El tratado de París y el efecto mariposa de las guerras europeas

Tan sólo contaré un detalle curioso de cómo las guerras del siglo XIX se fueron encadenando hasta el siglo XX. Un día como hoy se firmaba el tratado de París que daba fin a la Guerra de Crimea.

Dicha guerra entre el Imperio Ruso y el Imperio Otomano, con intervención de Gran Bretaña y Francia en favor turco, implicó la derrota total rusa pero mucho más que eso. En el corto plazo abrió el comercio en el Mar Negro y se le impidió a Rusia tener su flota allí, pero las consecuencias fueron mucho más allá, casi como un efecto mariposa, abriendo el juego a nuevas alianzas y grandes calamidades...

Usualmente estos tratados tienen un problema: El vencedor quiere humillar al derrotado y éste quedará resentido y preparándose para la siguiente contienda. En vez de buscar el equilibrio busca sacar ventaja de la situación tanto para el frente político propio como el beneficio económico de los verdaderos jugadores.

En el caso de la guerra de Crimea ésta fue la primera en la que se conocieron detalles de la contienda casi en directo porque el telégrafo ya se había inventado. Así que la opinión pública empezaba a opinar y tener voto (y veto) sobre las decisiones de cada país.

Esto influyó mucho en Francia y Gran Bretaña donde cada político buscó una mejor posición en el tratado para lograr contener las malas opiniones del pueblo y mejorar su imagen personal. Pero todo esto en detrimento de la posición Rusa.

El impacto a largo plazo fue distinto para los demás, para empezar el sentimiento nacionalista comenzó a crecer radicalmente, en el caso del Imperio Otomano fue evidente la desintegración que le provocó. Si bien todavía era muy grande empezaba a sufrir rebeliones en cada región por parte de cada etnia que pretendía mayor autonomía en su región.

El imperio entró en lo que se llamó el "Concierto de Europa" y trató de actualizarse y modernizarse pero su entrda fue también ruidosa, nadie confiaba en los otomanos al ver que su imperio tambaleaba y varios notaron que era una oportunidad para aprovechar.

Para las potencias occidentales había que, tarde o temprano, resolver el "tema oriental" de alguna forma pero el tratado no hacía referencia alguna a eso así que hubo que esperar algunos años más para que cayera. El imperio trató de modernizar hasta su sistema judicial pero muy por lejos de lo que fue luego con la creación de la moderna Turquía.

Los poderes occidentales pudieron abrirse paso a oriente pero... el Imperio Otomano al resto de Europa.

Pero este nuevo reorden del poder en Europa trajo otros movimientos mucho más fuertes especialmente entre Prusia, los estados germánicos y Austria. Austria no había defendido a su aliado Ruso durante la guerra, se había mantenido neutral y esto generó un gran resentimiento en San Petersburgo. Inclusive, durante la guerra, había mobilizado tropas para exigir la retirada rusa de los Balcanes.

Luego del tratado la relación entre ambas naciones siguió enrarecida y con poco aprecio mutuo. El resentimiento más fuerte fue que Rusia había "salvado" a Austria durante las revoluciones de 1848 en Hungría y, en vez de ayudarlos, los habían traicionado.

Así fue que durante la guerra Franco-Austríaca de 1859 los rusos optaron por desentenderse y declararse neutrales. Esto significó la pérdida de la influencia austríaca en Italia y para 1866, durante la guerra contra Prusia, perdieron toda influencia sobre los estados alemanes que pasaron a estar bajo control prusiano. Esto obligó a los austríacos a formar una unión con los húngaros y crear el Imperio Austro-Húngaro pero bajo la sombra del nuevo Imperio Alemán. Austria nunca se recuperaría de sus pérdidas durante esta época y Rusia jamás volvería a ayudarlos.

Todo esto provocó el enorme crecimiento del Imperio Alemán, como fuerza política y militar, unificando las decenas de reinos, ducados y principados alemanes en una fuerte unión e incentivando un sentimiento nacionalista que, sin dudas, temían los ingleses y franceses.

En Rusia la inestabilidad generada por la derrota, y los problemas económicos en consecuencia, incentivaron ideas revolucionarias en sus pensadores y en su pueblo, la emancipación de los siervos (serfs), y ya saben cómo siguió. Es más, el tratado no sirvió de mucho porque Rusia volvió a entrar en guerra con 1877.

El Imperio Otomano seguiría pronto su carrera a la desintegración total y el mundo hacia la Guerra. Alemania, gracias a la ventaja de ganarle a Austria, se transformaría en el enemigo, Austria-Hungría en su humillado segundo, Francia y Reino Unido de enemigos históricos a amigos y aliados, Rusia volvería con su intención de ser la "protectora" de los Balcanes y así.

Así como muchos historiadores ven al Tratado de Versalles como el error que provocó la Segunda Guerra Mundial no es difícil de ver cómo el Tratado de París llevó a la Primera.

Todo se fue encadenando para la gran confrontación. Las naciones surgieron, los imperios cayeron, miles murieron.

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • cesar    

    Lo leí con la voz del documental "The world at war"

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Luis Ros    

    Gracias Fabio!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador