Esa sensación que tenés cuando encontrás plata en un bolsillo

Escrito el , visto 3696 veces Ver usuariopor



Debería dársele un nombre clínico, algo, un efecto psicológico, es ese sentimiento extraño que te invade cuando metés la mano en una campera que tuviste guardada casi un año y aun con olor a naftalina (que viejo sueno) te la probás y allí, en ese bolsillo perdido, un billete.

El tema es que ese sentimiento tiene varias etapas, la primera es "¿Pero qué cuernos es esto?" cuando tus dedos chocan con el papel moneda, tu tacto identifica instantáneamente esa textura pero aun así media parte de tu cerebro todavía no quiere creerlo, ¿Un billete? no debería estar ahí. Misterio.

La segunda etapa es de sorpresa ¡Un billete! ¡Esperemos que todavía sea de curso legal! si, claro, vuelvo a sonar antiguo pero hace unas décadas uno esperaba que el billete que saliera del bolsillo tuviese valor alguno, porque esto nos abre varios caminos en la siguiente etapa que nos empieza a desdibujar la sonrisa.

Es en ese momento donde nuestro lado racional nos da un sopapo ¡Estúpido! es que si ese billete es de una moneda antigua el sopapo es evidente ¡No lo usé cuando servía! pero ultimamente llevamos dos décadas del mismo tipo de billete, así que el problema está en todo aquello que dejaste de hacer por no encontrarlo.

Claro, cuando tenés plata ni te afecta esta etapa, continuás con la sonrisa, pero para el bolsillo de un joven es uno de los mayores dilemas, esos 100 pesos que no encontró ayer no los usó para quien sabe qué cosa que dejó, que postergó, por falta de efectivo, así que el dulce sabor del encuentro se mezcla con la tenue amargura de la memoria al recordar lo no acontecido.

Luego viene el intento de memoria ¿Qué día guardé este abrigo? mierda, nos damos cuenta que el cerebro es maldito, selectivo, se caga en vos constantemente y este es uno de los momentos, cuando no te deja recordar cuando fue y ni siquiera qué destino tenía aquel capital.

El plus a esta dicha-desdicha es encontrar la doble desdicha: el billete hecho mierda por el lavarropas. Ah, es el colmo de encontrarse un billete, si ya el encontrarse unos viejos cruzeiros en un saco ochentoso puede resultar gracioso para nada lo es que sea un billete destruído por el proceso de lavado-secado asesino de papel. Ese duele, aunque sea un billete pequeño.

Alivio es, en cambio, cuando nuestros dedos creen que es un billete y lo que sale es un papel cualquiera arriunado por el agua, pero tragedia era cuando el papel poseía aquel número telefónico de aquella dama en las épocas en las que para encontrarla tenías que llamarla por teléfono. Pero claro, ese tiempo ya fue, sigo sonando a viejo, como un billete en un olvidado pantalón.

Por Fabio Baccaglioni

Comentarios

  1. Esa sensación la tuve hace unos días, cuando abrí una cajita (souvenir de boda de mi hermana) y encontré 100 pesos. 100 PESOS!!! No sé que hacen ahí. No eran parte del souvenir. Los dejé ahí por alguna razón y todavía no la recuerdo. Me muero de intriga. No me animo a gastarlo.

    Citar »
  2. Me hiciste acordar de una vez que le fuí a cambiar un enchufe del baño a mi vieja, por uno nuevo y al desarmar el viejo encuentro una bolsita con billetes dentro. ¿Y esto? le digo.... - Ni idea me dice.
    Lo escondió ahí hace años y se olvidó. Por suerte eran dólares, así que no sufrió depreciación ni cambio de moneda.

    Citar »
  3. Ay! Me recuerda una anécdota familiar... mi abuela muerta, limpieza de ropero... muchos rollitos de plata que ya no servia y que en algún otro momento nos hubiese salvado las papas... en fin...

    Citar »
  4. Bueno, bueno. ¿Cuanto te encontraste?

    Citar »
  5. A esa sensacion, le sigue la sensacion de encontrar monedas y billetes cuando uno barre bajo la cama!
    Me paso de encontrar 100 pesos bajo la cama cuando hice una limpieza completa de la habitacion.

    Obviamente lo del dinero en el bolsillo me paso esta semana, me re-encontré con 50 pesos que no se como fueron a parar ahi!

    Citar »
  6. justamente me paso el viernes me puse una campera que no usaba hacia semanas.. asi que por eso la memoria no me fallo tanto... pero lo raro es que al meter la mano en el bolsillo me paso lo que describis.. pense que era un papel folleto o alguna anotacion antigua. y eran 50 pesos.. me extraña porque nunca llevo la plata suelta. siempre la pongo en la billetera.
    pero haciendo memoria recorde que era un vuelto que me habia dado mi mujer. si bien fueron pocas semanas y no un año.. me dio un empujon para arrancar el dia. y obviamente fue gastado para el almuerzo :P

    Citar »
  7. No me pasa muy seguido y no creo pasar por esa etapa del intento de memoria, creo que me quedo contento pensando que es un regalo de mi yo del pasado a mi yo de ese momento.

    Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace

Guardar los datos: Si / No