Operación Vegetarian: contaminar con Antrax para ganar la guerra

Parte de los planes de guerra, cuando todo está en una situación extremadamente crítica, incluye cosas de las que nadie estaría orgulloso y que preferiría no hacer. Pero se planifican.

Un ejemplo de esto es cuando los británicos planearon contaminar los campos y cultivos alemanes con Antrax y matar millones en el proceso. Sí, era la Segunda Guerra Mundial, pero ¿Se justificaba? Por suerte no lo hicieron pero... sí lo probaron: en una pequeña isla de Escocia que estuvo casi cincuenta años cerrada completamente al público.

En 1942 los británicos comenzaron a planificar la operación Vegetarian, la derrota en la Batalla de Inglaterra y los avances en el norte de África tal vez salvaron al mundo de los horrores que podría haber provocado.

El uso de armas biológicas no sólo era cuestionable, era riesgoso hasta para la propia supervivencia, el hecho de tan sólo pensarlo y planearlo ya destaca la desesperación y cierta falta de humanidad, pero en esa época se estaban barajando todas las opciones ya que una invasión alemana sobre las islas británicas era vista como posible.

La idea era soltar sobre los campos alemanes donde pastaba el ganado "tortas" con comida para el ganado vacuno contaminada con Antrax. El objetivo era quitarle completamente el ganado a los nazis y obligarlos a ser vegetarianos a la fuerza, algo que les quitaría completamente la capacidad de alimentar a su tropa y, también, a su propia gente. Matarlos de hambre (Veganos, no se ofendan, el plan era así y con razón).

Hay varios problemas asociados con esto que contaré más adelante pero básicamente esto dejaría el territorio alemán inhabilitado para producir ganado por generaciones sino siglos.

El gobierno birtánico aprobó la idea, 12 bombarderos de la RAF se modificarían para realizar los lanzamientos, y tomaron posesión de una isla escocesa llamada 'Gruinard' para hacer las pruebas.

Se transportaron ovejas y se detonó un pequeño dispositivo que esparciría las "tortas" de comida para las mismas. En pocos días las ovejas estaban todas muertas por la bacteria y los investigadores militares comprobaron que, además, la explosión había esparcido las esporas por toda la isla y la cerraron en una indefinida cuarentena.

He aquí el problema con el experimento, si bien enterraron todos los cadáveres de ovejas al menos uno de los cuerpos terminó en el mar, flotó hasta tierra firme y allí un perro comió un poco del mismo. Esto se esparció entre el ganado local y unos 100 animales murieron o fueron sacrificados, casi provocaron en su propio territorio lo que intentaban hacer en Alemania!

Toda esta historia quedó oculta en papeles secretos del gobierno británico hasta bien entrados los años 80s, la isla se mantuvo cerrada al público y en una permanente cuarentena.

En 1944 las tortas estaban listas para ser lanzadas sobre Alemania a la espera de la orden de Winston Churchill quien al final decidió que no era necesario puesto que la guerra estaba siguiendo un curso más que favorable, infectar el territorio que estaba por ser conquistado no tenía sentido alguno y los alemanes ya se estaban muriendo de hambre hacía rato.

Cinco millones de tortas de Antrax fueron eliminadas en un incinerador, salvo la isla, claro.

El antrax es una infección causada por la bacteria Bacillus anthracis que puede provocarse por la piel, los pulmones, intestinos o inyección, es el de vía respiratoria tal vez el más peligroso de todos con un 50-80% de probabilidad de muerte aun con tratamiento.

Pero hay otra pega, las esporas pueden durar años, muchos años. Los primeros que lo usaron como arma fueron los japoneses de la Unidad 731 en Manchuria durante los años 30.

En los años 80 un grupo militante llamado "Dark Harvest Commando" empezó a demandar la limpieza de la isla Gruinard enviando a distintas oficinas gubernamentales muestras de tierra de la isla. De hecho, algunas de estas muestras estaban contaminadas con Antrax, otras no, pero ese era el problema: todavía estaban activas las esporas!

Esto obligó al gobierno a actuar y en 1986 empezaron las tareas de decontaminación vertiendo 280 toneladas de formaldeido diluido con agua marian sobre las 196 hectáreas de la isla y removiendo la capa superior de tierra de la zona más contaminada (donde se había realizado la explosión). Para verificar si el trabajo había sido bien hecho se dejó pastar un pequeño grupo de ovejas durante un tiempo, ninguna enfermó.

El 24 de Abril de 1990, 48 años luego de comenzada la cuarentena, el ministro de defensa Michael Neubert visitó la isla y removió los carteles de peligro, el 1 de Mayo de ese año la familia dueña del terreno volvió a comprarlo por 500 libras, el precio que el gobierno le había prometido en 1942 para devolvérsela.

Los soviéticos tuvieron su propia isla, la Vozrozhdeniya en el Mar de Aral (mar que ya casi ni existe porque lo han ido secando de tanto explotar los ríos que lo alimentaban). Allí tenían la base secreta de pruebas Aralsk-7 en la que el ingeniero bioquímico Brian Hayes junto a la agencia de reducción de riesgo (TRA) realizó una expedición para eliminar y neutralizar entre 100 y 200 toneladas de Antrax durante unos tres meses, esto fue recién en 2002. Porque no aprendemos más, claro.

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Que pedazos de hpd.... pero ya no me sorprende nada... Que cancer que somos los seres humanos lpm....

    Tremenda historia... sobre todo cuando se le desmadro y casi hacen mierda la gran bretaña.... por bolas tristes!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Bruno    

    Si mal no recuerdo, la guerra bacteriológica se aplicó -al parecer exitosamente- durante uno de los tantos sitios a Constantinopla. Creo que arrojaban sobre los muros fortificados ratas infectadas con peste bubónica con la finalidad de difundir la enfermedad entre los sitiados. Así que el tema no es nuevo.
    Apostaría que los ingleses también tenían un plan b consistente en quemar los campos sembrados -próximos a cosechar- con cereales usando bombas ad-hoc. Imaginar un verano europeo con clima seco y fuego es la peor de las pesadillas. Ignoro si sería efectivo pero sin duda estimo que constituiría un buen dolor de cabeza estar apagando múltiples focos igneos.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Danbat    

    Tal vez no lo recuerden pero luego de los atentados del 11 de Septiembre de 2001 hubieron casos de ataques de antrax enviando las esporas por correo. Argumentaron que había sido Saddam Hussein quien había estado experimentando con eso en la guerra con Irán pero resultó ser un terrorista de USA. De hecho uno de los argumentos para invadir Irak en 2002 fue, justamente, el desarrollo de armas biológicas que, como pudieron comprobar después, nunca pasó de una fase experimental.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Muy buen artículo. No sabía nada de este tema.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador