El hundimiento del Blücher y el error de no haber hecho inteligencia previa

Los alemanes avanzan rápidamente han tomado Dinamarca en apenas dos horas pero ¿Noruega? No sería tan fácil.

Con un terreno infinitamente más complejo (Dinamarca no tiene ni una loma, es todo llanura) los fiordos noruegos y su geografía escarpada hacían de la tarea algo mucho más complejo.

Pero los alemanes pecaban de algo escencial: exceso de confianza. Creer que ya habían entendido la guerra por sobre sus enemigos. La siguiente misión no sería igual de sencilla...

Oslo, la capital noruega, se ubica al final de uno de tantos fiordos, con unos 150km de longitud es una invitación a cualquier flota que intente invadir y, como es de esperar, el defensor dispondría de baterías de defensa pero para los invasores eran viejas y sin uso.

Los alemanes invadieron Noruega al mismo tiempo que Dinamarca, dando fin a la "Phoney War", pero duró desde el 8 de Abril al 10 de Junio de 1940, unos 62 días. Parte del plan nazi era capturar al rey Haakon VII y al príncipe Olav para así establecer con firmeza el poder sobre el país.

Las razones para la acción iban desde el riesgo a que se pasaran al lado Aliado, la provisión asegurada de mineral de hierro y establecer un bloqueo Atlántico a Gran Bretaña. La "Muralla del Atlántico" iba a cubrir desde Narvik hasta el Golfo de Vizcaya.

La operación se llamó "Weserübung"  y parte de la misma iba por tierra, parte por aire y parte por mar. El 9 de Abril los alemanes lanzaron múltiples ataques (seis grupos) y rápidamente la flota germana ingresó al Oslofjord con el Gruppe 5.

En este grupo de ataque se encontraban los cruceros pesados Blücher y Lützow, además del crucero liviano Emdem y varios barcos de apoyo más que llevaban tropas para desembarcar en la capital.

La idea era impedir que el gobierno de Haakon VII lograra escapar así que no iban a esperar a las tropas de tierra, cuanto antes atacaran mejor.

Según la inteligencia alemana la única defensa que quedaba en la ciudad databa de hacía cuarenta años (principios de siglo) y era más una escuela que una fortificación.

En una parte del fiordo el mismo se angosta en Drøbak y allí hay una pequeña isla, Håøya, donde se encuentra la pequeña fortaleza de Oscarsborg . Y no, los alemanes no lo sabían, pero no estaba en desuso: estaba activa.

Su armamento era viejo desde cuando se instaló en 1901, tres grandes cañones de 28cm Krupp (casualmente alemanes), algunos menores de 15cm y 57mm. También contaban con varias líneas de lanzamiento de torpedos que, aun siendo viejos y fabricados en el ya inexistente Imperio Austrohúngaro (sí, los austríacos supieron tener mar, una marina de guerra y salida al Adriático, además de inventar los torpedos modernos).

Al mando el Oberst (Coronel) Birger Eriksen, 64 años, sin órdenes claras, no tenía alguna si por el fiordo entrarían aliados o enemigos, el caos era total pero él estaba al mando y algo debía hacer.

Para colmo pocos días atrás habían incorporado 450 nuevos reclutas así que no tenían las minas flotantes activas, éstos debían aprender a disponerlas.

La batería de torpedos también había perdido a su comandante por un problema médico así que de reemplazo llamaron al retirado Kommandørkaptein Andreas Anderssen, que vivía en Drøbak, para que se hiciera cargo temporalmente.

En síntesis, los noruegos tenían a las puertas del fiordo a un grupo de reclutas, un oficial retirado y un único oficial en serio al mando, sin barreras de minas flotantes, sin inteligencia ni radar, sin aviso oficial, con su capital a espaldas en pleno caos con gente queriendo escapar especialmente el rey al que debía proteger.

A las 23:00 los alemanes enfilaron hacia el Oslofjord y se encontraron con el bote patrulla "Pol III" el cual fue atacado pero antes pudo dar la voz de alarma. Media hora después la batería defensiva en Rauøy disparó dos tiros de advertencia y encendió las luces de vigilancia. Los barcos alemanes pasaron fácilmente ya que la visibilidad era muy baja.

La flotilla avanzaba a unos 12 nudos (22kmph), para medianoche por la radio noruega se ordenó apagar todas las luces, faros y balizas para evitar la navegación enemiga. Los atacantes tenían órdenes de sólo disparar si eran atacados, los atacados también.

La sorpresa estaba perdida pero, aun así, el Kapitän zur See Heinrich Woldag decide avanzar para llegar antes del amanecer a Oslo, desembarcar e invadir la ciudad. Tal era la confianza que se tenía por lo que pretendía llegar antes que la infantería regular que llegaría desde otro punto de desembarco más lejano.

Para las 4:21 la flotilla llegó a posicionarse justo al frente de Oscarsborg, el coronel Birger Eriksen se encontraba ante una encrucijada: disparar sin órdenes o dejarlos pasar. Su misión, para la cual se había preparado toda su vida, se definía en un instante.

O me condecorarán o me someterán a un consejo de guerra. ¡Fuego!

La baterías dispararon a la flotilla desconocida que tenía en frente, dos de los disparos de 28 centímetros impactaron al Blücher a una distancia de tan sólo 1800 metros. Cada disparo contenía munición de 255Kg de alto explosivo.

Más tarde Eriksen justificaría la falta de disparos de advertencia indicando que éstos ya los habían hecho desde la batería de Rauøy como era norma para la marina noruega.

El primer impacto dio justo delante del mastil delantero incendiándolo, el segundo impactó en la base del cañón de proa de 20cm incendiándolo más todavía.

Erisken tenía tropas inexpertas y una sola de artilleros experimentados así que tenía pocas posibilidades de repetir los disparos, no había tiempo de recarga. Ni siquiera tenían tiempo de disparar la tercer batería porque no tenían hombres que supieran usarla aun estando cargada.

Los dos disparos, sin embargo, fueron devastadores y penetraron el blindaje del Blücher impactando en depósitos de aceite, dispensers de humo, bombas incendiarias, bombas para los dos aviones Arado Ar 196 que transportaba, y cargas de prfundidad. Esto derivó en un fuerte incendio dejando sin electricidad al crucero e inhabilitando sus propios cañones.

Ahora con el Blücher como una antorcha el resto de las baterías podía iniciar fuego con sus cañones menores, las de Kopås y Husvik dispararon sus salvas de 15cm y 57mm. Uno de los impactos de 15cm de Kopås deshabilitó el sistema de engranajes que permitía virar al barco con lo que los obligó a realizar la maniobra con los motores (utilizanado las hélices a distinta velocidad).

Se cuenta que los alemanes, mientras intentaban apagar el incendio, cantaban " Deutschland, Deutschland über alles." y eso le confirmó a los noruegos la identidad de los atacantes.

Mientras el Blücher pasaba y su tripulación intentaba apagar el incendio generalizado no contaban éstos con la existencia del capitán Anderssen y su batería de torpedos.

Estando a tan sólo 500 metros de su batería el condenado crucero se cruzó a la mira del capitán y lanzó su salva de torpedos. Estos viejos torpedos habían sido lanzados a modo de prueba unas doscientas veces en todo su entrenamiento, tenían 40 años de antigüedad y nadie sabía si realmente podrían llegara a funcionar como se debía.

Todo funcionó a la perfección, los túneles submarinos lanzaron los torpedos propulsados por aire comprimido y se dirigieron al crucero pesado impactando violentamente pero algo desviados, Anderssen ajustó la puntería considerando ahora la velocidad del Blücher y lanzó una segunda tanda que dio en el centro de la nave.

(click para ampliar)

El daño fue catastrófico, el Blücher estaba condenado ya que esto último rompió todas las líneas de vapor de sus calderas y arrasó con la estructura del navío.

Ya sin motores lanzaron sus propios torpedos para evitar que explotaran dentro del barco, disparando a diestra y siniestra para tratar de contener a las baterías que los pulverizaban. Pronto el fuego alcanzó el magazín de munición delantero dejando un gran hueco en el lateral y perdiendo gran parte de su combustible lo que generó más incendios.

A las 6:22 el Blücher se hundía en el fiordo, el petróleo incendiado sobre el agua mató a tantos alemanes como los torpedos, alrededor de 800 alemanes perecieron y unos 550 de los 1400 sobrevivientes fueron capturados. No era ni necesario sabiendo que su país caería rápidamente en manos alemanas, los dejaron ahí al otro día luego de cuidar a los heridos.

El comandante del Lützow tampoco conocía la existencia de los tubos de torpedo, creyó que el Blücher había impactado minas así que ordenó la retirada y evitó ponerse a tiro de los cañones de 28cm de Oscarsborg pero aun recibiendo algunos impactos de 15cm de la batería de Kopås que siguió disparando hasta que los perdió de vista.

Los alemanes al día siguiente atacaron el fuerte con la Luftwaffe en varias ocasiones pero era una fortaleza de hormigón bien resistente, no pudieron hacer nada pero sus defensores tampoco.

Oslo fue invadida por tierra y no pudo defenderse mucho más, el avance alemán era imparable pero la decisión de Eriksen logró frenarlos lo suficiente como para permitir el escape del gobierno hacia el norte. Hubo varias batallas más igual de heroicas que permitieron el exilio final en Gran Bretaña y que también merecen su reconocimiento.

Para los alemanes fue una vergüenza, perder un navío tan costoso y tantas vidas de marinos bien entrenados por no haber hecho la tarea previa de inteligencia fue sencillamente estúpido. Pero no fue el último error de este tipo, la Segunda Guerra Mundial dejó en manifiesto la necesidad de poseer un mayor conocimiento del terreno antes de una operación dejando de lado el ego y el exceso de confianza.

los marinos alemanes en tierra luego de salvar sus vidas


Fuentes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Ignacio    

    muy buen artículo..!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Muy buen post, Fabio, es algo que muchos a los que nos gusta leer sobre la Segunda Guerra Mundial desconocíamos.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gustavo V    

    vengo a comentar porque despues lloras que nadie te comenta.

    excelente articulo, aprendi cosas nuevas...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Matias    

    Aca va el comentario de esta sanguijuela Guiño : La arrogancia en todo su explendor. Excelente como siempre!!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Ariel    

    Tremenda historia que no conocia, digna de una pelicula Hollywoodense donde Sean Bean (Actor que siempre la queda) podria estar en el Blücher! :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • MarceloC    

    Excelente artículo y tremenda historia dentro de la II Guerra, no la conocía.
    El Blücher venia pisteando como un campeón, y le dieron pa´que tenga.

    Mi puntaje : 5/5 sanguijuelas :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Christian    

    Muy buen artículo. Es muy interesante como estas pequeñas "historias" van formando el total de la guerra.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    Buenísimo, y de paso como yapa me agendo The king´s choice para ver después de The darkest Hour y Dunkirk.

    Qué lindo perfil tenía ese barco! Y qué buena puntería la defensa, si se hubiesen tenido más fe podrían haber hundido toda la flota.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Hugo    

      The Darkest hour es un peliculón, Dunkrik mas bien efectista que bien hecha. King´s choice no la ví todavía, también la agendo.

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Ricardo    

    Muy interesante.
    Sigue el barco hundido en frente de Oslo?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Si, es actualmente un cementerio marino protegido porque cada tanto algo se robaba :P

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Danbat    

    Me fui derecho al Google Earth para ver la zona y la pasada es de solo 500 metros de ancho, apenas un pasillo en términos navales. Eso fue pecar de confianza y como dice Cattel, si se hubiesen animado podrían haberse cargado algunos barcos más. Aunque viendo el segmento de la película (y sabiendo que la ficción suele ser mucho más edulcorada que la realidad) no debió ser fácil en medio de la noche con las balas volando y golpeando por todas partes.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Henriquez    

    Yo estuve en la fortaleza Oscarsborg hace no mucho. Interesante su historia.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Mel    

    Muy zarpado... mi guri se quedo OO ....
    Cuando arrancaste con Dinamarca me acorde la peli Flama y Citron, que habla de la resistencia danesa contra los nazis...
    Habias hecho un post sobre Simo Hayha, puede ser???
    Apapacho grande!! Y exelente post!!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • ¡Muy buena historia, como siempre!

    *Se te coló un "escencial"

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador