Los desertores



Normalmente cuando un soldado deserta lo hace porque cree más en el enemigo que en su patria o por salvar el pellejo, durante la Guerra Fría varios occidentales eran dobles agentes de los soviéticos y desertaron en ese sentido, ahora bien, hubo unos casos más raros, desertores hacia un país que ni los quería.

Durante estos años cuatro soldados norteamericanos desertaron hacia las filas norcoreanas, suena inimaginable y obviamente en esa época no se conocía cómo iba a terminar la mitad norte de la península, pero efectivamente creyeron que era mejor opción irse a vivir al país comunista que quedarse con sus compatriotas.

Y no es que sean bien recibidos, no los trataron como ellos esperaban, y algunos hasta quisieron irse, pero ya era demasiado tarde...



Durante la guerra de Corea al menos una veintena de norteamericanos desertaron hacia las filas del norte pero en los años siguientes fueron volviendo, algunos se pasaron por China, otros se casaron con alguna persona de oriente, pero en la mayoría, luego de una década, volvían y los dejaban salir.

Hubo casos notables como el de Clarence Adams, un soldado negro que desertó, según él, por la discriminación que sufría por su color de piel. Como prisionero de guerra estudió historia política comunista y dio clases a sus compañeros, prefirió quedarse y durante la guerra de Vietnam trabajó para radio Hanoi emitiendo anuncios para los soldados norteamericanos para que dejen de luchar.

Allí se casó con una mujer China, al volver a los EEUU en 1966 lo enjuiciaron obviamente por traición pero fue absuelto, prefirió dedicarse a su propio restaurant de comida china.

Pero no todos vivieron una situación de retorno posible, estos casos sucedieron durante la guerra, pero para los años 60 la situación en Corea del Norte estaba cambiando y cerrándose cada vez más, hubo un caso llamativo, el de Charles Robert Jenkins.

Jenkins estaba estacionado en Core del Sur como miembro de la 1° División de Caballería, ya había estado en Corea en 1958 pero en 1965 volvieron a asignarlo allí luego de pasar por Europa.

Le dieron las guardias nocturnas al borde de la Zona Demilitarizada (DMZ) y empezó a pasarla mal, para que "la pase mejor" lo enviaron a Vietnam, lindo premio, por lo que volvió borracho y depresivo, de nuevo en la DMZ retomó las guardias hasta que un día dijo a sus compañeros que iba a investigar un ruido.

En vez de hacerlo su plan fue cruzar la DMZ solo hasta el norte y rendirse a las tropas norcoreanas, que lo despachen a la Unión Soviética y luego volver en algún intercambio de prisioneros a los EEUU. Pero los norcoreanos no tenían muchas ganas de seguir ese plan, en cambio anunciaron que Jenkins había desertado.

El ejército norteamericano aseguró haber recibido cuatro cartas de Jenkis explicando su intención de desertar, algo que la familia del soldado negó siempre y que éste luego insistió que era falso, había sido, de alguna forma, secuestrado por propaganda, pero su error estaba claro ¿Qué cuernos esperaba?

Jenkins estuvo prisionero junto a Larry Abshier, Jerry Parrish y James Dresnok, otros desertores de la misma época, en una casa de cuarentena hasta 1972, sin agua corriente, con una sola habitación y siendo "educados" bajo la doctrina de Kim Il-sung. De paso los castigaban físicamente.

Un día logró llegar a la embajada soviética de Pyongyang donde pidió asilo, pero se lo denegaron, con el tiempo lo pusieron a dar clases de inglés en la "Pyongyang University of Foreign Studies" que es casi una escuela de espías :D pero al parecer su acento sureño conspiró con su profesorado. La idea de los norcoreanos era poder infiltrar coreanos del norte en el sur y saber inglés era muy útil, pero si lo hablaban con acento sureño no iban a ser muy creíbles, supuestamente lo echaron de ese trabajo.


Porque no hay como una buena foto de propaganda socialista


En 1980 lo presentaron con una estudiante de enfermería japonesa que había sido secuestrada en 1978, Hitomi Soga, apenas 21 años, también con la idea de entrenar espías en el idioma japonés, básicamente le asignaron una esposa. Al mes se habían casado, tuvieron dos hijas.

En 1982 apareció en un film norcoreano y fue esta la primera vez en muchos años que en occidente se supo que seguía vivo, pero el gobierno de EEUU mantuvo el tema en secreto hasta 1996.

Cuando en 2002 el gobierno de Kim Jong-il reconoció los secuestros de japoneses Jenkins volvió a aparecer en la prensa, es que los norcoreanos trataron de arreglar algunas cosas permitiendo el retorno de algunos japoneses, negociando que algunas familias vuelvan a japón Hitomi Soga estaba entre ellos y por ende su marido, Jenkins. La idea obviemente era un retorno parcial, una semanita en Japón, pero como era de esperar nadie iba a volver.

Por temor a represalias Jenkis y Soga no viajaron, pero en 2004 sí lo hicieron por tratamiento médico. Japón le pidió a los EEUU un perdón para Jenkins pero el gobierno norteamericano lo denegó, éste entonces se presentó en el regimiento norteamericano de Camp Zama, que queda en Japón, "entregándose" luego de tantos años de desertar.

Fue "condenado" al rango más bajo y 30 días de confinamiento, básicamente un perdón con castigo alegórico porque era un hombre bastante mayor, apenas pasó una semana en prisión pero logró se perdonado. Jenkins decidió quedarse a vivir con su esposa en Japón y en 2005 volvió unos días a los EEUU para visitar a su madre de ya 91 años.

De los otros tres desertores, Dresnok nunca se arrepintió y hasta figuró en un documental de la BBC comentándolo y los otros dos murieron de causas naturales en Corea del Norte. Dresnok era algo así como el peor de todos, los traicionó todas las veces que pudo y en 30 ocasiones lo golpeó a Jenkins por órdenes de los norcoreanos sin pestañear. Tuvo su "carrera" de actor allá haciendo de villano norteamericano en películas propagandísticas.

Por más raro que suene, sí, algunos han decidido desertar para ese lado, considerando lo mal que se vive en Corea del Norte sorprende pero por sus razones personales algunos lo han preferido.

El documental de la BBC está enfocado en Dresnok y un poco en Jenkins y se llama Crossing The Line

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Marito    

    ¿La primera imagen de dónde es?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Santiago    

    Te faltó una R en "Crossing the line".

    Hace unos años hice un tour por la DMZ, y es realmente impresionante. En la DMZ hay un pueblo surcoreano y un pueblo fantasma en el norte. A lo lejos se ven los edificios , pero no vive nadie. Lo que si se escuchan son los altoparlantes que repro

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gustavo    

    Y ya hicieron el chiste que los Norcoreanos tienen DMZ y LAN pero la WAN les anda como el culo?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gustavo dijo:

    Y ya hicieron el chiste que los Norcoreanos tienen DMZ y LAN pero la WAN les anda como el culo?


    no aunque creo que es el blog adecuado para ese tipo de chistes :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Ariel    

    Si buscan "The Reluctant Communist" pueden leer el libro que escribió Jenkins relatando su historia.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Tabris    

    La WAN o la Wang? :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • juanfgs    

    Lo más jodido de estar en la DMZ es configurar sendmail.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Jonyx4    

    el problema de la DMZ siempre es cuando pedís habilitar puertos :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador