Dismorfia, de la enfermedad al negocio enfermo por likes

Hay gente fea, hay gente que se siente fea, hay gente que cree que es otra cosa, hay gente que ni sabe que es. Todo es subjetivo cuando nos referimos a la belleza que ha cambiado de estándares con los siglos.

Si hace doscientos años estar bien entrado en carnes era bueno ayer mismo lo era ser un esqueleto ambulante, la distorsión que tenemos con respecto a nuestros cuerpos ha ido cambiando pero algo es constante: nunca estamos satisfechos con nosotros mismos.

El Trastorno dismórfico corporal es considerado una enfermedad y durante los últimos tiempos hemos notado algo muy particular. No es ni una cura, es otra manifestación de este transtorno, pero muchos lo ven hasta con orgullo.

Deformar la propia imagen hasta que alcance los estándares establecidos en su mente (o la de otros) para recibir revalidaciones de terceros. ¿Es una segunda enfermedad? ¿Es la cura al problema? ¿Es la consecuencia inevitable? ¿Photshopeo hasta morir de blur?

Podemos impresionar desde el ángulo


Muchos no duda en acusar abiertamente a redes como Instagram, como si la plataforma fuese la culpable pero siempre me suena a un intento por evadir la propia responsabilidad.

La forma del cuerpo es algo personal, es casi una firma, una huella dactilar. Solemos maquillarla, vestirla, entrenarla y modificarla con ejercicios hasta que la humanidad encontró la forma de alterarla radicalmente.

Pero aun así el resultado puede no ser el esperado sencillamente porque el problema de raíz es otro ¿A quién estás pretendiendo gustarle? y ¿Cuales son las verdaderas motivaciones?

Hace un tiempo me puse a chusmear perfiles de redes y sitios donde analizan esto mismo donde uno puede apreciar el delirio al que hemos ingresado, un mundo de fantasía donde no se define ningún límite sino la transgresión de todos, especialmente el de la identidad, al figura, la forma, sin contenido alguno sólo impactar desde la falsedad. Todo está permitido.


Las proporciones naturales que todos esperamos

Las primeras alteraciones nacieron del maquillaje y la vestimenta, los peinados y los modales, claro, siglos atrás no existía otra forma. No tenían cirugías pero tampoco tenían Photoshop ni FaceApp.

La alteración como ornamento es muy antiguo y hay mucho escrito al respecto, pero la era de la fotografía nos trajo más cerca la realidad: no eras tan lindo como pretendías, eras normal!

Rápidamente se desarrollaron métodos y nuevas formas de arte para resolverlo: el retoque fotográfico. Mucho más complejo que hoy en día y con veraderos artistas de la luz y el retoque, se veían ejemplos como éste:


Joan Crawford tenía la piel de una persona normal antes de cualquier retoque.


Hollywood desde sus comienzos proporcionó una imagen falsa de sus estrellas provocando la angustia de las "fans" que nunca lograban verse como ellas. Era imposible porque sencillamente esos rostros no existían.

Pero era época de maquillaje y teñidos, nada tan extremo como hoy en día.


extremo? Si somos la misma persona! :D

Luego de unos años 80s y 90s que fueron cambiando los estándares hasta el de proporciones imposibles. Luego de culpar a Barbie de todos los males de la humanidad (pero nadie se enojó con He-Man :P), aparecieron las primeras aplicaciones de edición digital accesibles.


Apps para todos

Hoy todos nos referimos a Photoshop pero lo cierto es que sigue siendo una aplicación de nicho para editores con mucho talento, aun así muy usada por toda la industria.

Pero para los menos instruidos existen aplicaciones (muchas para celular) que hacen todo el trabajo por uno: detección de rostro, afinación de mandíbulas, cambio de ojos, proporciones, etc.

Cuando las herramientas son mal utilizadas los resultados peuden ser ridículos como paredes que curvan el espacio tiempo :P


Neo en la Matrix, there's no spoon!


Las proporciones empiezan a convertirse en otra cosa ¿Quieren un culo grande? Van a tener el culo más grande de todos! Porque no importa si es físicamente imposible, lo que importa es impresionarlos a todos "este soy yo".


Bien redondito, no?


Aquí es donde yo me hago varias preguntas porque esto está claro que es obvio, si tus amigos te conocen y te ven en persona saben perfectamente que no sos así. No es a ellos a quien estarías buscando convencer.

En cambio la dismorfia empezó a llevar a otro camino tan aterrador como el odio al cuerpo mismo que es la fantástica idea de hacerle creer al mundo que sos de una forma y sentirte feliz con ello. Interpretar un personaje.

Ahora ya no es motivo de vergüenza sino de orgullo.

Y si los famosos lo hacen ¿Por qué no todos? Esto fue creando una subcultura de retoque de imagen como algo normal, diario, cotidiano que DEBE hacerse sino no se está viviendo la buena vida.

No importa si es falso, lo que importa es que sea siempre perfecto.

Porque lo que descubrieron los primeros dismórficos es que había gente en un estado mental mucho peor que el de ellos. Gente dispuesta a creer la mentira porque se siente mucho peor todavía consigo mismos.



Las proporciones naturales del cuerpo no importan, lo que importa es que te envidien. Que alguno al menos crea en la mentira.

Redes como Instagram facilitan esto aunque, insisto, no creo que sean la causa del problema sino quien explota un problema existente.





La ilusión requiere de la participación del público, no es posible hacerlo sin que se entreguen al artista, deben ser parte.

Así que creado un producto, una idea, una ilusión si alguien le da like es porque la fantasía está funcionando. Ahora bien ¿Qué consecuencias tendrá todo esto en la mente de los participantes? Tanto ilusionista como público digo.



No estoy ahí! pero igual voy a estar ahí!

Ya la pregunta no es "quién te va a creer?", si la persona tiene likes, si tiene comentarios, si le dicen "sos una genia, hermosa", "qué groso que sos", el éxito se ha obtenido.

Esto es lo que nos cuesta creer y entender, la necesidad de revalidación llegó a tal punto que no hay problema ético a la hora de crear imágenes falsas de uno mismo, lo importante es mantener al público cautivado.

Esta distorsión de la realidad y del consumo de estas vidas y cuerpos falsos llegó a extremos que nunca hubiese imaginado. Un caso muy conocido desde hace un tiempo es el del personaje "CoconutKitty" creado por una señora llamada Diana Deets.

Este "personaje" lo creó con fotos de ella misma extremadamente modificada. Debo admitir que es una persona que tuvo una idea excelente y la llevó al extremo con tal de vivir de esto y, considerando lo difícil que es para algunos tener un trabajo serio, lo ha llogrado con creces.

La sra. Deets tiene unos 50 años, pero se ve así:

La primera imagen es Coconut Kitty, bordeando la pedofilia con rostro de niña hypersexualizada, la de la derecha es ella sin tanta edición (tiene bastante, claro). Directamente cambió su rostro, su piel, todo para ir a la caza de los pajeros más border de Internet y lo está logrando: vive de ellos y lo que le pagan por sus fotos porno.

Esto fue llevar la dismorfia a un nivel en el cual no se trata de lo que uno opina del cuerpo de uno mismo sino lo que terceros quieren ver en su cuerpo, les dio lo que pedían, lo que querían, y a partir de ello los va desplumando con suscripciones a su Only Fans.

El círculo completo: ustedes no me amaban por mi cuerpo y los terminé haciendo pagar por mis fotos editadas. ¿Genia o demonio?

Tranqui, en Instagram la siguen 3 millones de personas de las cuales la mayoría creen que es real y... ¿Qué es real en Internet? En internet podrías ser un perro detrás del teclado y nadie lo sabría.


Pasamos de retoque fotográfico, verse a uno mismo como una basura a directamente hacer catfishing de pajeros creando una nueva categoría de negocios. Una de las ventajas que tiene cualquier persona que haga esto es que puede desnudarse sin dejar expuesta su identidad ¿Es eso algo malo después de todo?

Discutible, desde ya, quienes también ganan mucho con el sufrimiento de las mentes débiles son aquellos que crean aplicaciones (cada vez mejores, hay que admitirlo) para fraguar una realidad que no existe, un rostro dibujado, una piel de porcelana y hasta paisajes de fantasía, todo para poder mentir con mejores herramientas.


Pero al día de hoy existe MUCHA gente que se cree toda esta mentira visual. Se odia a sí misma por no tener un cuerpo "ideal" aun cuando esa forma no exista.

Se someten a operaciones ridículas que violentan su cuerpo y lo estiran o deforman para lograr algo que naturalmente no existe.

Se simula perfección, no hay formas naturales sino globos perfectos, pieles con poros clonados uno a uno, bronceados perfectos sin variación de pigmentación, panzas perfectamente moldeadas aun cuando se está sentado, no hay grietas, várices ni celulitis, el mundo es perfecto menos vos.

Pero todo eso es mentira.



PS: tengo varias decenas más de estas imagenes, la mayoría son de Instagram, no importa quiénes son, la idea no es burlarse de esta gente sino entender la dimensión del problema y el delirio en el que viven.

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Nacho    

    Cuando leí "hay gente que cree que es otra cosa..."

    Pensé que ibas a encarar por otro lado, y no solo a los estandares de la belleza, sino más a ideología de genero y esas cosas....

    Asi que me dejaste pensando, sin crear debate, que tan lejos está la dismorfia de la ideología de género?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • creo que va por otro lado, no es intención de este post encarar eso y tampoco tengo muy claro a qué te referís con "ideología de género", hay mucha gente que tiene una impresión diversa sobre su identificación personal y género, pero es otro tema que no es el del post. Me parece que el uso de la palabra "ideología" es bastante sesgado en ese aspecto

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Nadie es tan perfecto como aparenta en Instagram, tan inteligente como dice en Twitter, tan feliz como publica en Facebook ni tan exitoso como dice su perfil de LinkedIn. :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Osvaldo    

    El eterno inconformismo humano...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cosas raras se ven en internet...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Recuerdo que a finales de los 90 había polémica por los cuerpos que salian retocados en las revistas y publicidades, que hacían a la gente muy flaca y que eran culpables en parte de la anorexia y la bulimia. Hasta creo que hubo una ley donde pedían que se aclare que la imagen estaba retocada. Bueno, después llegó instagram y fue todo mucho mucho peor

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • es un "a la mierda, yo también" y así todos con rostros y cuerpos falsos :P

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Lola    

    Creo que en el fondo es como en Second Life: todo es virtual y todos lo saben, pero ese es el juego y todos lo creen por un rato. Lo preocupante es que muchos solo tienen esa vida y no tienen otra. Se dibujan para la foto y las redes, pero no tienen a donde ir, no conocen a nadie real, no hay nadie que los reconozca. Imagino que con el encierro mas de uno pasó el límite. Cuando las personas están muy ocupadas de su apariencia, lo único que les preocupa es la mirada del otro y pierden la percepción de sí mismas.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • va mucho por ese lado pero en un punto creo que hasta es intencional, vivir en esa fantasía cuando están frente al teclado pero vivir otra vida en persona. No creo que sea que no tienen amigos ni familia sino que viven en dos mundos y encontraron en esa forma de vida el relleno para el vacío existencial.

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
      • Lola    

        "Vacío existencial" creo que es una buena definición.

        • Citar
        • Comentado:
  • tucho235    

    Un post con muchas cosas para reflexionar, veo mucha gente que vive subiendo selfies con filtros a morir, y por ahí uno conoce a esa persona personalmente y sabe que no son así, y no les importa lo que los poquitos que los conocemos pensemos, ellos se creen así, para ellos son así, una fachada falsa, un ideal a llegar.
    Lo otro que me llama la atención de todo esto es la falsedad con tus amigas/os/es/xs mas cercanos. Casos en que alguien del círculo no usa estos filtros y cuando se juntan se sacan una foto y suben una historia, y los amantes del filtro comparten hipócritamente la historia tal cual, y ahí los ves reales, pero lo mas grave para mi es (y ahí es donde entra que son unos hipócratas falsos) borrar la foto a los minutos, te cagás en la foto de tu amiga, total ella ya la vio, nadie vuelve hacia atrás en las vistas, y subis la tuya retocada. Y si podes arregás a todas las demás y dejás fea a la que no queres, o a la que te escrachó. Esa falsedad me saca.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador