La Ley de Poe, cuando una parodia no puede diferenciarse de la realidad

Algunos creen que los terraplanistas modernos nacen de un caso de la Ley de Poe, pero ¿qué es esta ley? Bueno, no es una ley precisamente sino un típico adagio de la cultura de Internet surgido de de un comentario en un foro que decía:

"Without a winking smiley or other blatant display of humor, it is utterly impossible to parody a Creationist in such a way that someone won't mistake for the genuine article."

"Sin una carita sonriente u otra muestra descarada de humor, es completamente imposible parodiar a un creacionista de tal manera que alguien no se confunda con el artículo genuino."

La Cuando de una broma se termina sembrando una idea y nadie entiende la ironía

Uno de los problemas mentales de la gente fervientemente creyente de algo es que no puede darse cuenta cuando alguien le está tomando el pelo o simplemente haciéndole burla, cree que todos en la conversación estan en su mismo estado mental, compenetrados, serios, crédulos.

Por eso si uno en una conversación de ufólogos les presenta un video fraguado de un ovni que acaba uno de crear en After Effects lo van a tomar todos como cierto, como verdadero, y en un futuro lo van utilizar como "prueba" aun si uno les dice a gritos que era una broma y puro CGI.

Para ellos la magia es indistinguible de la realidad si se ajusta a su fantasía, "dejame creer" te dicen al confrontarlos a los hechos, el daño ya está hecho, tu broma pasó a ser parte de su fantasía y ya no podés recuperarla.

La "ley" fue creada por Nathan Poe quien estaba discutiendo en unos foros cristianos en un flame war sobre creacionismo versus evolución y obviamente se refería a fundamentalistas religiosos pero esta "ley" puede ser aplicada a casi cualquier discusión en Internet.

Aplíquenla a los ateos extremos, los socialistas y comunistas dogmáticos, el capitalista liberalote, el proteccionista del medio ambiente super comprometido, la femibolche revolucionaria, el conspiranoico, quien sea extremadamente políticamente correcto :D, todos suelen caer y hasta se ofenden si no entienden la ironía, el sarcasmo, la broma.

Un ejemplo de esto puede ser este artículo proponiendo la idea que más que atacar a la evolucuión habría que darle un poco más allá a la ciencia y acusar el heliocentrismo de ateo porque contradice la biblia. Obviamente esta vieja nota fue tomada como real por los cristianos más efervescentes pero era, justamente, una parodia. No, nadie la entendió :D

Por 2007-2008 se empezaron a ver los primeros ejemplos claros de la aplicación de la Ley de Poe, un ejemplo fue el sitio Antispore.com que utilizaba argumentos bíblicos en contra del juego Spore, como si fuese algo malo, por parte del autor la idea era exponer justamente lo tonto que era el público al creerse las idioteces que allí posteaban y dejar explícita la Ley de Poe. Cabe destacar que todos cayeron dejando miles de comentarios.

Hoy por hoy, con el auge de las Fake News, tenemos la Ley de Poe ejemplificada todos los días ya no desde sitios parodia sino desde sitios de propaganda política que antes se hacían llamar diarios :P

Los portales de noticias, especialmente sus cuentas de redes sociales, son un excelente ejemplo de esto ya que las notas que publican muchas veces estan creadas (sus titulares especialmente) para crear reacción entre los más crédulos y fervientes seguidores de tal o cual movimiento político.

Nadie se molesta en chequear nada y todos asumen el titular como un hecho comprobado y a veces estan escritos casi como una parodia. En la mente de los que apenas leen y sólo reaccionan funciona igual, lo toman como una verdad y así la esgrimirán en cualquier discusión aunque se trate de una broma.

Y listo, por más que mañana lo desmientas, ya no hay forma de parar la bola de nieve.

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • SergioDV    

    Hoy entre al sitio del diario La Nación https://www.lanacion.com.ar/ y todos los titulares me parecieron Clickbait, y lo son, porque quieren que hagas clic para cobrarte, ya no les importa nada, no les importa seguir las reglas del buen periodismo al poner titulares y copetes, todo es "hagan click" que quiero que me pagues.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Revisado: 17/02/2020 - 11:47:57
  • Luis    

    Creo que Bong Joon-ho hizo una parodia de la lucha de clases en Parásitos.
    Algunos la entendieron y otros utilizan la película como estandarte en contra de la "desigualdad provocada por el capitalismo salvaje"
    Se nos está riendo todavía.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Dario    

      Tu comentario empieza con la palabra "creo". Lo que qiuere decir que tampoco te quedó claro de que va la película.
      Además cuado hay gente que se confunde o no la entiende (la película), es poque tu mensaje no fue claro.

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Hugo    

    Parece que todas mis charlas ultimamente tienen que ver con que la gente está más estúpida que antes.

    Uno esperaría que en la época donde tenemos la totalidad del conocimiento humano en la punta de nuestros dedos, ibamos a ser menos salames, pero no.

    Cuando estudiaba, el problema era CONSEGUIR el conocimiento. Ibamos a la biblioteca, rogábamos por un rato de un buen profesor o alguien con experiencia en un tema. Hoy el paradigma cambió a DISTINGUIR dentro de la marea de información lo que es información relevante y lo que es basura.

    Supongo que la educación debería cambiar para dar éstas habilidades (pensamiento crítico, duda razonable, criterio) para que podamos sobrevivir.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • ¿Quienes vienen siendo los ateos extremos?

    Es como decir aquellos quienes no creen en "la tetera que orbita en saturno" extremos.

    Un pastafariano sabría que Monesvol podria castigarte por esos dichos antes del jueves.

    Igual debe existir algun "carisma" para que la parodia tenga asidero en las mentes de algunos. El mismo caso del Pastafari demuestra que tiene que ser liviano y digerible para ser "creido".

    Ateo extremo, no te digo yo que hasta Fabio es humano....

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • SergioDV    

      Más que "ateos extremos", podríamos decir "ateos fanáticos". El fanatismo siempre es malo.

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
    • conocí varios ateos extremistas, yo soy ateo pero no me prendo en todas, a esos les podías hacer entrar en cualquiera y se ponían como locos a refunfuñar en contra de lo que fuere, te inventabas una creencia tarada y se la creían. Sí, aunque no lo creas existen también esos y son insoportables

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
      • Me parece estas estirando demasiado el significado del termino "ateo". Te lo tomo como valida a la idea porque la misma RAE lo define como quien niega la existencia de cualquier dios.

        Y habra negadores extremos. Bah, diran muchas veces que "no". Algun "ni" y "nunca" entre mezclado para enfatizar si ademas son "fanaticos". Esos si son peligrosos :D .

        Quizas mejor se podria usar "anti-teista extremo".

        Aunque por como los describís, esos refunfuñadores cronicos-compulsivos que conoces, son los tipicos "contreras" y definirlos solo por la postura de un tema en particular, no parece los optimo.

        Igual confio en tu diagnostico de "esos". Pero insisto que el termino "ateo extremo" esta mal usado.

        • Citar
        • Comentado:
      • Alfredo, soy Ateo, pero me he encontrado con ateos pelotudos muchas veces, no se por qué cuernos le das tanta relevancia a eso, leé el resto del texto, es más relevante

        • Citar
        • Comentado:
  • SergioDV    

    Volviendo a la Ley de Poe, por la cucaracha me avisan que acá hemos tenido algunos casos vernáculos, como el del Reverendo Daniel Salcedo, líder de la Iglesia de la Nueva Era (https://twitter.com/iglesianuevae) que era todo un bulo.

    Hoy la Iglesia y el Reverendo están algo trillados, les aparecieron miles de copias (la Pastora Soraya le copia TODO) y el Reverendo tiene laburo y cosas que atender en el mundo real, por lo que ya no es lo que era; pero en su época de esplendor cayeron un montón.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • nan    

    me hace acordar a la definiciòn de sesgo por confirmación (confirmation bias), en mayor o menor medida, somos todos un poco ciegos con aquello que contradice nuestras creencias. El pensamiento crítico se práctica infrecuentemente.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Andrés    

    Bueno, está pasando algo muchísimo más grave, porque en las redes sociales cualquier loco o troll puede difundir información falsa, por ignorancia o mero nihilismo.

    ¿Pero qué me dicen del ámbito académico, donde se supone que rige la racionalidad científica?

    Para los que no están informados, les cuento en breves palabras que desde hace algunas décadas en Occidente se ha vuelto fuerte una nueva corriente filosófica llamada "posmodernismo" que reniega de la racionalidad y que además ha servido de marco teórico para que la izquierda política pueda reinventarse.

    Luego del fin de la Guerra Fría y el aparente triunfo del capitalismo sobre el comunismo, la izquierda cambió su militancia materialista dialéctica enfocada en la lucha de clases revolucionaria por una nueva narrativa posmoderna, basada en las relaciones de poder entre grupos identitarios opresores y minorías oprimidas.

    Así surgieron movimientos como los Social Justice Warrios en USA, que son universitarios de clase media alta con complejo de culpa, que pretenden luchar contra el racismo, la misoginia y toda clase de discriminaciones, pero llevando estas causas justas al extremo del absurdo. De esta misma inspiración ideológica son el feminazismo, la ideología del género y el veganismo.

    ¿Por qué hablo de todo esto?

    Pues bien, este tipo de ideologías abandonan la racionalidad y se alimentan del fanatismo, y por tanto no deberían tener cabida en las universidades, pero está sucediendo todo lo contrario. Los progresistas posmodernos están tomando los campus e incluso las cátedras en las universidades occidentales.

    Comenzaron, naturalmente, en las facultades de humanidades y ciencias sociales, muchas de las cuáles ahora trabajan en estudios "de género" y de otras problemáticas, reemplazando metodología profesional por palabrerío sin sentido.

    ¿No me creen? ¿Todavía no ven a dónde quiero llegar? Sigan leyendo.

    En la década de los ´90 un físico americano llamado Alan Sokal, cansado de ver como los posmodernos tomaban más y más relevancia en el ámbito de las ciencias, decidió ponerlos en evidencia.

    Sokal escribió un falso artículo científico y lo envió a una revista de ciencias sociales de tendencia posmoderna. Los científicos que trabajan haciendo investigaciones escriben regularmente artículos que son llamados "papers" y los comparten con otros colegas para que éstos los revisen y les hagan correcciones. Este mecanismo se llama "revisión entre pares" y sirve para que los profesionales de una misma disciplina se controlen entre sí, garantizando un mínimo de rigor al avance del conocimiento en cada campo. Las revistas científicas, por su parte, no son como las revistas que compramos en el kiosco de diarios, son publicaciones que hacen universidades o editoriales de cierto prestigio, que van publicando los papers, luego de revisarlos claro.

    Bien, Sokal escribió (bajo seudónimo) un paper totalmente ridículo, en donde usaba palabrerío para decir, por ejemplo, que la gravedad en realidad no existe, ya que es una "construcción social". ¿Y a qué no saben que pasó? La revista publicó el artículo, lo dieron por bueno.

    Este escándalo levantó mucho revuelo, pero aún así los posmodernos siguieron medrando en las ciencias, sobre todo en las sociales, durante las décadas siguientes. Hoy tienen preeminencia en las universidades, la prensa, los medios de comunicación masiva, y hasta en los gobiernos. Todas estas tonterías del "lenguaje inclusivo" son un buen ejemplo.

    Sin embargo, no está todo perdido, porque hay varios científicos que han seguido el ejemplo de Sokal para dejar en evidencia la irracionalidad anti-científica de los progres. Tres norteamericanos (Peter Boghossian, James Lindsay y Helen Pluckrose) hace unos años decidieron hacer el mismo experimento. Enviaron varios papers falsos, escritos todos en la jerga posmoderna, pero cuidadosamente redactados para ser absolutamente ridículos, sin ningún sentido. Incluso fueron más allá, y tomaron un capítulo del Mein Kampf (el libro escrito por Adolf Hitler) y lo enviaron a una revista de ciencias sociales "feminista". El resultado: lo publicaron.

    La historia sigue, porque James Lindsay ha seguido por su cuenta y hace poco logró que otra revista feminista le publicara un paper en donde explica que el cambio climático es causado por el "pene conceptual".

    Así que como ven, estamos en real peligro. Vivimos en una cultura que está renegando de la racionalidad para adoptar prejuicios ideológicos bizarros. Hoy, en pleno siglo XXI, en Occidente las universidades y los ámbitos científicos son incapaces de distinguir una broma de un argumento serio.

    Creo que Fabio debería aprovechar la plataforma de su blog para alertar sobre esto y ayudar a crear conciencia.

    Saludos.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador