El megatsunami de Lituya Bay



Hay un tsunami que, por lejos, supera a la mayoría de los tsunamis conocidos, de hecho, es la ola más alta y bestial de la que se tenga registro medible, el tsunami de la bahía Lituya.

El 9 de Julio de 1958, en Alaska, un terremoto de magnitud 7.8 (en Mercalli llegó a XI, extremo) se dio en la bahía en la falla de Fairweather. Ya de por sí un gran terremoto es motivo suficiente para un lindo oleaje pero el hecho de provocar el desprendimiento de una masa de 30 millones de metros cúbicos de piedras fue suficiente, 90 millones de toneladas de piedras cayeron desde varios centenares de metros de altura hacia la bahía.

El impacto se escuchó hasta 80 kilómetros de distancia, la bestial masa de tierra y piedra empujó el agua de la bahía en una ola que alcanzó los 525 metros de altura, sí, leyeron bien, ¡525 metros!





La noche del 9 de julio era luminosa, estando tan al norte y siendo verano, aun a las 10 de la noche había luz. Un testigo, Howard Ulrich, sintió el terremoto, escuchó un ruido enorme y vio cómo el glaciar "saltaba" por los aires y se desmoronaba parte de él. Aunque es un relato algo extraño ya que desde donde estaba el muelle donde se encontraba era imposible ver el glaciar, pero ese fue su relato, que justamente vio algo que jamás había visto desde ese lugar.



Lo siguiente fue una ola monstruosa que mató a cinco personas pero no a éste testigo (y algunos otros) que lograron sobrevivir, en su caso montando la ola en su embarcación, mucha suerte por cierto, puede parecer raro que en un lugar tan remoto hubiese gente, pero la bahía era un lugar interesante de pesca, había tres botes allí, además de un grupo de alpinistas canadienses subiendo al monte Fairweather.



Ulrich logró salvarse apuntando su bote hacia la ola, ya no de 500 metros pero sí de una veintena de metros, suficiente para destruir su bote, y junto a su hijo logró sobrevivir uno de los momentos más raros que podían llegar a vivir.



Bill Swanson y su esposa también estaban pescando y también sobrevivieron, a ella el pelo se le volvió blanco luego del incidente y él volvió a intentar entrar a la bahía en 1962 muriendo de un infarto ahí mismo, seguramente la emoción habría sido demasiado fuerte (Pero esto son historias de gente de Alaska, seguro hay algo de mito en todo ello :D)



El desmoronamiento fue mayor de lo calculado en su momento porque no sólo cayó media montaña, además arrastró y provocó desprendimientos secundarios y los sedimentos del glaciar Lituya, provocando el movimiento de 5 a 10 veces más material que el del mismo alud.



Aun estando muy alejado fue uno de los primeros momentos en los que se pudo estudiar un megatsunami desde cerca y actualmente hay mucha información al respecto.

Este estudio tiene data no sólo de este megatsunami sino de otros de los que hay evidencia de sobra.

Es que en la misma bahía de Lituya no era la primera vez que sucedía, al igual que en 1958 en varias ocasiones exploradores notaron la destrucción de la vegetación hasta cierta altura. Por ejemplo Jean Francois de Galaup, quien descubrió la bahía, ya lo había notado en 1786, luego en 1854 y 1916 también. Definitivamente sigue siendo un lugar muy inestable.



Así se ve en la actualidad

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Gabriel    

    Eso nos da una idea de lo que puede ocurrir si un gran meteorito o cometa cae en el océano

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gabriel dijo:

    Eso nos da una idea de lo que puede ocurrir si un gran meteorito o cometa cae en el océano


    según la evidencia existente: extinción masiva del 95% de las especies :P

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Carlos+F.    

    Fabio Baccaglioni dijo:

    Gabriel dijo:
    Eso nos da una idea de lo que puede ocurrir si un gran meteorito o cometa cae en el océano


    según la evidencia existente: extinción masiva del 95% de las especies :P


    El asunto es que un meteorito aparte de empujar el agua como en este caso, entraría con tal velocidad que evaporaría una gran masa de esta, como el vapor se expande empujaría aún con mayor fuerza al agua que siga líquida.
    Pero el meteorito no es lo peor, estos caen de un poco menos de la órbita de Júpiter.
    Los cometas viene cayendo al Sol desde mucho más lejos, entonces golpearían a la tierra al menos 5 veces más rápido. Un cometa es un jaque mate, no hay escapatoria (incluso uno pequeño haría mucho daño).

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Danbat    

    Según estudios geológicos, en la zona del lago Nahuel Huapi también hubieron desmoronamientos de este tipo (y supongo que extensivo a toda la Patagonia cordillerana). Por ejemplo, lo que hoy es el mallin de Colonia Suiza es material que se derrumbó del cerro López (por donde sube el camino) y rellenó una bahía del lago Moreno. También hay evidencias de desmoronamientos en los brazos Tristeza y Blest. Sobre este último los cerros laterales tienen mucha pendiente y si bien no hay indicios que vaya a haber un desmoronamiento masivo "pronto", es un riesgo. La ola que se generaría barrería Llao Llao, península San Pedro y buena parte de la parte baja de Bariloche. Algo digno de ver desde la cima del Otto.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • cxbop    

    Hace tiempo agarré un documental hablando de este evento.
    Muy interesante, lo explicaban a nivel geológico con expertos en el mismo lugar haciendo estudios de las laderas, rocas y sedimentos.
    El culpable son finísimas napas de agua subterránea que se va infiltrando y produce un efecto "lubricante" entre las rocas.

    No recuerdo dónde lo vi, seguro que NatGeo o Discovery Science.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador