El imprevisto vuelo del mecánico del Lightning

Walter "Taffy" Holden era un ingeniero de la Royal Air Force que trabajaba brindándole mantenimiento a los novedosos English Electric Lightning.

Normalmente la historia de un jefe de mecánicos y su avión no tendría mayor relevancia y trascendencia pero el caso de Taffy es que estaba empeñado en encontrar una falla en un avión en particular, el número XM135, y sin proponérselo... bueno, la lió gorda.

El XM135 tenía un fallo que se daba sólo cuando el avión carreteaba...

Los Lightning eran unos aviones fantásticos, interceptores de corto alcance, con dos motores pero uno montado sobre el otro, un diseño completamente distinto a cualquier cosa de la época y actual.

Nunca nada se pareció a éste avión ni su increíble performance, alcanzando Mach 2 pero ascendiendo más rápido que ninguno, cumpliendo su objetivo: si se acercaba un avión soviético ellos estarían ahí arriba antes de que puedieran atacar Gran Bretaña.

Pero tanta novedad en un vehículo en una época donde recién se estaba conociendo el vuelo supersónico y la electrónica avanzada lo hacía suceptible a fallas, muchas de ellas de diseño, que se iban corrigiendo sobre la marcha.

Era plena Guerra Fría y desde el tablero de diseño hasta volar los aviones lo hacían en muy corto plazo, hoy en día impensable, y así llegaba todo tipo de falla.

En 1966 Holden estaba en comando de la unidad 33 de mantenimiento de la RAF. En su larga carrera había calificado para volar y tenía experiencia en un monomotor muy liviano, el DHC-1 Chipmunk, pero nada más que eso.

En la base, que ya estaba por darse de baja, daban mantenimiento a Canberras, Meteors y Lightning pero para estos últimos no tenían piloto de pruebas.

El XM135 presentaba un problema en el carreteo, otro piloto de pruebas le sugirió una idea: ya que se daba sólo al moverse por la pista podría acelerarlo por unos 30-40 metros, verficar qué fallaba y detenerlo para volver a probar. Eso no requería una calificación muy elevada.

Para cada test Holden probaba una serie de circutitos, se movía otros 30 metros, probaba otro. Lo lógico que haría alguien en esta circunstancia.

Como era una prueba eléctrica ni siquiera la cabina estaba cerrada, los cables colgaban de ella, Holden no tenía equipo de radio y se dirigía a los demás con señas y el tren de aterrizaje estaba bloqueado en posición baja como siempre hacían durante las pruebas.

En uno de esos "saltitos" Holden cometió un error: empujó la palanca de potencia más allá de los postquemadores. Era una acelerada fuerte pero ese era el menor de los problemas: Esa posición se desbloqueaba con un botón del otro lado de la palanca de impulso, algo que "Taffy" no tenía la más mínima idea!

El avión empezó a acelerar por la pista y de casualidad no le dio a un vehículo de combustible que pasaba cerca, el avión cruzó la pista mientras un de Havilland Comet despegaba y éste lo pasó por encima. A Holden se le acababa la pista y no tuvo otra opción: tirar de la palanca de mandos hacia arriba.

El Lightning despegó, así era su potencia, estaba al máximo y respondió como debía pero con el piloto más inexperto posible, sin casco, con la cabina abierta, sin radio, un desastre de situación.

Una vez despegado entendió el control de potencia y se dio cuenta de cómo desactivar los postquemadores. Ahora sus opciones eran limitadas, eyectarse y poner en riesgo su vida (no es que sea fácil) y, para colmo, perder el avión y seguramente su empleo o... aterrizar la bestia.

Aterrizar un avión a hélice es una cosa, aterrizar un caza a reacción de los años 60 es casi como estrellarse controladamente, es un ladrillo gigante cayendo en una pista.

Recordó que eyectarse resultaría imposible: el avión estaba en modo de pruebas terrestre, además de dejar el tren de aterrizaje fijo desactivaba el asiento eyector para que ningún mecánico lo activara por error.

No tenía otra opción más que intentar aterrizar semejante avión y correr el riesgo de estrellarse. Lo intentó dos veces pero no tenía idea de la velocidad a la que debía hacerlo (cada avión tiene la propia).

De casualidad recordaba, por los manuales, que el Lightning tenía una velocidad de aterrizaje de alrededor de 150 nudos, dio una nueva vuelta y volvió a intentarlo. Esta vez lo hizo en dirección contraria para evitar dar con el pueblo que estaba al final de la pista, si se estrellaba al menos sólo él moriría.

En su último intento tomó la actitud de vuelo de un avión menor, uno con rueda en la cola, porque no tenía idea de cómo aterrizar con uno con tren de aterrizaje triciclo. Esto hizo que la cola impactara primero rompiendo el paracaídas de frenado aun así logró frenar a pocos metros del final de la pista.

Durante 12 minutos Holden había estado volando el Lightning, no cualquiera puede jactarse de lo mismo!


El avión tenía efectivamente un problema de un corto y lograron descubrirlo pero el caso se filtró rápidamente a la prensa porque la base estaba llena de personal civil.

A Holden lo enviaron de vacaciones forzadas a Italia pero al final nada grave le sucedió porque, según las reglas de ese momento, él no había incumplido ninguna orden ni nada. Obviamente las cambiaron para que no se diera nuevamente un caso semejante pero él pudo conservar su trabajo hasta comienzos de los 80s cuando se retiró. Falleció en 2016 y siempre fue reconocido como ese mecánico que voló el gran Lightning.

El XM135 siguió volando, unas 1343 horas, y luego terminó en exposición en el Imperial War Museum de Duxford donde hoy pueden ir a visitarlo y las fotos que ven en la nota son justamente del mismísimo avión que se conserva allí.

Aqui lo tienen al viejo Holden reuniéndose con el XM135 en el museo y contando su historia Guiño

Fuentes: 1, 2, 3

Si te gustó esta nota podés...
Invitame un café en cafecito.app


Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Alejandro    

    Increible historia! la saco barata y no se hizo pure cuando aterrizo!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Ufff!! Que cagaso, el empuje que proporcionan los post quemadores no debe ser agradable, sumandole a no saber que hacer para desactivarlo, si no hubiera desactivado los post quemadores, como opcion seria dar vueltas en circulos hasta agotar combustible, pero como dijiste fabio es un ladrillo, planear para atrerrizar no era una opcion para salir vivo

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • ¡Espectacular historia!!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador