Vidas Curiosas: Ella, el cirujano



En otro de esos casos curiosos que termino posteando en este blog, el caso de James Barry es uno de esos que combinan historia, represión, tradiciones y medicina. Es que James Barry no era James, era Margaret.

La cuestión es obvia cuando vemos el contexto, nacida entre 1789 y 1799 (no hay certeza de su fecha de nacimiento) esta dama en algún momento de su juventud tuvo que optar por vivir como un hombre para poder sobrevivir, pero le fue tan bien en este sentido que logró ser cirujano de la armada británica y hasta dirigir los hospitales y sistemas de salud en varias colonias.

Migró con su tía de Irlanda para Escocia y en ese viaje ya había asumido su identidad masculina, entró a la Universidad de Edinburgo, en la facultad de medicina, y allí se recibió en 1812. En 1813 empezó su carrera en la British Army, pasando por muchos hospitales como asistente de cirujano, posiblemente pasó por Waterloo, luego sirvió en la India hasta llegar a Sudáfrica donde en Ciudad del Cabo realizó una de las primeras cesáreas exitosas. De hecho, el niño se llamó "James Barry Munnik" en honor al médico que lo había traido al mundo.

Pero sus críticas a los tratamientos locales y los médicos de la región provocaron su salida de Ciudad del Cabo en 1828 pasando por Mauricio, Trinidad y Tobago, hasta la isla de Santa Helena, Malta, Corfu, Crimea, Jamaica y hasta Canadá en 1831. Como notarán le gustaban los viajes, o eso o era que en cada destino alguien sospechaba de él/ella y prefería mudarse hasta encontrar algún lugar mejor.

A esta altura ya había llegado a ser el Inspector General de Hospitales de la Armada, siempre metiéndose en problemas políticos de cada destino como en Santa Helena donde lo arrestaron y degradaron a Cirujano. Para 1838 su próximo destino eran las Indias Occidentales.

En esta etapa se concentró en la medicina y la administración para mejorar las condiciones de las tropas, fue promoido a Médico Oficial Principal, en 1845 por fiebre amarilla se fue a Inglaterra para recuperarse, en 1846 volvió a Malta y en un mes ya tenía problemas con la iglesia local. Lidió con una epidemia de Cólera, en Corfú subió a Inspector General de Hospitales, luego se fue para Canadá y allí peleó por mejor alimentación y cuidado médico de prisioneros y leprosos además de soldados y sus familias.

Era un atípico para la época, buscando mejorar el estado general de salud y de higiene. Pero he aquí que en su edad adulta y retirado la disentería lo llevó a su muerte en 1865.

La cuestión del misterio de su sexualidad surgió el día de su misma muerte, la sirvienta lo encontró fallecido y notó el pequeño gran detalle, no era un hombre.

Desde ya que el rumor empezó a circular y cuando le preguntaron al doctor personal de Barry, quien había firmado su certificado de defunción indicando que era hombre, contestó "nunca sopeché que fuese una mujer" la siriventa lo criticó por no haber sabido esto pero él replicó que no era su tema la sexualidad de Barry, conjeturando que podría haber sido una mujer o un hombre poco desarrollado por alguna deficiencia en su infancia o lo que fuere.

Pero la sirvienta le aclaró que no sólo era una mujer perfectamente normal sino que parecía que había dado a luz en algún momento de su vida, en tal caso el médico McKinnon hasta pensaba que por ahí era un hermafrodita pero como Barry no tenía familia ni siquiera le resultó un tema que debiese ser discutido.

Por suerte no hubo reprimenda para el muerto, James Barry fue sepultado con ese nombre, sus títulos y honores, habiendo tenido que vivir una doble vida para ser médico en una época en la que a la mujer no la dejaban ni instruirse, mucho menos en una carrera universitaria.

No fue la única dama que tuvo que impostar otra sexualidad para lograr algo, sobran los casos en la literatura y el arte en general, tengan en cuenta que recién en el siglo XX la educación llegó a la mujer de manera uniforme y el voto femenino no tiene más de cien años en la mayoría de los países, algunos como Suiza, si, tan rica y moderna, recién en 1971 le permitieron votar a las damas y casos como Arabia Saudita que ni se lo permiten al día de hoy.

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Ezequiel    

    Por la foto me recordo a esto:

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • timoss    

    y por qué se peleaba con la gente de los lugares adonde iba?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • timoss dijo:
    y por qué se peleaba con la gente de los lugares adonde iba?

    principalmente porque criticaba los bajos estándares de salud que se imponía a la población de clases bajas

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Angry Argie    

    Buen post Fabio, no conocía este personaje, aporto otro nombre en la historia de la impostura del género: Albert Nobbs → Enlace bastante sórdida la película dado lo trabajoso para ocultar la identidad y zafar segundo a segundo en tu existencia para que no te pesquen.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • timosss    

    Fabio Baccaglioni dijo:
    timoss dijo:
    y por qué se peleaba con la gente de los lugares adonde iba?

    principalmente porque criticaba los bajos estándares de salud que se imponía a la población de clases bajas

    Nunca pasa de moda eso.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador