La Batalla de Palmdale o el dron suelto que nadie podía derribar

Érase una vez durante la Guerra Fría en la que la marina lanzó un viejo avión como drone para unas prácticas y éste se les escapó. Llamaron a la fuerza aérea para derribarlo, ellos no tenían en ese momento nada para hacerlo a mano.

Pero he aquí que resultó ser el avión sin triuplación más elusivo de la historia que no sólo dejó en ridículo a la fuerza aérea de los EEUU sino que puso en manifiesto el pequeño problemita que tenían ante un ataque soviético, si seguían así no le iban a pegar a nada.

La historia lleva el curioso nombre de "La Batalla de Palmdale" aunque nunca existió tal batalla en California, pero es más un recordatorio de lo mal que puede salir algo cuando está todo atado con alambres.

En este caso era ni más ni menos que toda la seguridad aérea de los EEUU en plena Guerra Fría con el riesgo de que aviones soviéticos como el Tupolev Tu-16 o el Myasishchev M-4 pudieran ingresar en el espacio aéreo americano y lanzar bombas nucleares.

Hay que tener en cuenta que estamos hablando de los años inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial donde los aviones a reacción y los radares empezaban a reemplazar todo lo que fuese propulsado por hélice.

Pero nuestro elusivo avión es justamente un viejo F6F de la US Navy vívidamente pintado de rojo, para que se vea bien de lejos, que eran utilizados para probar la primera generación de misiles antiaéreos. Y como digo primera generación es porque hasta ese momento los que existían NO eran dirigidos, eran cohetes que iban "más o menos" en la dirección que se apuntaba, los dirigidos estaban en etapa inicial de desarrollo con bastante poco éxito.

En la mañana del 16 de Agosto de 1956 desde la base naval de Point Mugu despegó un F6F-5K que era pilotado desde tierra vía radio en dirección a la zona donde debía ser derribado por un misil. Pero he aquí que al poco tiempo de despegar el avión perdió totalmente la conexión con la base, estaba "suelto".

Suavemente el ahora anarquista dron empezó a virar hacia la izquierda en dirección a Los Angeles pero la US Navy no tenía ningún avión en la zona para despacharse al dron, la idea era usar los misiles en la zona indicada pero el F6F estaba yendo para otro lado. Así que telefonearon a la US Air Force, la fuerza aérea, lo que ya supondría varios días de humoradas por parte de éstos cuando los chistes fueran por "se les escapó un Dron" pero no venía al caso, el avión estaba en curso hacia centros urbanos, había que bajarlo de algún modo.

Así pues el escuadrón de intercepción 437 de la base Oxnard fue alertado y despegaron dos F-89D Scorpion. El Scorpion era el primer interceptor a reacción diseñado para este propósito, para nuestros ojos modernos se ve como un vetusto avión subsónico porque lo era, pero tengan en cuenta que todavía no existían muchos aviones supersónicos para la tarea en servicio (ya estaba por ahí el F-102 Delta Dagger pero recién ese año entraba en servicio para la misma tarea).



El F-89D tiene una particular forma en la punta de las alas, dos enormes pods llenos de cohetes, los Mk 4 Folding-Fin Aerial Rocket (FFAR) o más conocidos como "Mighty Mouse". Estos Mighty Mouse no son cohetes dirigidos, van para donde se apunte el avión, son bastante precisos pero sí o sí explotan por contacto y no por proximidad (los misiles modernos ni siquiera tienen que tocar al objetivo, la metralla hace el trabajo mucho mejor).

Pues bien, los dos interceptores, uno comandado por el Primer Teniente Hans Einstein (lindo apellido!) y su observador de radar, C.D. Murray y el otro con Richard Hurliman junto a Walter Hale, se dirigieron hacia el sur a máxima velocidad para encontrarse con su objetivo que estaba volando en dirección a Los Angeles a unos 9000 metros de altitud.

El objetivo iba tranquilo, como si nada, y siempre girando lentamente. Poco a poco pasó por Santa Paula y los pilotos decidieron, sabiamente, no disparar hasta que estuvieran en alguna zona no habitada. Sus Mighty Mouse podrían hacer estragos si caían en un barrio.

Tenían un par de opciones, una utilizar el nuevo sistema de control de tiro Hughes E-6 que junto al radar AN/APG-40 podía calcular la ruta de tiro, toda una computadora para la época, esto les permitía disparar desde atrás o podrían hacerlo perpendiculares al objetivo. El problema de todo esto, que los diseñadores del E-6 parece no habían pensado, era que el F6F estaba permanentemente girando, de a poco, no se quedaba quieto el maldito.

Por ende dedicideron optar por la segunda opción, irle de costado, y para cuando el dron giró hacia el valle Antelope, casi sin habitantes, decidieron disparar en modo automático con el sistema de radar... que falló. Así es, error de diseño que, menos mal, se dio en esta prueba porque si era un ataque real estaban fritos, la computadora no podía apuntar!

Tuvieron que pasar al modo manual pero he aquí el segundo problema típico de los militares: como habían puesto el sistema automático le habían sacado las miras a los aviones, total... ¿Quién las necesita? Einstein y Hurliman todavía deben estar puteando al ingeniero que les sacó las miras.

Okey, no podían usar el radar ni la computadora, no tenían miras, pero todavía tenían los misiles NO guiados, repito, NO guiados, era tirar una lluvia de misiles y ver si más o menos le podían pegar alguno porque seguridad no había nunguna. El F-89D al menos permitía tres tipos de disparo, todo junto, dos tandas o tres, eran 104 cohetes que se podían despachar en medio segundo (literalmente) pero que podían optar por 64-42 o 42-32-30 para tener más posibilidades de acierto. Linda lluvia de cohetes.

Obviamente optaron por la última y mientras volaban sobre Castaic dispararon la primera tanda errando todos los disparos. El segundo avión hizo su descarga de sus propios 42 y también fracasó en el intento, ninguno detonó.

Cerca del pueblo de Newhall lo intentaron de nuevo, esta vez no podían fallar, pero sí que fallaron y de qué manera, habían disparado 208 cohetes y NINGUNO había pegado en el rojísimo Hellcat que se les escapaba y, para colmo, ya se estaban quedando sin combustible.

No les quedó otra opción qu evolver a su base con la cabeza gacha mientras el F6F se dirigía a Palmdale ya pistoneando por la falta de combustible porque, al fin y al cabo, el dron tampoco tenía los tanques llenos, su misión original era más bien corta y su destino era ser volado por los aires.

Al poco tiempo su motor falló sin combustible y descendió hasta chocar con unos cables de alta tensión y enterrarse en la arena con un ala y desintegrándose. Recién en 1997 fue encontrado por arqueólogos e identificado por los números de serie, miren si lo habrán perdido :D

Ahora bien, uno podrá pensar que aquí termina la historia pero no, esos Mighty Mouse fueron a parar a algún lado y esto es lo divertido, el desastre que terminaron armando, porque la primer tanda provocó un incendio de unas 61 hectáreas, otros una de 140 hectáreas, y así fueron detonando y creando un típico desastre que nadie había calculado. Para cuando terminaron de apagar los incendios entre 500 bomberos se habían quemado unas 400 hectáreas en total.

Se encontraron fragmentos de misiles por todos lados, incluyendo en casas, y de los 208 apenas 16 no detonaron, y eso que supuestamente tenían un control de no detonación para cuando el misil no le pegaba a nada. Claramente no funcionó.

Pero lo que quedó en manifiesto es que si no podían derribar a un dron que iba tranquilo sin hacer nada ¿Cómo cuernos iban a derribar a un bombardero soviético? Por suerte los F-89D y otros ya tenían para ese entonces otras opciones de misiles más modernos que podían seguir a su rival (como el GAR-1/2 Falcon) o, para casos extremos, el ridículo Genie que era un misil con una cabeza termonuclear de 1.5 Kilotones con la que, supuestamente, podrían derribar formaciones de bombarderos enemgios.

Cual es el chiste final? El Genie tampoco era un misil dirigido :D

Via 1, 2, 3 y 4

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Danbat    

    A medida que leía me iba preguntando por qué no les dispararon con ametralladoras y resulta que los aviones no tenían. El diseño original tenía entre 4 y 6 cañones, pero para reducir peso y meter la computadora las sacaron. Le tenían tanta confianza a los misiles que los dejaron sin sistema de respaldo. Era, evidentemente, un avión destinado al desastre. Menos mal que los soviéticos no se enteraron a tiempo sino la historia habría sido otra.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Tifeo    

      Les costó un poco aprender con el tema de los cañones. Sino mirá el F-4!!!
      Recién en la versión E (de la USAF) les pusieron cañón integrado. Es más, ninguna de las versiones de la US Navy y el USMC tuvieron cañon, tenian que usar un pod!

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Pen Pen    

    Pintoresca historia. Me encantó!

    Me recordo tambien a los Simpsons, cuando bob escapa en el avion de los Hnos Wright y los F14 (creo) no logran interceptarlo :D


    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Revisado: 18/02/2019 - 12:51:42
  • MaC    

    Menos mal que somos tercermundistas y tenemos aviones igual de antiguos que los que cruzan nuestras fronteras...sino no podríamos voltearlos...evidentemente despues del 3 o 4 helicoptero de gendarmeria derribado ya nos estariamos quedando sin...alabado sea el subdesarrollo

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador