La Batalla de Inglaterra - 1940

Escrito el , visto 3168 veces Ver usuariopor



What General Weygand has called The Battle of France is over. The battle of Britain is about to begin.

- Winston Churchill


Cuando la Alemania Nazi estaba invadiendo Francia, y vencía claramente la resistencia gala, Hitler mismo había empezado a pensar en el paso siguiente, si la Guerra no terminaba ahí, deberían invadir Gran Bretaña.

Todavía no habían evacuado Dunquerque cuando el 24 de Mayo de 1940 emitió la Directiva de Guerra Nro.13, autorizaba a la Luftwaffe a atacar Inglaterra tan pronto hubiese unidades en cantidad y disponibilidad, con la idea de eliminar la capacidad británica de ataques sobre el Ruhr que estaban sufriendo los alemanes.

Hasta ese momento no existía la "Blitz" como se llamó en Londres al ataque a ciudades, es que sencillamente Hitler, aunque muchos no lo crean así, quería la paz y no embarcarse en una guerra casi imposible con Gran Bretaña, pero los británicos no estaban pensando en lo mismo...




Spitfires sobre Gran Bretaña


Normalmente los artículos relacionados a la Batalla de Inglaterra (En inglés se refieren generalmente como la batalla de Gran Bretaña, que es lo correcto) comienzan hablando sobre el bombardeo a ciudades británicas por parte de unos malvados alemanes, pero sabemos bien que la historia no es tan simple.

El objetivo incial de los alemanes era llegar a un fin del conflicto, temían mucho más a los comunistas en el este que a los aliados occidentales, si podía eliminar rápidamente la resistencia francesa, cosa que se logró en un ataque relámpago de pocos meses, y si el Reino Unido no se involucraba de lleno, podía entonces contener su mayor amenaza, la hasta entonces aliada URSS (aliada para dividirse Polonia, nada más).

Pero Hitler había cometido su primer error al invadir Francia misma, nunca los británicos iban a poder confiar en un armisticio entre ambas partes, mucho menos con París tomada por los nazis, si Hitler jamás hubiese invadido a su vecino éste tampoco hubiese tenido el coraje de invadir Alemania, hubiese sido una "guerra" entre comillas, la Phoney War como se la llamó.


Messerschmitt Bf 110


Una vez consolidada la invasión de Francia el objetivo estuvo en aniquilar la capacidad británica de presentar batalla y bombardear objetivos germanos, para poder invadir el sur de Inglaterra lo primero y primordial era controlar el espacio aéreo.

La Luftwaffe podía encargarse de la Royal Navy si controlaba el espacio aéreo, pero la flota alemana no, era demasiado pequeña y limitada, el aire era el medio por el cual se iba a pelear y ganar esta batalla y donde se definiría la mitad de la guerra.

Al poseer los cielos la economía británica se vería afectada rápidamente provocando un excelente escenario como para un armisticio, bombardear las localidades civiles no eran prioridad ya que si bien podía afectar la moral y generar terror bien podía provocar lo opuesto. Esta era la opinión del jefe de comando (Oberkommando der Wehrmacht) de la Wehrmacht, Alfred Jodl.


Artillero frontal de un Heinkel He 111


Si no se lograba, luego de que la Luftwaffe lograse la superioridad aérea llegaría el golpe final, el Todesstoss, con una invasión y ocupación de las islas. Hermann Göring, el comandante en jefe de la Luftwaffe creía esto totalmente posible y ordenó destruir a la RAF y proteger la industria alemana, luego destruir todo cargamento de reabastecimiento a las islas.

La etapa de negociaciones de paz es muy poco conocida ni comentada, en Julio de 1940 Hitler trataba de conseguir alguna negociación para evitar una escalada mayor, lo hacían vía Suecia y hasta el 19 de Julio dio un discurso ante el parlamento clamando por "razón y sentido común", el Führer no odiaba a los británicos, no quería entablar otro frente. El interés de Hitler por lograr la paz con Gran Bretaña se sostuvo inclusive hasta 1941, pero Winston Churchill estaba en total oposición a cualquier paz con los alemanes, no iba a aceptar otra debilidad como la que había llevado a la pérdida de Francia y la humillante huída desde Dunquerque.

Mientras la Wehrmacht se preparaba para su propio "Día D", la operación León Marino (Unternehmen Seelöwe), la batalla comenzó bien arriba...


Junkers Ju 87 Stuka


Una guerra en el aire imposible de ganar



Los alemanes habían agrupado su fuerza aérea en tres grupos, Luftflotten 2, 3 y 5, pero a diferencia de lo que creían los británicos los alemanes no tenían tantos aviones como hacían falta para ganar la batalla.

Ya desde el principio el equipo disponible se había visto reducido, la heroica aunque futil resistencia holandesa, con artillería antiaérea principalmente y un poco del esfuerzo de su diezmada flota, habían provocado la pérdida alemana de al menos 65 cazas y 276 aviones de transporte, si la operación Seelöwe requería de paracaidistas (Fallschirmjäger), iba a ser prácticamente imposible lograrlo en cantidad.


Flota de He 111 cruzando el Canal de la Mancha


Al mismo tiempo los alemanes creían que la RAF (Royal Air Force) tenía un tamaño muy inferior y que las líneas de producción británicas no podrían contener las pérdidas. Esto en parte era cierto, pero a diferncia del Tercer Reich el Reino Unido tenía una base industrial mucho más sólida y cada fábrica ya poseía la capacidad productiva correcta. Las fábricas alemanas funcionaron bajo un sistema caótico en la que perdían más tiempo preparando sus herramientas para cada nuevo modelo a diferencia de los británicos que no poseían tal variedad.

Consideren además el esfuerzo de guerra sabiéndote una isla y siendo el único país que había quedado libre de los nazis con Noruega, Dinamarca, Polonia, Holanda, Bélgica, Francia totalmente invadidas.


He 111 derribado


Era una batalla perdida desde el comienzo, el mayor error provenía del concepto del mismo Hermann Göring, bombarderos medianos, los Heinkel 111 y Do 17, incapaces de llevar una gran carga de bombas y muy débiles para sobrevivir al fuego enemigo, demostraron rápidamente su incapacidad.

Los cazas eran un problema, el Bf 110, bimotor, no era capaz de competir contra los cazas británicos monomotor, la tarea quedó en manos del legendario Bf109 el cual tenía un alcance relativamente corto.

Para colmo, cada piloto caído era automáticamente un prisionero británico, mientras que cualquier piloto británico que perdiese su avión pero lograse sobrevivir, rápidamente podía volver a su aeródromo. En cambio si los británicos caían sobre el mar se invertían los roles. Los alemanes disponían de 30 hidroaviones Heinkel He 59 mientras que los británicos no poseían nada similar, más de doscientos pilotos perecieron en las gélidas aguas del Canal o del Mar del Norte.


Lo último que querrías ver en tu popa


Las provisiones llegaban desde EEUU y la Kriegsmarine carecía de la capacidad de cortar sus líneas de suministros, a tal punto los EEUU enviaban material de guerra que obligó a los alemanes a declararles la guerra el 11 de Diciembre de 1941 (además del detalle de Pearl Harbour).

Del lado británico la joya de la fuerza aérea era el Supermarine Spitfire, pero es falsa la suposición generalizada de que fue EL avión de la batalla, en cambio el menos reconocido Hawker Hurricane fue el verdadero héroe con mayor cantidad de kills en el bando enemigo y, además, una mucha mayor cantidad de éstos disponibles ya que el Spitfire era mucho más moderno y complejo de producir. Con los años fue el que lo reemplazó completamente, pero en 1940 el Hurricane era la mejor máquina que la RAF tenía en cantidades suficientes como para marcar la diferencia.

Los británicos poseían, además, un sistema de radarización que, si bien era primitivo, daba una alerta temprana a los escuadrones para poder salir a interceptar a los alemanes rápidamente. El sistema tenía un alcance que llegaba hasta las costas de Francia a la hora de identificar vuelos en altura y a unas pocas millas de la costa cuando se trataba de detectar vuelos a baja altura.


Pilotos de Hawker Hurricane


Durante las primeras fases de la guerra el alerta no llegaba rápidamente a los escuadrones, pero rápidamente desarrollaron el "Dowding system", en honor a su creador, el Air Chief Marshal Hugh Dowding, que resolvió el problema de comunicación agilizando la llegada del mensaje en tiempo y forma.

Esta ventaja se combinaba con la pésima capacidad de inteligencia germana que prácticamente no tenía espías válidos en Gran Bretaña, la mayoría cooptados por los mismos británicos para ser doble agentes en vez de ejecutarlos.

El otro factor decisivo fue la intercepción de los mensajes enviados por la máquina Enigma y descifrados por Ultra, si bien el ritmo de descifrado era lento permitió conocer cómo estaban organizadas las formaciones de ataque, cómo y dónde concentraban sus ataques y en muchos casos dando aviso previo de los ataques. La historia de Bletchley es bien conocida y tuvo una gran influencia en esta batalla.


Sistema de radares de Gran Bretaña


La Batalla



Los historiadores la dividen en varias etapas, algunos no coinciden en las fechas pero más o menos se podrían dividir así:

Del 26 de Junio al 16 de Julio la Störangriffe, pequeños raids de día y de noche, vuelos de reconocimiento, sembrado de minas, etc. En esta primera etapa comenzó el 4 de Julio la Kanalkampf atacando barcos de transporte.

La segunda etapa, del 17 de Julio al 12 de agosto aumentó la Kanalkampf a un nivel considerable incluyendo puertos, defensas costeras, aeródromos y hasta raids sobre instalaciones de la RAF y fábricas de aviones.



Del 13 de Agosto al 6 de Septiembre la parte principal del ataque, el Adlerangriff consistió en el intento de destrucción de la RAF, bombardeos masivos sobre los aeródromos y a partir del 19 de Agosto con bombardeos nocturnos masivos sobre puertos e instalaciones industriales en los suburbios.

A partir del 7 de Septiembre al 2 de Octubre es la etapa conocida como la "Blitz" por los británicos, donde los ataques pasaron a ser directamente sobre Londres ya sin apuntar a la industria sino toda la ciudad.

La última etapa, del 3 de Octubre al 31 de Octubre consistió en más ataques nocturnos que diurnos, éstos se redujeron notablemente como en la Störangriffe.

Para los alemanes la batalla duró hasta 1941 inclusive, pero el grueso de la contienda fueron estos tres meses donde se decidió el curso de la historia.


El "Tube" de Londres sirvió de refugio antiaéreo para sus habitantes


En el comienzo de la Batalla de Inglaterra las operaciones se centraron en objetivos militares, pero en una guerra se cometen errores, así pues los británicos bombardearon por error, tan pronto como el 4 de septiembre de 1939, Esbjerg en Dinamarca, matando a dos civiles, los alemanes dejaron caer bombas en suburbios de Londres el 15 de Agosto de 1940, a partir de allí varios bombardeos se acercaron cada vez más a los centros urbanos hasta que uno definitivo, el 24 de Agosto de 1940, cayó sobre el East End londinense. Este caso, según algunos historiadores, fue un error de un piloto, probablemente no intencional, pero significó un cambio rotundo.

La noche siguiente 81 bombarderos británicos dejaron caer su carga sobre Berlín, sin visibilidad ni siquiera apuntaron a objetivos militares, muchos civiles perecieron y esto dio comienzo a una nueva fase, la Blitz comenzaba.


La estrategia para conservar la moral fue continuar con la vida normal aun con las bombas lloviendo sobre la ciudad, funcionó.


Como los británicos continuaron los días siguientes bombardeando la capital germana Hitler retiró la orden de no atacar posiciones civiles, el 5 de Septiembre se emitía la orden, Vergeltungsangriff, los ataques venganza, bombardeo contínuo diario sobre Londres y otras ciudades bien pobladas del sur inglés.

El 7 de septiembre una oleada de 400 bombarderos y 600 cazas derramó muerte sobre el East End londinense, durante todo el día y la noche, pero el principal problema de los alemanes era que los Bf109 apenas tenían un alcance de 660km, debían abandonar muy pronto a los bombarderos y los británicos aprovechaban esta falencia. Los Bf109E-7 con tanque adicional llegaron tarde, recién para Octubre, y los Fw-190, con mayor alcance y mucho más modernos, recién para noviembre.


"Scramble" de pilotos hacia sus Hurricane


Pero los aviones de la RAF no cesaban de aparecer, el cálculo inicial de la inteligencia germana y del mismo Göring había subestimado completamente la capacidad de la misma, el 15 de Septiembre, con Göring en Francia y Erhard Milch representándolo en Berlín el mismo Hitler le preguntaba si no era hora de cancelar la operación. El General Hans Jeschonnek le pidió permiso para lanzar ataques directamente sobre las zonas residenciales pero Hitler se lo negó, no sabía cuanto ya habían bombardeado dichas áreas los ataques hasta el momento pero no quería empeorar la situación guardando esa posibilidad sólo para más adelante.

Ese mismo día dos ataques masivos fueron rechazados por la RAF, los alemanes perdieron sesenta bombarderos contra veintiseis cazas de la RAF, dos días después Hitler ponía en pausa la operación Seelöwe, era imposible invadir Gran Bretaña perdiendo la batalla en el aire. A tal punto fue desastroso el 15 de Septiembre para los alemanes que el día se conmemora en Gran Bretaña como el Battle of Britain Day.

El Blitz se incrementó con más bombardeos estratégicos nocturnos concentrados en las reservas de combustible y alimentos, infraestructura y servicios, la forma que Hitler consideraba adecuada para vencer la moral y resistencia británica, quienes se hicieron cargo de los bombardeos diarios fueron, en cambio, los Bf109 con una bomba de 250kg en el soporte central, más ágiles para escapar pero mucho menos dañinos con tan poca carga.


Fred Morley, el Lechero


La última batalla y el fin de la campaña



Una curiosidad de la Batalla de Inglaterra es que fue la última vez que hubo batalla en suelo inglés contra tropas invasoras, la operación León Marino ya no existía en los planes de Hitler tras el obvio fracaso de Göring pero eso no implicaba que no se pudiese dar, aunque fuese meramente anecdótico.

La noche del 27 de Septiembre varios cazas de la RAF habían identificado una nueva versión del bombardero Junkers 88 y recibieron la orden de intentar forzar el aterrizaje de uno sin dañarlo. Mientras pasaban por Kent para bombardear Londres uno fue separado del resto al atacarlo en sus motores forzando un aterrizaje de emergencia.


Un Spitfire averiado contra un He 111


Los cuatro tripulantes lograron sobrevivir y se atrincheraron en el avión con una subametralladora y las propias armas del avión, cuando un batallón fue a su encuentro los alemanes abrieron fuego, la batalla, la última en suelo británico, tuvo como resultado un alemán con un disparo en un pie solamente.

Desde el 15 de Septiembre la Blitz había ido de mayor a menor, la moral alemana estaba por el piso, era una derrota no reconocida pero obvia entre los pilotos germanos que ya no querían ser víctimas fáciles de los cazas británicos.

Al 30 de Octubre los alemanes habían perdido 1977 aviones, divididos en 243 cazas bimotores, 569 monomotores, 822 bombarderos y 343 de otro tipo, la RAF había perdido 1087 cazas, 53 bimotores, más 376 bombarderos y 148 de defensa costera, bastante nivelado en cantidad, pero en ambos casos fue una guerra de desgaste. Las víctimas civiles ascendieron a 90.000 con unos 40.000 fallecidos, cifras muy menores a las que se verían luego durante los bombardeos estratégicos sobre Alemania.


Un He 111 sobre Londres


Para los alemanes el error fatal de haber elegido el cielo británico como campo de batalla sin los aviones adecuados para ganar la contienda fue crucial, al no poseer bombarderos estratégicos de gran capacidad cada tripulación perdida era irrecuperable y su capacidad de daño mínima.

Göring carecía de la capacidad ni de la fuerza para establecer superioridad aérea, Hitler confió demasiado en su mano derecha que inevitablemente lo desilusionó, nunca habían contado con la férrea resistencia británica.

Si tan sólo hubiese contado con cazas de mayor alcance o suficientes aviones como para seguir perdiendo cantidad durante una semana más sin preocuparse, probablemente los británicos no hubiesen podido sostener la defensa, pero el alto mando alemán había quitado las fichas del tablero mucho antes.


Spitfires


También fue una demostración de la capacidad del radar y la inteligencia para definir una batalla, no sólo la capacidad industrial o militar, el radar le dio a los ingleses el recurso máximo para poder concentrar su poder de fuego en lo que importaba y la red Dowding cumplió con esta función a la perfección, si se está en desventaja numérica lo más importante es saber dónde concentrar el esfuerzo y lo hicieron.

Al largo plazo estableció el punto desde donde la liberación de Europa llegaría, los alemanes ya no podrían invadir el espacio aéreo sin ser detectados, sólo pudieron volver a atacar utilizando armas mucho más modernas, la bomba volante V1 y el misil balístico V2, además de aviones a reacción volando a gran altitud para reconocimiento aéreo, pero nunca más en combate mano a mano.


Un Bf 109 derribado



Spitfires sobre un aeródromo en el sur de Inglaterra



Dornier Do 17 sobre Gran Bretaña



La consecuencia diaria, incendios, destrucción



Mucho trabajo para los bomberos



Bombardeo en Plymouth



Un Do 17 lanzando su carga



La vida sigue



Destrozos en las calles



La vida en el refugio



Pilotos



Un descanso merecido

Por Fabio Baccaglioni

Comentarios

  1. La vista del artillero frontal del HEINKEL HE 111 ha de haber sido espectacular..
    Eso sí:
    .- Cuidado! Nos persiguen un HURRICANE

    El artillero habrá rebotado por toda la cabina.

    Citar »
  2. Pequeño error "Del 26 al 16 de Julio la Störangriffe,..." supongo que faltará el Junio

    Citar »
  3. Hernan dijo:
    Pequeño error "Del 26 al 16 de Julio la Störangriffe,..." supongo que faltará el Junio

    fixed!

    Citar »
  4. Postazo de lunes!
    De verdad estuvieron a una semana de "desgaste" de torcer a Churchill? (como aquel mito/verdad de que estuvimos a un par de Exocet de ganar Malvinas).

    Citar »
  5. We shall go on to the end. We shall fight in France. We shall fight over the seas and oceans. We shall fight with growing confidence and growing strength in the air. We shall defend our island whatever the cost may be. We shall fight on beaches, we shall fight on the landing grounds. We shall fight in the fields and in the streets. We shall fight on the hills... We shall never surrender!!"
    Piel de gallina, y a continuación...

    Enlace

    Citar »
  6. Como siempre muy interesante un estilo muy ameno de leer. Permite una sugerencia de onda. Donde dice

    "La etapa de negociaciones de paz es muy poco conocida ni comentada"

    Escribiría
    ´La etapa de negociaciones de paz no es muy conocida ni comentada"

    Es que "ni" debería estar precedido de una negación

    Citar »
  7. y todo se lo deben a las zanahorias :D

    Citar »
  8. Si, los alemanes nunca pudieron ganar en el aire ni en el mar (con los subs empezaron bien, pero después los anglos los detectaban y hundían como querían).
    La guerra tecnológica también la perdieron, si bien tuvieron desarrollos interesantes, no lograron llevar ninguno a producción masiva como para hacer una diferencia real.
    Viste el video de Thunderf00t de las minas magnéticas?, bien usadas les habría permitido inutilizar los puertos, otra oportunidad tirada a la basura:
    https://www.youtube.com/watch?v=Eht0sGmiyBM

    Y es cierto lo que decís, no querían pelear con los British, pero era iluso pensar que les iban a dejar toda Europa continental sin hacer nada.
    Aún así, los ingleses y yanquis esperaron todo lo posible para abrir un frente nuevo en Europa, dejándo a Stalin y la URSS combatir en soledad a los nazis durante años. Como hace cualquiera en el TEG bah, dejá que se maten entre ellos y después entrá a conquistarlos fácil.
    Cuando vieron que ya no era posible que los nazis derrotaran a la URSS, ahí recién empezaron a meter fichas en Europa.

    Por otro lado los Brits perdieron todo su imperio global, principalmente a manos de su principal aliado; así que en eso no se puede negar que los tipos estaban dispuestos a resistir hasta lo último y no negociar nada. Alemania se recuperó más rápido económicamente que los ingleses en la pos-guerra; hasta en eso siguieron pagando las consecuencias.

    Muy piola el tema, con muchas aristas y para sacar un montón de info que explica el resto del siglo XX

    Citar »
  9. Otro blanco fuertemente bombardeado por los alemanes fue la ciudad de Coventry.
    El avión alemán que podría haber definido la batalla del aire fue el Horten Ho 229 (un turborreactor ala delta) que por su diseño tan peculiar era muy difícil de detectar por el radar, pero solo fue un modelo experimental y llegó con el final de la guerra, 5 años después de los hechos narrados.

    Citar »
  10. Un tema súper interesante.

    Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace

Guardar los datos: Si / No