotadas al mismo tiempo que llegaban los refuerzos alemanes.

El último intento británico se dio el 27 de Noviembre pero si bien comenzó con éxito inmediatamente los alemanes contraatacaron, la saliente de 11 kilómetros por 9.5 detuvo su avance y cavaron trincheras, pero los alemanes rápidamente habían establecido su artillería y el 28 unos 16.000 disparos se realizaron contra las posiciones británicas débiles en el bosque.



Tomar Bourlon fue un objetivo demasiado alto para los británicos, el 2° Ejército alemán desde el 23 consideraba que sus rivales estaban en problemas y que no iban a poder ir más allá del avance inicial, esto habilitó los planes para una contraofensiva.

Veinte divisiones fueron enviadas a Cambrai, no sólo intentarían retomar la saliente de Bourlon sino recuperar las posiciones iniciales de la línea Sigfrido y aprovechar las nuevas tácticas de momentos intensos y cortos de bombardeo más asalto rápido con tácticas de infiltración y pequeños grupos organizados.



El primer asalto a Bourlon lo realizaron tres divisiones del grupo Arras a cargo de von Moser, el grupo Caudry atacaría desde Bantouzelle a Rumilly buscando llegar a Marcoing, el grupo Busigny haría su parte desde Banteu. Estos dos grupos tenían siete divisiones cada uno.

El 30 de Noviembre el ataque alemán comenzó, por el sur sin embargo el avance fue muy rápido y de forma inesperada casi capturan a los comandantes de las divisiones 29° y 12° con el mismo Brigadier General Vincent teniendo que liarse a tiros para poder escapar de su tienda de comando y emprender la retirada.



En Bourlon a diferencia del sur las bajas fueron muy superiores con violentos combates ya que los británicos se defendieron sin retirarse aprovechando también que su posición estaba bien concentrada.

Esto sirvió para defender un punto pero no la región ya que los alemanes pudieron avanzar libremente fuera de Bourlon y sólo la llegada de reservas y tanques lograron evitar un rodeo. Al día siguiente los británicos tuvieron que retirarse hasta el margen este del canal de St.Quentin y los alemanes formaron una línea entre Quentin y Marcoing. El 3 de Diciembre Haig aceptó la situación y ordenó la retirada británica.



Para el 7 habían abandonado todo el territorio tomado a excepción de una porción de la línea Hindenburg/Sigfrido alrededor de Havrincourt, Ribécourt y Flesquières. Al sur, en cambio, fueron los alemanes los que ganaron terreno aunque no tanto como lo perdido.





El resultado de estaba batalla mostró una falencia notable de las defensas de trincheras, podían ser superadas y derrotadas, no eran inexpugnables, la misma línea Hindenburg que había sido creada para lograr esto, era vencida en un sólo ataque. Esto abría el potencial para nuevas batallas con tanques que obligarían a los alemanes a derivar tropas de un lado al otro para tratar de cubrir los huecos en el frente. Por su parte los alemanes confirmaron la efectividad de los grupos de asalto que ya habían utilizado antes en el Frente Oriental.

Las bajas fueron importantes, unas 40.000 para los británicos y 53.000 para los alemanes y unos 180 tanques perdidos.





Tomada de mi libro 1914 que pueden conseguir aquí


Comentarios

  1. Esta batalla debió ser una de las primeras demostraciones de lo que más tarde conocimos como blitzkrieg, el avance relámpago.

    Lo interesante es que desde hace miles de años que se intenta, por diversos métodos, sustituir a la infantería del campo de batalla (con caballería, cañones, tanques, aviones y ahora robots) pero sigue siendo fundamental para tener control del terreno aun sabiendo que se pierde más gente que con los otros métodos combinados.

    Como sea, si algo aprendimos con los simuladores de batalla es que cada vez que te rechazan una ofensiva la solución es construir cuatro veces más tanques y volver a intentarlo hasta lograr duplicar la Batalla de Kursk Enlace.

    Citar »
  2. Danbat dijo:
    Esta batalla debió ser una de las primeras demostraciones de lo que más tarde conocimos como blitzkrieg, el avance relámpago.

    Lo interesante es que desde hace miles de años que se intenta, por diversos métodos, sustituir a la infantería del campo de batalla (con caballería, cañones, tanques, aviones y ahora robots) pero sigue siendo fundamental para tener control del terreno aun sabiendo que se pierde más gente que con los otros métodos combinados.

    Como sea, si algo aprendimos con los simuladores de batalla es que cada vez que te rechazan una ofensiva la solución es construir cuatro veces más tanques y volver a intentarlo hasta lograr duplicar la Batalla de Kursk Enlace.


    tengo pendiente todavía escribir nota sobre la batalla de Kursk

    Citar »
  3. Yo alucino con las cifras de muertos en cada una de estas batallas...

    Citar »
  4. Buenas, paso a comentarte que tu libro ya no se puede comprar tu libro con bitcoins:

    Please Donate To Bitcoin Address: [[address]]
    Donation of [[value]] BTC Received. Thank You.
    [[error]]

    Citar »
  5. Es increíble la cantidad de vidas humanas perdidas por nada, todos los números de bajas tienen de entrada 3 ceros.

    Citar »
  6. Carlos dijo:
    Es increíble la cantidad de vidas humanas perdidas por nada, todos los números de bajas tienen de entrada 3 ceros.
    Es que las campañas ya se piensan así. Salvo ataques muy puntuales, para toda ofensiva en tierra se acepta que habrán bajas y que serán cuantiosas. Como ejemplo, la Operación Soberanía que planeaba invadir Chile contemplaba unos 50 mil soldados argentinos muertos Enlace. Así, alegremente.

    Citar »
  7. Excelente articulo.

    la guerra al aumentar la tecnologia solo aumento la cantidad de bajas.

    y guerras tipo las actuales contra IRAK/Afganistan a pesar de conquistar los territorios el nivel de desgaste que tienen en hombres, recursos y opinion publica hace que sean casi como haber perdido a la larga.

    Citar »
  8. Gustavo V dijo:
    Excelente articulo.

    la guerra al aumentar la tecnologia solo aumento la cantidad de bajas.

    y guerras tipo las actuales contra IRAK/Afganistan a pesar de conquistar los territorios el nivel de desgaste que tienen en hombres, recursos y opinion publica hace que sean casi como haber perdido a la larga.

    Lo de aumentar la cantidad de bajas es relativo porque hay que calcularlo en función de la población involucrada. Según ciertos estudios la proporción de mantiene y en otros incluso va a la baja Enlace. En la antigüedad un invasor te arrasaba un pueblo y mataba a casi todos los habitantes, esclavizando a los sobrevivientes. Una conquista podía implicar la muerte de un cuarto o un tercio de la población invadida. Hoy eso serían millones de muertos.

    Pero es cierto que hoy las guerras cuestan más que antes. Los gobiernos que tenían dominio sobre los medios de comunicación la tenían más fácil a la hora de llevar una guerra. Ahora con Internet se les hace más difícil esconder los muertos a los que podemos conocer con nombre y apellido en minutos y al otro lado del mundo y, con cierta suerte, hasta podemos ver el video cuando fue abatido.

    Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace

Guardar los datos: Si / No