Maquiavelo y cómo ser un caradura instruido

Muchos utilizan el término maquiavélico para definir algo malo o negativo, pero en realidad se equivocan, maquiavélico puede definirse como "Modo de proceder con astucia, doblez y perfidia." como dice el diccionario o para entenderlo mejor podemos tomar la base de donde nace, El Príncipe, de Maquiavelo, (el diccionario también define "Doctrina política de Maquiavelo, escritor italiano del siglo XVI, fundada en la preeminencia de la razón de Estado sobre cualquier otra de carácter moral.") o más bien un manual de caradura político, ejje.

Si leen este resumen entenderán cómo se manejan en la política actual y desde hace años, los conceptos son los mismos, nunca cambian, Maquiavelo tuvo la genialidad de poder traducirlos en palabras y conceptos básicos, así como Sun Tzu lo hizo para el arte de la guerra, Maquiavelo le sumó la política.



Resistencia a los cambios

Los hombres viven tranquilos si se les mantiene en las viejas formas de vida. La incredulidad de los hombres, hace que nunca crean en lo nuevo hasta que adquieren una firme experiencia de ello. La naturaleza de los pueblos es muy poco constante: resulta fácil convencerles de una cosa, pero es difícil mantenerlos convencidos.

La venganza

A los hombres se les ha de mimar o aplastar, pues se vengan de las ofensas ligeras ya que de las graves no puede: la afrenta que se hace a un hombre debe ser, por tanto, tal que no haya ocasión de temer su venganza.

Cuando iniciar el combate

No se debe jamás permitir que se continúe con problemas para evitar una guerra porque no se la evita, sino que se la retrasa con desventaja tuya.

Imitar a los grandes hombres

Un hombre prudente debe discurrir siempre por las vías trazadas por los grandes hombres e imitar a aquellos que han sobresalido extraordinariamente por encima de los demás, con el fin de que, aunque no se alcance su virtud algo nos quede sin embargo de su aroma.

Las recompensas

Quien cree que nuevas recompensas hacen olvidar a los grandes hombres las viejas injusticias de que han sido víctimas, se engaña.

La crueldad

Se puede hacer un buen o mal uso de la crueldad. Bien usadas se pueden llamar aquellas crueldades (si del mal es lícito decir bien) que se hacen de una sola vez y de golpe, por la necesidad de asegurarse, y luego ya no se insiste más en ellas, sino que se convierten en lo más útiles posible para los súbditos. Mal usadas son aquellas que, pocas en principio, van aumentando sin embargo con el curso del tiempo en lugar de disminuir.

Las injusticias y los favores

Las injusticias se deben hacer todas a la vez a fin de que, por probarlas menos, hagan menos daño, mientras que los favores se deben hacer poco a poco con el objetivo de que se aprecien mejor. Los hombres, cuando reciben el bien de quien esperaban iba a causarles mal, se sienten más obligados con quien ha resultado ser su benefactor, el pueblo le cobra así un afecto mayor que si hubiera sido conducido al Principado con su apoyo.

Prudencia

El que no detecta los males cuando nacen, no es verdaderamente prudente.

El arte de la guerra

Un príncipe que no se preocupe del arte de la guerra, aparte de las calamidades que le pueden acaecer, jamás podrá ser apreciado por sus soldados ni tampoco fiarse de ellos.

Lo que se debe hacer

Quien deja a un lado lo que se hace por lo que se debería hacer, aprende antes su ruina que su preservación.

Generosidad

Hay que ser liberal con todos aquellos a quienes no quita nada - que son muchísimos - y tacaño con todos aquellos a quienes no da, que son pocos.
Con aquello que no es tuyo ni de tus súbditos se puede ser considerablemente más generoso. El gastar lo de los otros no te quita consideración, antes que la aumenta.

Castigos

Con poquísimos castigos ejemplares será más clemente que aquellos otros que, por excesiva clemencia, permiten que los desórdenes continúen, de lo cual surgen siempre asesinatos y rapiñas.

Naturaleza humana

Se puede decir de los hombres lo siguiente: son ingratos, volubles, simulan lo que no son y disimulan lo que son, huyen del peligro, están ávidos de ganancia; y mientras les haces favores son todos tuyos, te ofrecen la sangre, los bienes, la vida y los hijos cuando la necesidad está lejos; pero cuando ésta se te viene encima vuelven la cara. Los hombres olvidan con mayor rapidez la muerte de su padre que la pérdida de su patrimonio.
La naturaleza de los hombres es contraer obligaciones entre sí tanto por los favores que se hacen como por los que se reciben.

Evitar el odio del pueblo

El príncipe debe hacerse temer de manera que si le es imposible ganarse el amor del pueblo consiga evitar el odio, porque puede combinarse perfectamente el ser temido y el no ser odiado. El príncipe debe evitar todo aquello que lo pueda hacer odioso o despreciado.

Fidelidad a la palabra dada

No puede un señor prudente - ni debe- guardar fidelidad a su palabra cuando tal fidelidad se vuelve en contra suya y han desaparecido los motivos que determinaron su promesa. Si los hombres fueran todos buenos, este precepto no sería correcto, pero- puesto que son malos y no te guardarían a ti su palabra- tú tampoco tienes por que guardarles la tuya.

Delegar las medidas impopulares

Los príncipes debe ejecutar a través de otros las medidas que puedan acarrearle odio y ejecutar por sí mismo aquellas que le reportan el favor de los súbditos. Debe estimar a los nobles, pero no hacerse odiar del pueblo.

Entretener al pueblo

Se debe entretener al pueblo en las épocas convenientes del año con fiestas y espectáculos.

Alianzas

Hay que guardarse de entablar una alianza con alguien mas poderoso que tu para atacar a otros, a no ser que te veas forzado a ello. La razón es que en caso de victoria te haces su prisionero y los príncipes deben evitar en la medida de lo posible el estar a discreción de los demás. También se adquiere prestigio cuando se es un verdadero amigo y un verdadero enemigo, es decir, cuando se pone resueltamente en favor de alguien contra algún otro. Esta forma de actuar es siempre más útil que permanecer neutral, porque cuando dos estados vecinos entran en guerra, como son de tales características que si vence uno de ellos haya de temer al vencedor. El vencedor no quiere amigos dudosos que no lo defiendan en la adversidad; el derrotado no te concede refugio por no haber querido compartir su suerte con las armas en la mano.

Prestigio

Ayuda también bastante dar ejemplos sorprendentes en su administración de los asuntos interiores, de forma que cuando algún subordinado lleve a cabo alguna acción extraordinaria (buena o mala), se adopte un premio o un castigo que de suficiente motivo para que se hable de él. Hay que ingeniárselas, por encima de todo, para que cada una de nuestras acciones nos proporcionen fama de hombres grandes y de ingenio excelente. Hay muchas gentes que estiman que un príncipe sabio debe, cuando tenga la oportunidad, fomentarse con astucia alguna oposición a fin de que una vez vencida brille a mayor altura su grandeza.

Elección y manejo de consejeros

No hay otro medio de defenderse de las adulaciones que hacer comprender a los hombres que no te ofenden si te dicen la verdad; pero cuando todo el mundo puede decírtela te falta el respeto. Un príncipe prudente se procura un tercer procedimiento: elige hombres sensatos y otorga solamente a ellos la libertad de decirle la verdad, y únicamente en aquellas cosas de las que les pregunta y no de ninguna otra.

Simular y disimular

Es necesario ser un gran simulador y disimulador: y los hombres son tan simples y se someten hasta tal punto a las necesidades presentes que el que engaña encontrará siempre quien se deje engañar. Cada uno ve lo que parece, pero pocos palpan lo que eres. La poca prudencia de los hombres impulsa a comenzar una cosa y, por las ventajas inmediatas que ella procura, no se percata del veneno que por debajo está escondido.

Cualidades del Príncipe

De ciertas cualidades que el príncipe pudiera tener, incluso me atreveré a decir que si se las tiene y se las observa siempre son perjudiciales, pero sí aparenta tenerlas son útiles; por ejemplo: parecer clemente, leal, humano, íntegro, devoto, y serlo, pero tener el ánimo predispuesto de tal manera que si es necesario no serlo, puedas y sepas adoptar la cualidad contraria.

Fuente:
http://www.geocities.com/Tokyo/Harbor/8292/maquiavelo.htm

Categoría: Artículos Etiquetas:  
Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Cattel    

    Fabio, serán útiles y todo, pero no dejan de ser negativas. Son la exaltación del fin sobre los medios. Y no olvidemos que era libro de cabecera de Me*em (si es que lo leyó). Hay varias de estas premisas que son base del neoliberalismo (y eso si que es negativo). La última regla que posteás propone ser como debas ser para triunfar, no importa cómo. Mmmmm...

    (hoy vine disfrazado de MaxD!)

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fabio    

    es totalmente negativo si se lo usa para ese fin, maquiavelo no te dice que seas bueno o malo, si no que te da la forma de serlo en un lindo resumen pensá que El Príncipe son los consejos de él al príncipe, desde ya que no es un manifiesto socialista ni humanista, todo lo contrario, es el medio para mantenerse en el poder sin que nadie te toque el culo.

    Tampoco el Arte de la Guerra de Sun Tzu te enseña a ser bondadoso, simplemente te explica como ganarle a tu enemigo y es el libro de cabecera para negocios en algunos lugares (oriente principalmente y hasta wall street).

    El neoliberalismo aplica la mayoría de estos preceptos y los escuda en "libertad" como gran excusa, si no los dejás tener libre mercado de monopolios te acusan de comunista represivo

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • MaxD    

    Cattel, te queda bien el traje Guiño

    Está claro que el soberano de Florencia (Don Lorenzo de Médici) no tuvo que leer <i>El Príncipe</i> para conocer estas máximas. Lo que hace Maquiavelo es publicarlas en un texto cuando antes nadie se había atrevido a hacerlo. Comienza a quebrarse la ética aristotélica y se abre paso la forma moderna de política. El colectivo social se vuelve divisible, Se hace posible la categoría de individuo (claramente se observa el corte <i>individualista</i> del texto), base fundamental, unidad de análisis de la sociedad moderna.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fabio    

    no tenerlo en cuenta sería ver el mundo con un solo ojo Cattel

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    No un solo ojo, pero muy idealista, puede ser. Que el mundo funcionase sin esas reglas sería lo más sano posible... pero en eso andan trabajando varias religiones milenarias y no han avanzado mucho...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    ¿Che, el "colectivo social" tiene el mismo recorrido que el 60?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • MaxD    

    Algo así, viste que tiene muchos ramales... y si no te fijás bien, te vas para cualquier lado.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Arkhos    

    Muy bueno Fabio, excelente resumen. La verdad es que la política se maneja así desde hace siglos, en lamentable porque esta apuntado a perpetuarse en el poder de forma poco grata para lo que lo suben al poder. Tendría que existir un libro tipo el "anti-principe" que te diga formas de gobernar efectivas que sean mas eficientes para el estado y no para la persona... sin caer en el socialismo extremo digo...
    Una cosa interesante de este texto es que satisface la necesidad de mucha gente de encontrar €œel manual para€ lo que le deja poco para pensar y mucho para hacer. ¿Que gobernante/dictador/presidente/rey/emperador hay extremadamente (o no tanto) exitoso que no haya aplicado estos métodos? (me sale el mariscal Tito pero no se nada del chabon€¦ tendría que leer algo€¦)

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • ommi´s    

    como todos sabemos, la politica(como ciencia) es el estudio sistematizado del gobierno, asi pues,lo tenemos que analizar como una disciplina mas, no como un tabú que arrastra, como el grueso de la sociedad piensa, corruptelas, mafias, enganos,
    para terminar, me encanto el pricipe de maquiavelo.
    y una cosa que no va al caso, me enamore de los ojos de sofia muñoz....

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • edwin    

    Creo que el Principe es solo un manual que habilmente Maquiavelo escribio, con las evidentes cosas que sucedian en esa epoca y que sistemas politicos mas o menos, sigue aproximadamente igual. Es -salvando las distancias- como el informe de la "Comision Especial Investigadora sobre Hechos ilicitos vinculados con el lavado de dinero" de la Honorable camara de Diputados de la Nacion (Elinforme Carrio), que levanto alguna polvareda pero salvo los detalles todo el mundo sabia o sospechaba de este asunto.

    Creo que por un error comprensible se lo ha cargado de maldad al pobre de Maquiavelo y se ha demonizxado al Principe; porque admas de no comprender el contexto ne el cual fue propuesto y que alude MaxD. Como tambien dice Fabio estos libros (añade El Arte de la Guerra) solo ponen por escrito conceptos especificos que no van apuntados ni al bien ni al mal, sino a situaciones particulares.

    Es sintomatico que la mayoria de los politicos se vanaglorien de tener como libro de cabecera a El Principe, porque -conozco varios- dudo que les sea de utilidad. En cualquier interna del PJ o la UCR este libro quedaria como un manual para jardin de infantes :D

    Es algo asi como la tendencia snob de los yuppies de declamar que Tzun Tzu es su autor predilecto, solo porque nombra estrategias belicas y suena bien....

    Si realmente quieren ller algo mas profundo y escandalizante,les propongo que lean "Los dialogos en el infierno entre Maquiavelo y Montesquiu" de Maurice Joli (1848 me parece) en el cual descubrirabn entre otras interesantes cosas que son los textos originales en los cuales la ojrana se baso para "Los Protocolos", Hitler su "mein Kampf" y otros mas....

    Aparte de estas consideraciones, el estracto de Fabio esta muy bueno, los comentarios son altamente instructivos y por supuesto se pueden tomar valiosos conceptos que aprovechare a poner en un libro que podriamos llamar El Primogenito :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • edwin    

    * Montesquieu ---

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • mali    

    fabio ¿crees tu que la filosofia y la clase del poder que "El Principe" nos presenta aun tienen vigencia?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fabio    

    sin dudas

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • jhony    

    Muchos adultos, politicos sobre todo, jóvenes, etc aún hoy leen a Maquiavelo, sigue totalemente vigente. Es más,conozco gente que lo tienen como libro de cabecera.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • edwin    

    SI, hay tontos que aun no han hecho el upgrade... :D
    Insisto, hay mejor literatura si quieren dominar el mundo ....

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • ivet    

    coincido totalmente en su vgencia, ya que cuando yo lo lei, me decia esto esta bueno para enviarselo a fulanito de tal (ex presidente) o incluso a muchos actuales.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • fiorela    

    si amquiavelo estubiera vivo , me casaria con el o tendria un hijo con el ,

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • luis    

    es un libro muy interesante que de vemos poner en practica ya que todo el mundo te quiere sacar ventajas y eso te enseña a manejarte en diferentes situaciones

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    ... y los altos ideales de la humanidad mejor los postergamos para el año 5500... si es que no nos matamos entre nosotros mucho antes.

    ¡Qué lo parió!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • no se de que reirme antes... la frase "conquistar el mundo" esta demode, gente. OUT. Guiño
    Eso de casarse con Maquiavelo o tener hijos es otra cosa, mucho mas IN.
    Aunque si me caso con un tomuer no vuelvo a cobrar los derechos de autor, no? mmm. Mejor tener un hijo, pero le quedara algo que ´exprimir´? dudo que se haya tomado la precaucion de guardar una muestra...
    Cattel, no tenes la Guia T o la vieja Peuser sobre el recorrido de los colectivos, tipo jauria, piara, bandada... cuac!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Anónimo    

    lo siento pero la forma en como se expresa el articulo el realmente ridiculo ya que no hay derecho a que este sea asi.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • londhres    

    el arte de la guerra de zun tzu es facinante puesto que nos enseña estrategias para nuestra vida diaria, leanlo bien y luego me comentan logicamente lo que lograron comprender

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • londhres    

    maquiavélico puede definirse como "Modo de proceder con astucia, doblez y perfidia." como dice el diccionario o para entenderlo mejor podemos tomar la base de donde nace, El Príncipe, de Maquiavelo, (el diccionario también define "Doctrina política de Maquiavelo, escritor italiano del siglo XVI, fundada en la preeminencia de la razón de Estado sobre cualquier otra de carácter moral.") o más bien un manual de caradura político, ejje.

    Si leen este resumen entenderán cómo se manejan en la política actual y desde hace años, los conceptos son los mismos, nunca cambian, Maquiavelo tuvo la genialidad de poder traducirlos en palabras y conceptos básicos, así como Sun Tzu lo hizo para el arte de la guerra, Maquiavelo le sumó la política.


    Resistencia a los cambios

    Los hombres viven tranquilos si se les mantiene en las viejas formas de vida. La incredulidad de los hombres, hace que nunca crean en lo nuevo hasta que adquieren una firme experiencia de ello. La naturaleza de los pueblos es muy poco constante: resulta fácil convencerles de una cosa, pero es difícil mantenerlos convencidos.

    La venganza

    A los hombres se les ha de mimar o aplastar, pues se vengan de las ofensas ligeras ya que de las graves no puede: la afrenta que se hace a un hombre debe ser, por tanto, tal que no haya ocasión de temer su venganza.

    Cuando iniciar el combate

    No se debe jamás permitir que se continúe con problemas para evitar una guerra porque no se la evita, sino que se la retrasa con desventaja tuya.

    Imitar a los grandes hombres

    Un hombre prudente debe discurrir siempre por las vías trazadas por los grandes hombres e imitar a aquellos que han sobresalido extraordinariamente por encima de los demás, con el fin de que, aunque no se alcance su virtud algo nos quede sin embargo de su aroma.

    Las recompensas

    Quien cree que nuevas recompensas hacen olvidar a los grandes hombres las viejas injusticias de que han sido víctimas, se engaña.

    La crueldad

    Se puede hacer un buen o mal uso de la crueldad. Bien usadas se pueden llamar aquellas crueldades (si del mal es lícito decir bien) que se hacen de una sola vez y de golpe, por la necesidad de asegurarse, y luego ya no se insiste más en ellas, sino que se convierten en lo más útiles posible para los súbditos. Mal usadas son aquellas que, pocas en principio, van aumentando sin embargo con el curso del tiempo en lugar de disminuir.

    Las injusticias y los favores

    Las injusticias se deben hacer todas a la vez a fin de que, por probarlas menos, hagan menos daño, mientras que los favores se deben hacer poco a poco con el objetivo de que se aprecien mejor. Los hombres, cuando reciben el bien de quien esperaban iba a causarles mal, se sienten más obligados con quien ha resultado ser su benefactor, el pueblo le cobra así un afecto mayor que si hubiera sido conducido al Principado con su apoyo.

    Prudencia

    El que no detecta los males cuando nacen, no es verdaderamente prudente.

    El arte de la guerra

    Un príncipe que no se preocupe del arte de la guerra, aparte de las calamidades que le pueden acaecer, jamás podrá ser apreciado por sus soldados ni tampoco fiarse de ellos.

    Lo que se debe hacer

    Quien deja a un lado lo que se hace por lo que se debería hacer, aprende antes su ruina que su preservación.

    Generosidad

    Hay que ser liberal con todos aquellos a quienes no quita nada - que son muchísimos - y tacaño con todos aquellos a quienes no da, que son pocos.
    Con aquello que no es tuyo ni de tus súbditos se puede ser considerablemente más generoso. El gastar lo de los otros no te quita consideración, antes que la aumenta.

    Castigos

    Con poquísimos castigos ejemplares será más clemente que aquellos otros que, por excesiva clemencia, permiten que los desórdenes continúen, de lo cual surgen siempre asesinatos y rapiñas.

    Naturaleza humana

    Se puede decir de los hombres lo siguiente: son ingratos, volubles, simulan lo que no son y disimulan lo que son, huyen del peligro, están ávidos de ganancia; y mientras les haces favores son todos tuyos, te ofrecen la sangre, los bienes, la vida y los hijos cuando la necesidad está lejos; pero cuando ésta se te viene encima vuelven la cara. Los hombres olvidan con mayor rapidez la muerte de su padre que la pérdida de su patrimonio.
    La naturaleza de los hombres es contraer obligaciones entre sí tanto por los favores que se hacen como por los que se reciben.

    Evitar el odio del pueblo

    El príncipe debe hacerse temer de manera que si le es imposible ganarse el amor del pueblo consiga evitar el odio, porque puede combinarse perfectamente el ser temido y el no ser odiado. El príncipe debe evitar todo aquello que lo pueda hacer odioso o despreciado.

    Fidelidad a la palabra dada

    No puede un señor prudente - ni debe- guardar fidelidad a su palabra cuando tal fidelidad se vuelve en contra suya y han desaparecido los motivos que determinaron su promesa. Si los hombres fueran todos buenos, este precepto no sería correcto, pero- puesto que son malos y no te guardarían a ti su palabra- tú tampoco tienes por que guardarles la tuya.

    Delegar las medidas impopulares

    Los príncipes debe ejecutar a través de otros las medidas que puedan acarrearle odio y ejecutar por sí mismo aquellas que le reportan el favor de los súbditos. Debe estimar a los nobles, pero no hacerse odiar del pueblo.

    Entretener al pueblo

    Se debe entretener al pueblo en las épocas convenientes del año con fiestas y espectáculos.

    Alianzas

    Hay que guardarse de entablar una alianza con alguien mas poderoso que tu para atacar a otros, a no ser que te veas forzado a ello. La razón es que en caso de victoria te haces su prisionero y los príncipes deben evitar en la medida de lo posible el estar a discreción de los demás. También se adquiere prestigio cuando se es un verdadero amigo y un verdadero enemigo, es decir, cuando se pone resueltamente en favor de alguien contra algún otro. Esta forma de actuar es siempre más útil que permanecer neutral, porque cuando dos estados vecinos entran en guerra, como son de tales características que si vence uno de ellos haya de temer al vencedor. El vencedor no quiere amigos dudosos que no lo defiendan en la adversidad; el derrotado no te concede refugio por no haber querido compartir su suerte con las armas en la mano.

    Prestigio

    Ayuda también bastante dar ejemplos sorprendentes en su administración de los asuntos interiores, de forma que cuando algún subordinado lleve a cabo alguna acción extraordinaria (buena o mala), se adopte un premio o un castigo que de suficiente motivo para que se hable de él. Hay que ingeniárselas, por encima de todo, para que cada una de nuestras acciones nos proporcionen fama de hombres grandes y de ingenio excelente. Hay muchas gentes que estiman que un príncipe sabio debe, cuando tenga la oportunidad, fomentarse con astucia alguna oposición a fin de que una vez vencida brille a mayor altura su grandeza.

    Elección y manejo de consejeros

    No hay otro medio de defenderse de las adulaciones que hacer comprender a los hombres que no te ofenden si te dicen la verdad; pero cuando todo el mundo puede decírtela te falta el respeto. Un príncipe prudente se procura un tercer procedimiento: elige hombres sensatos y otorga solamente a ellos la libertad de decirle la verdad, y únicamente en aquellas cosas de las que les pregunta y no de ninguna otra.

    Simular y disimular

    Es necesario ser un gran simulador y disimulador: y los hombres son tan simples y se someten hasta tal punto a las necesidades presentes que el que engaña encontrará siempre quien se deje engañar. Cada uno ve lo que parece, pero pocos palpan lo que eres. La poca prudencia de los hombres impulsa a comenzar una cosa y, por las ventajas inmediatas que ella procura, no se percata del veneno que por debajo está escondido.

    Cualidades del Príncipe

    De ciertas cualidades que el príncipe pudiera tener, incluso me atreveré a decir que si se las tiene y se las observa siempre son perjudiciales, pero sí aparenta tenerlas son útiles; por ejemplo: parecer clemente, leal, humano, íntegro, devoto, y serlo, pero tener el ánimo predispuesto de tal manera que si es necesario no serlo, puedas y sepas adoptar la cualidad contraria.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • 10 - edwin, en 2004-09-05 11:20:04, dijo:
    "Si realmente quieren ller algo mas profundo y escandalizante,les propongo que lean "Los dialogos en el infierno entre Maquiavelo y Montesquiu" de Maurice Joli (1848 me parece)..."

    Yo pregunto:
    ¿Cómo podemos hacer para leer ese libro?. Aparentemente, y no creo que por casualidad, es muy difícil de conseguir. ¿Alguien lo tiene?.
    Llamado a la solidaridad literaria: si alguien sabe si se lo puede descargar de algún lado, que avise.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • cielito    

    gracias pr este resumen.....
    no hize nada el fin de semana y me salvo.....
    gracias.......

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • jhony    

    Hay que ver qué nota maquiavélica te sacás

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • jhony    

    Ah si ? Mirá vos?! Cuidá tu vocabulario .

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • bueno el tema es muy interesante para saber en que momento es uno atacado ,por lo que uno ya sabe como responder a este ataque

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Quisiera tener una copia de los escritos de Maquiavelo....para entender mejor este asunto...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • je je ami mee parece de lo mas fenomenal ytambien el arte de la guerra y en lo personal creo k eustedes los ke escribieron antes ke yo no lo necesitan como io asi ke guardense sus opinionesss

    y si soy malo cruel y perverso hiho de pliticos y rikilllonarioss ja ja ja ja ja

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • lo curioso de este pequeño resumen es que atacan al grandioso Maquiavelo por ser el doctor que muestra el mal que todos tenemos en nosotros, siempre y en todo momento vamos a ver por nuestro interes propio, siempre el poderoso sera visto mal por los de abajo, pero no se debe juzgar al doctor por mostrar cual es la enfermedad, lo que sucede es que les molesta el hecho de que estos preceptos sean verdaderos en un estado natural entre estados soberanos, pero repito, Maquiavelo no fue negativo, mucho menos sus ideas, ya que sus ideas son las de todos por que quien no ha escuchado ese dicho que dice "el poder corrompe".

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Por cierto, yo tengo el libro de "Dialogos en el infierno entre Maquiavelo y MOntesquieu" es de editorial Kolofon, mi correo es tungaska19@hotmail.com, si alguien me lo pide yo con gusto puedo ver como les mando via mail una copia del libro.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • @lex    

    me agrado el resumen, ademas siempre tenia dudas sobre como utilizar correctamente el termino MAQUIAVELICO , pero ahora todo es claro ademas me llamo la atencion conocer las cualidades del pricipe.
    me gustaria que me mandaran un resumen del libro o si es posible y me mandan el libro a mi correo se los agradecere.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • cosita    

    :DGuiño:s:|

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Hya ta tu trabajo amiga y gracias por este resumen salve a mi amiga de q nop durmiera como por 3 dias ya sabes amiga para eso estamos las amiguis

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Carlos    

    Les quería contar que se estrena mañana la obra "Diálogo en el infierno" entre Maquiavelo y Montesquieu de Maurice Joly, en el teatro La tertulia, Gallo 826, capital. Se da los días viernes a las 21. hs Para los que quieran ver y escuchar las ideas del autor de "El príncipe".

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • SALUDOS ESPERO ACPETE MI MSN ES ADN_MISTICO@HOTMAIL.COM

    adios


    EriC RosetE dijo:

    Por cierto, yo tengo el libro de Dialogos en el infierno entre Maquiavelo y MOntesquieu es de editorial Kolofon, mi correo es tungaska19@hotmail.com, si alguien me lo pide yo con gusto puedo ver como les mando via mail una copia del libro.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Sin dudarlo las formas de gobierno, de todo tipo de gobierno politicamente hablando, han tomado las ideas que remarca Maquiavelo para su llegada y mantencion del poder, no es de sorprenderse que tipos de gobierno distintos, atraves de la historia los hayan utilizado de igual forma. Asi en muchos aspectos no es totalmente diferente en verdad, un tipo de gobierno de otros, en el punto de que el ambicionar el poder y tener las herramientas para emplearlo y mantenerlo, es muy importante, desde el neoliberalismo que no es tan malo como se muestra, si no que es malo la manipulacion que le hacen algunos, y la poca competitividad de otros para sobrevivir a el, y surfear el mundo con el sistema.

    Ahora en respuesta al socialismo, en base a lo que en teoria deberia ser, no podemos acusarlo de negativo, quiza el socialismo, todos iguales en "VERDAD", como es la imagen de quienes abrieron la teoria, como una vuelta a un mundo de mutua cooperacion de las primeras etapas del hombre en sociedad, es "QUIZA" la mejor forma de conseguir igualdad en la humanidad, pero forzosamente va contra el capitalismo, y los intereses de los individuos, en pocas palabras el hombre no quiere al socialismo, por que prefiere la individualidad, siempre sera atacado por el capitalismo, por que su llegada es un problema para tal, despues de todo ser autentico capitalista, es ser competitivo, y tener mas, mas y mas, cuanto se pueda conseguir con el esfuerzo, con estrategia, mala o buena.

    Ahora, sobre los gobiernos "SOCIALISTAS" que existen en el mundo hoy, es simplemente, MENTIRAS de verdaderos DICTADORES, que buscan dominar a los pueblos, no son la evolucion del capitalismo, son la vuelta al FEUDALISMO y al ESCLAVISMO.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • jose    

    Para mi Maquiavelo es uno de los mejores ingenieros sociales que han existido, el conoce la dinámica social (que es una ciencia) de una manera clara y veras, muchos no pueden estar de acuerdo con sus ideales pero no hay que despreciar el conocimiento de un Ingeniero Social.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • M.CASTRO    

    Que editorial edita Dialogos de infierno entre Maquiavelo y Montesquiu?
    espero respuesta
    gracias

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador