El último emperador de África - Jean-Bédel Bokassa

Jean-Bédel Bokassa no es un nombre que tengan muy escuchado, su país tampoco, la República Centroafricana es, en su momento y en la actualidad, uno de los países más pobres y miserables del mundo.

El país se independizó en 1959 de Francia y, como muchas colonias, todo empezó a salir mal muy pronto empezando por la muerte, en un sospechoso accidente de avión, de su líder Barthélemy Boganda. Su primo David Dacko tomó el poder y se transformó en el primer presidente.

Pero, como buena república joven africana, poco le duró porque en 1965 entró en escena un coronel que, mediante un golpe de estado, lo sacó del gobierno... era Jean-Bédel Bokassa, el futuro último emperador.

Normalmente las dictaduras suelen comenzar con algo de júbilo porque un golpe implica un cambio de gobierno "malo" por la esperanza de uno "mejor", algunos dictadores empiezan como héroes. Bokassa hizo lo que todos los golpistas el primer día: suspender la constitución y disolver la Asamblea Nacional, classic.

Su discurso por radio parece sacado del libro del dictador benevolente:

¡Africanos centrales! ¡Africanos centrales! Este es el coronel Bokassa hablando con ustedes. A las 3 a.m. de esta mañana, su ejército tomó el control del gobierno. El gobierno de Dacko ha renunciado. La hora de la justicia está cerca. La burguesía es abolida. Una nueva era de igualdad entre todos ha comenzado. Los africanos centrales, donde sea que se encuentren, tengan la seguridad de que el ejército los defenderá a ustedes y a su propiedad ... ¡Viva la República Centroafricana!

Su primera misión fue mejorar su imagen luciendo sus medallas de cuando combatió junto al ejército francés, mostrando una imagen de macho resolutivo, masculino y sin miedo.

Creó un Concejo Revolucionario para reemplazar a la Asamblea Nacional, y, como dictamina el manual dictatorial, anunció que en el futuro habrían elecciones que, obviamente, nunca llegarían porque, como toda promesa política, tenía una pega: lo haría una vez que terminara de eliminar la amenaza comunista, estabilizara la economía y acabara con la corrupción.

Ojo, es buena promesa de dictador, la vara bien alta así nadie te acusa de no cumplir con la promesa democrática "es que falta muchísimo todavía".

Obviamente todo partido político fue prohibido y empezó con sus leyes para tratar de conseguir sus objetivos mágicos, porque siempre un poquito de impulso tienen al comienzo, prohibó la mendicidad, la vagancia, armó una brigada de "moralidad" para evitar la indecencia, abolió la poligamia, la circuncición femenina y la dote, abrió un sistema de transporte público que hasta ese momento no existía en la capital Bangui, hasta subvencionó orquestas.

Para tratar de justificar el golpe de estado acusó a agentes chinos comunistas, hasta cortó relaciones con China para tratar de darle forma a la idea, le costaba conseguir reconocimiento internacional para su presidencia logrando su primer acierto con el vecino Chad. Cuando Francia siguió negándose amenazó con salir del Franco como moneda para presionar un poco y lo visitó de Gaulle, esto le sirvió para tener, al menos, el reconocimiento de sus ex colonos.

Su co-conspirador en el golpe, el capitán Alexandre Banza, empezó a molestarse abiertamente por el derroche de dinero de Bokassa así que empezó a conspirar en su contra juntándose la mayor parte del tiempo con soldados para tener apoyo de la base, imprescindible para otro golpe, así que empezó a enviar a los simpatizantes de Banza a la frontera y a él lo "bajó" a Ministro de Salud.

Banza siguió con el plan de hacer el golpe y se lo comunicó al teniente Mandaba para conseguir su apoyo, pero éste lo traicionó y el día que iba a comenzar el golpe le tendió una trampa. El 9 de abril de 1969 lo atraparon, le rompieron los brazos para doblegarlo y lo metieron dentro del baúl de un Mercedez Benz para llevárselo a Bokassa.

Luego de casi matarlo a golpes le hicieron un juicio y aquí la historia pasa a ser más truculenta todavía, no se concen las instancias concretas de su muerte porque hay dos historias totalmente factibles, por un lado que un pelotón de fusilamiento lo ajustició luego de un juicio rápido, la segunda que fue llevado a una reunión de gabinete donde Bokassa lo castigó a latigazos y tajeó con una navaja, luego que los guardias le rompieron la espalda a golpes, que fue arrastrado por la ciudad y finalmente fusilado. Como sea, meterse con Bokassa era claramente una sentencia de muerte.

Como es de esperar en el proceso de crecimiento de un dictador él mismo se ascendió a General en 1970 y se declaró presidente vitalicio en 1972, en Diciembre de 1974 sufrió otro intento de golpe al cual también sobrevivió. Siguió siendo cada vez más impredecible en sus políticas internas, en 1976 sobrevivió a otro atentado contra su vida.

En 1977 quedó en manifiesto su delirio de poder pero, además, el apoyo que recibía incondicionalmente de Francia. He aquí tal vez el mayor de los problemas con el país, Bokassa recibía mucha ayuda francesa y por eso lograba sostenerse en el poder, no era casual, los recursos del país eran explotados por empresas galas y la ex colonia se sostenía gracias a su dueño original.

Esto lo llevó a planear coronarse emperador, acto que iba a ser apalancado por los franceses que hasta aseguraron el acto con un batallón entero para protegerlo, esta coronación fue el colmo de lo que podía sufrir el pueblo centroafricano.

La ceremonia duró dos días, se gastó 20 millones de dólares que, para el momento, era más que el presupuesto anual del país. La ceremonia fue organizada por el artista francés Jean-Pierre Dupont, el joyero Claude Bertrand creó la corona llena de diamantes (la corona solamente había costado dos millones), el trono estaba coronado por una enorme águila de oro macizo y su capa con 785.000 perlas y 1.220.000 cristales. En total 5 millones para su vestimenta.

La coronación fue todo un despilfarro, los invitados faltaron todos con excusas y razones obvias, desde el Papa hasta los mandatarios de otros países, todos se fueron acobardando. El único aristócrata presente fue el príncipe Emmanuel de Liechtenstein, uno de los países más pequeños del mundo.

La gran mayoría de los países envió embajadores y ministros pero no fueron los jefes de estado, inclusive otros dictadores africanos del momento como Idi Amin o Mobutu Sese Zeko encontraron excusas para el faltazo. De 2500 invitados sólo 600 asistieron incluyendo 100 periodistas.

Ahora era Su Alteza Imperial, Bokassa I, Emperador del África Central.

Esta forma de vida le iba a jugar una mala pasada porque en 1979 en un diario satírico francés se publicó una nota en la que exponía que un ministro francés había recibido diamantes de regalo de parte de Bokassa en 1973, esto derivó en un escándalo y a partir de eso Francia tuvo que dejar de darle la mano con tanta gracia.

Sumado a esto Bokassa empezó a acercarse al líder libio Muammar al-Gaddafi para recibir ayuda financiera, hasta se convirtió brevemente al islam para ver si eso le servía, pero volvió al cristianismo al no ver un centavo (firme de convicciones religiosas era).

Para 1979 las torturas y desapariciones de disidentes eran moneda corriente, el país seguía siendo extremadamente pobre y los franceses habían retirado todo apoyo. La escaséz de comida derivó en protestas y esto a masacre de civiles.

Pero Bokassa no era precisamente muy hábil para leer la situación y el 17 de Abril de 1979 la cosa se fue de las manos (si es que todo esto no estaba bastante por fuera de su control). Había ordenado que todos los alumnos de escuelas llevaran un costoso uniforme que tenía hasta su cara bordada en él, los jóvenes protestaron en masa y muchos fueron arrestados, unos 100 asesinados.

El mismísimo Bokassa participó de la masacre entrando a las cárceles y golpeando hasta la muerte a varios niños, la prensa internacional informó lo sucedido y esto abrió la puerta para una intervención cuasi colonial francesa, la Operación Caban y la Barracuda. La primera para asegurar el aeropuerto de Bangui y la segunda para derrocar a Bokassa.

Los franceses invadieron el 20 de Septiembre y optaron por reinstaurar al ex presidente centroafricano David Dacko. Desde Gabon y Chad los franceses entraron al país y Bokassa, quien estaba en Libia de visita oficial en ese momento, escapó a Costa de Marfil por cuatro años. El imperio había dejado de existir, la República Centroafricana volvía a nacer... pero claro, es África, a Dacko lo derrocaron en 1981, André Kolingba tomó el poder hasta 1993, es otra historia por supuesto.

Aunque no lo crean Francia le dio asilo a su propio derrocado, es que Bokassa había sido soldado francés así que por sus servicios el asilo le correspondía. En sus siete años en París escribió sus memorias, un juez le quitó los libros publicados, es que había admitido que había estado de fiesta con el presidente francés Valéry Giscard d'Estaing, el tema de los diamantes y las prostitutas no cayó muy bien en Francia.

Fue juzgado en ausencia en su país al que retornó en 1986 para ser arrestado inmediatamente. Lo llevaron a un juicio basado en la estructura francesa de leyes, una innovación en África donde los juicios eran teatro, tuvo lo más parecido a un juicio justo pero varias leyes dictadas por Kolingba le habían dado anmistía.

Los cargos iban desde malversación de fondos y asesinato hasta... canibalismo, tema por el cual pudo ser juzgado, al final fue condenado por todo lo demás a muerte pero Kolingba le conmutó la pena a prisión perpetua. Luego la bajó a 20 años y para cuando volvió la democracia su último acto de gobierno fue darle una amnistía y liberarlo en 1993.

Para ese entonces su mente estaba algo inestable, se creía el decimotercer apóstol y deliraba, murió en 1996. En 2010 el presidente Bozizé lo "rehabilitó" y hoy en día hasta se lo venera como un gran presidente en su país... medio extraño considerando las matanzas, el gastarse el dinero público para cualquier cosa y hasta comerse a sus rivales sin olvidarse de la masacre de niños.

Hoy en día su país es el más pobre del mundo con los peores índices de pobreza y desarrollo humano.

Más info: 1, 2, 3, 4

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Cattel    

    Hermoso lo de Francia apoyando la creación de un imperio, les tiraba lo napoleónico.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Ariel    

    Me cuesta entender que un pais con tan pocos habitantes y tantos recursos no pueda administrarse mejor. Si ya se... Y por casa como andamos....

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • no es tan difícil de entender, desde afuera todos ponen guita en líderes tribales para controlar las zonas mineras, además de diamantes y todo lo bonito hay cosas como el coltan que se utiliza en electrónica, seguramente el teléfono que tenés posee algo de coltan de este país, imposible que mejore mientras esto sea un negocio

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Se quejan de los yanquis pero Francia apoyo a cada monstruo, dio mio.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador