Erich Hartmann el mayor As del aire

Es normal que pensemos en el Barón Rojo como el mayor as entre los pilotos de combate, pero Manfred von Richthofen "apenas" logró 80 victorias en su corta carrera, el verdadero as es otro alemán mucho menos conocido, Erich Hartmann.

Erich tiene un record de 352 victorias en 825 combates y un total de 1404 misiones, en toda su carrera chocó su avión 14 veces al no poder aterrizar por tener el avión hecho un colador con pedazos de sus víctimas o porque sufrió fallas mecánicas, pero jamás porque le dispararon a él, nunca rompió el avión por recibir fuego enemigo.

Efectivametne Hartmann es el verdadero as del aire, nunca jamás nadie lo alcanzó y lo más interesante de su historia es que como era poco creíble el récord que llevaba los mismos alemanes chequeaban no una si no hasta tres veces cada derribo para confirmarlo, no querían que la propaganda se viese afectada por la exageración de semejante número de victorias y que de pronto fuesen falsas.

A continuación les cuento un poco de la poco conocida historia de este impresionante piloto.





"El Demonio Negro" comenzó como piloto de planeadores y se unió a la Luftwaffe en 1940 terminando su entrenamiento en 1942 cuando promediaba la guerra, luego fue derivado al JG 52 donde prestaban servicios los más experimentados pilotos, una ventaja especial.

Era "un pibe" porque nació en 1922, tenía apenas 20 años cuando entró al JG 52 y mucha suerte, en su entrenamiento un día hizo unas maniobras acrobáticas sobre la base y lo metieron al calabozo, al día siguiente debía seguir con unas prácticas con un avión que le habían asignado, un compañero fue en su lugar y se mató por fallas mecánicas en el avión, así que eso le salvó la vida, faltar el respeto a la autoridad, cosa que más adelante les cuento, volvió a hacer.

Su entrenamiento lo dejó calificado para volar 17 tipos de aviones distintos, tenía una puntería altamente certera y fue enviado al frente oriental en Octubre de 1942 y si bien el escuadrón contaba con los geniales Messerschmitt Bf 109G a Hartmann le dieron para pilotear los aburridos (para ese entonces) Junkers Ju 87 Stuka para transportar entre bases, ni siquiera en misión de ataque. Su primer vuelo terminó en rotura del Stuka :P

Por suerte le asignaron la posibilidad de ir a combate en el JG 52, escuadrón que contaba con varios pilotos con más de 100 victorias cada uno, récords que pocos lograban conseguir (recuerden que les comenté que el Barón Rojo apenas logró 80, Edmund "Paule" Roßmann, Alfred Grislawski, Hans Dammers y Josef Zwernemann del JG 52 casi todos superaron las 100).

En su primer misión, el 14 de Octubre de 1942, como escolta de Roßmann, apenas vió a los aviones enemigos se abalanzó sobre ellos, estaba desesperado por lograr su primer victoria, faltó básicamente a todas las reglas de combate, abandonó a su líder, pifió los tiros, se quedó sin combustible y chocó el avión. Tres días a tierra, a trabajar con los mecánicos. Tuvo que esperar veinte días para lograr su primer derribo, un Ilyushin Il-2, pero curiosamente para fin de año apenas había sumado un segundo derribo, una miseria en términos de ases del aire.

Por su aspecto infantil lo llamaban "Bubi", pero Bubi empezó a derribar más y más, en Mayo de 1943 derribó un LaGG-5 antes de chocar con otro avión soviético en pleno aire y sobrevivir pilotando como pudo su maltrecho avión, para Julio sobre la batalla de Kursk derribó siete, en Agosto llegó a 50, sumó otros 48 en Septiembre y lo nombraron Staffelkapitän.

Según Hartmann el truco era sencillo, darle al enemigo el efecto completo de sus armas, esperar que el otro avión ocupe enteramente la ventana de su cabina (es decir, tenerlo cerquita y bien por delante) y no desperdiciar ni una sola bala. Claro, era un acercamiento tan efectivo como peligroso.

A Erich le parecía que era una batalla injusta, es que las miras de los cazas soviéticos eran tan malas que los pilotos rusos dibujaban cruces en la ventana del cockpit para poder apuntar mejor, jamás sentía miedo con un avión soviético en la cola, era casi imposible que le acierten. Al menos en ese primer año en el frente.

Pero ese estilo furioso de perseguir los rivales de cerca lo metió en problemas en Agosto de 1943, mientras protegían un ataque con Stukas se cruzaron con escuadrones soviéticos de Yak-9 y La-5 que curían a unos Il-2 que iban a bombardear a los alemanes, eran muchos pero eso no era un problema para Hartmann hasta que por derribar dos aviones enemigos los pedazos de éstos impactaron su avión y no le quedó otra que aterrizar de emergencia detrás de las líneas enemigas.

Como la orden era recuperar el reloj de precisión del avión cuando uno aterrizaba en territorio enemigo los soviéticos en tierra se acercaron demasiado, Erich simuló estar mal herido, funcionó, como si fuese una película, lo sacaron del avión y lo pusieron en la caja de un camión, en medio del ataque de los Stukas Hartmann aprovechó para escapar atacando al guardia que habían dejado de consigna.

Se escapó por un campo de giarsoles con los rusos a sus espaldas, esperó escondido hasta la noche y siguiendo a una tropa soviética que avanzaba hacia el oeste logró llegar a las líneas alemanas que casi lo matan al avanzar. Había sobrevivido como en una película al caer detrás de las líneas soviéticas.



Para Octubre de 1943 había llegado a sus "primeros" 148 derribos, para fin de año a 159 y en los primeros meses de 1944 reclamó 50 más, en esta etapa el alto comando de la Luftwaffe empezó a sospechar a tal punto que en su formación había un observador dedicado a contabilizar los derribos y chequearlos hasta tres veces, no mentía, efectivamente tenía esa capacidad de derribo.

Llegó a Marzo con 202 derribos y los soviéticos ya estaban habituados a diferenciarlo del resto por su numeración, durante un tiempo inclusive utilizó una decoración de un tulipán negro (unas flechas negras saliendo de la hélice hacia el carenado y también un corazón cruzado por una flecha) así lo llamaron los rusos Cherniy Chort, el Demonio Negro, y durante unos días nadie se prestaba a combatir con él, al identificarlo los soviéticos escapaban y salvo que el piloto enemigo fuese un novato, nadie se animaba a enfrentarlo, tuvo que retirar la pintura especial para volver al récord, dos meses más, 50 derribos más.

Su técnica era muy interesante, principalmente trataba de evitar ser visto, acechaba desde las nubes y caía como una bestia sobre sus rivales, la mayoría nunca supieron qué los mató, según su cuenta personal el 80% no sabía qué lo había atacado, él disparaba a tan sólo 20 metros del rival.

En Marzo de 1944 como reconocimiento por su labor Erich Hartmann, Gerhard Barkhorn, Walter Krupinski y Johannes Wiese fueron enviados en presencia de Hitler, a su residencia privada en Berchtesgaden, el Berghof. Le iban a entregar las espadas a él y las hojas de roble a sus compañeros (él ya la había recibido cuando había logrado sus primeros 148 derribos).

En el tren de viaje se emborracharon notablemente con champagne y cognac, eran héroes! querían disfrutarlo a lo grande, al fin y al cabo apenas tenía 22 años, edad de reviente, para cuando llegaron a Berchtesgaden estaban completamente quebrados, principalmente Hartmann, el mayor Nicolaus von Below que los esperaba quedó shockeado, trató de recomponerlos pero Erich era el que peor estaba y no lograba recuperarse.

Hartmann tomó el sombrero de un oficial y trató de ponérselo pero era muy grande, von Below se horrorizó, estaba jugando con el sombrero de... de... Hitler :D Por suerte el Führer no se enteró.



A partir del 21 de Mayo de 1944 el enfrentamiento sumó a los norteamericanos, ya no eran aviones rusos fáciles, eran P-51 Mustang, sobre Bucarest derribó dos, sobre Ploieşti cuatro en una sola misión, en una de esas misiones, la quinta, había derribado dos P-51 cuando se disponía a derribar un tercero, lo puso en la mira, disparó, pero no salió una bala, simplemente se había quedado sin municiones, también sin combustible, tuvo que regresar pero no le alcanzaba, así que debió saltar en paracaídas.

Mientras caía los P-51 lo rodeaban, Hartmann pensó que lo iban a acribillar ahí indefenso, pero no, el único que apuntó hacia él fue el teniente Robert J. Goebel que hizo una pasada cerca para sacarle una foto y hacerle un saludo con las alas. El 17 de Agosto superaba todos los records de su compañero de escuadrón Gerhard Barkhorn con 274 derribos... y todavía no había terminado la guerra.

Una semana después llegaba a las 290 victorias, el 24 de agosto llegó a las 301 derribando once aviones en dos misiones! era el Messi de los pilotos de guerra. El estúpido de Hermann Göring lo mandó a tierra por temor a que la muerte de un héroe en combate pudiese afectar la moral (ya de por sí bajísima) de los soldados alemanes. Hartmann logró hacer el suficiente lobby como para que le permitiesen volver a volar.

En su seguidilla de desacatos contra la autoridad lo llamaron para darle la mayor distinción de todas, la cruz de caballero con diamantes, algo que sólo 27 alemanes recibieron en la Segunda Guerra, pero cuando debía reunirse con Hitler le pidieron que entregue su arma, es que hacía poco habían intentado asesinarlo, pero éste se rehusó, prefería rechazar la condecoración antes que entregar su arma, tonterías de caballeros. Al final Hitler permitió que se reuniesen con el arma y todo y lo condecoró.

Gracias a esta condecoración le dieron diez (si, tan sólo 10!!!) días de vacaciones, llevaba 301 derribos en dos años y recién le daban sus primeros diez días, claro, era plena guerra, pero lo quisieron enviar a probar los Me262 a reacción, Hartmann no quería separarse del JG 52 así que desistieron y le permitieron descansar, aprovechó para casarse con su novia.

Por Febrero de 1945, ya con la guerra perdida, Hartmann entró al JG 53 como comandante de grupo, en Marzo había llegado a las 336 victorias y esta vez aceptó la propuesta del general Adolf Galland de que lo lleven a probar los aviones a reacción, pero volvió con el JG 52 para los últimos días de la guerra, su victoria 350° llegó el 17 de abril, y luego recibió la orden de pilotar hasta el sector británico y rendirse allí.

Erich no aceptó esta orden, prefirió desobedecer y rendirse junto a todo su escuadrón hacia los soviéticos, no soportaba la idea de "traicionarlos", su último derribo, el 352 fue el día de la rendición cuando salió a hacer un vuelo de reconocimiento cerca de Brno, en la entonces Checoslovaquia (ahora es en República Checa, pasé por ahí una vez :P) y se encontró con varios rusos, derribó uno y notó que venían unos P-51 americanos, decidió que mejor era escaparse antes de terminar hecho un sanguchito entre rusos y americanos.

Como comandante decidió que lo mejor era destruir los aviones, disparó su última carga hacia el bosque, destruyeron los aviones, quemaron las municiones y se rindieron contra el 90 de infantería de los norteamericanos.

Por el arreglo que tenían los soviéticos y los norteamericanos desde Yalta los despacharon hacia la Unión Soviética el 24 de Mayo, lo que siguió no fue precisamente agradable, los soviéticos separaron a mujeres de hombres alemanes y violaron sistemáticamente a todas, los norteamericanos en el campo de prisioneros quisieron intervenir, los rusos dispararon al aire y siguieron con su orgía, Hartmann contó luego cómo cuando llegó el general Ruso ordenó cesar las violaciones y cuando algunos no cumplieron la orden simplemente los fusilaron, los soviéticos no eran precisamente muy legalistas, ni juicio, nada, fusil.

Lo primero que le pidieron los soviéticos a Hartmann fue que trabaje como doble agente para ellos espiando a sus compañeros oficiales, éste se negó, luego lo interrogaron por su conocimiento sobre el Me 262 y mientras el interrogador soviético le pegaba con una caña Hartmann le devolvió con un sillazo y temió ser fusilado.



Luego lo quisieron convertir al comunismo, fallaron, que se adoctrine en la nueva fuerza aérea de Alemania del Este, se negó, reclamaba que lo contraten formalmente como en cualquier otro país, no entendía la ideología estatal estalinista :P

Luego ya enojados lo acusaron de crímenes de guerra, de haber atacado una fábrica de pan en Briansk y disparado a 780 civiles (imposible considerando que su función era derribar aviones) como eran los soviéticos de duros lo acusaron de destruír 345 "aviones costosos" soviéticos, propiedad del estado, claro, en un juicio estúpido de esos dignos de gobiernos totalitarios, lo condenaron a 25 años de trabajos forzosos.

Pero Hartmann, ya les conté, tenía un temita cuando no reconocía autoridad en alguien, ni siquiera aceptó trabajar (dijimos forzosos pero al parecer él no se había enterado) cuando lo pusieron en confinamiento en solitario hubo un motín en el campo de trabajos y sus compañeros lo liberaron, reclamó un nuevo juicio, lo volvieron a condenar.

De Novocherkassk lo pasaron a Diaterka en los Urales, cada vez a lugares peores, hasta 1955 donde un acuerdo entre el canciller de Alemania Occidental y los soviéticos terminó en un canje de los últimos 15.000 alemanes prisioneros de guerra.

Erich Hartmann había sobrevivido no sólo a sus increíbles misiones, había sobrevivido al destierro soviético, y volvió a la nueva fuerza aérea alemana! pilotando los primeros aviones a reacción del país post-guerra, unos F-86 Sabre y luego F-104 el cual él detestaba por lo inseguro que era (282 accidentes y 115 pilotos muertos sin una sola guerra confirmaban su idea) de tantas quejas lo relevaron en 1970 de sus tareas.

Falleció el 20 de Septiembre de 1993 a los 73 años, 1404 misiones, 825 combates, 352 derribos y él nunca derribado, algunos dirán que derribó aviones indefensos (muchos Il-2 no se movián de la formación y eran pilotados por mujeres poco entrenadas), a la vez él no tenía tiempo de descansar, los pilotos alemanes estaban condenados a morir en combate sin descanso y en la guerra uno no tiene tiempo de ver a quien derriba, Hartmann era tan solo un pibe con un buen avión, mucho coraje, suerte y puntería, era un As del aire, el mayor de todos.

Lean más en Whiskypedia Guiño

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • R4F431    

    Me mata el tipo haciéndoles la contra a los soviéticos en prisión: no le cabía ninguna a Erich. Este es otro para la lista de los mas grandes "badass".

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • tulsi    

    Pero estás comparando a un aviador de la 2da guerra contra uno de la 1ra, éste muchacho tendrá mayor cantidad de derribos pero no es comparable con Richthofen, por varios motivos (probablemente el más conducente es que en la 2da guerra había muchos más aviones en el aire que en la 1ra)

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Leo    

    Excelente post Fabio, como todos los de la WW2! ahora me dio ganas de seguir leyendo sobre este AS!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • DrMato    

    Excelente historia. Recomiendo leer "El club de los 300", se encuentra fácil en varias páginas de internet.

    Un groso posta-posta, Erich. Y una inspiración para los que jugamos IL-2 :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • tulsi dijo:

    Pero estás comparando a un aviador de la 2da guerra contra uno de la 1ra, éste muchacho tendrá mayor cantidad de derribos pero no es comparable con Richthofen, por varios motivos (probablemente el más conducente es que en la 2da guerra había muchos más aviones en el aire que en la 1ra)


    es como comparar a Pelé con Maradona, sabemos que al ser dos generaciones totalmente distintas las condiciones eran otras, pero a Harmann ni se le da bola y a Richtofen se le da toda.

    Al fin de cuentas Richtofen muere derribado, Harmann no, pero es común esto de que la historia reconozca sólo a uno porque era más llamativa su historia, Von Richtofen no era un héroe de la alemania Nazi si no de la Imperial, no tiene tan mala imagen, nadie quiere asociarse a un héroe nazi ¿no?

    Otro caso ejemplo es el de Vassili Zaitzev que hasta película hollywoodense le hicieron pero los que leemos sobre historia de la guerra sabemos que el más groso fue Simo Häyhä que lo hizo en peores condiciones todavía y en cifras increíbles, pero como no es tan famoso, nadie lo conoce. Para darte una idea Zaitzev bajó a 242 alemanes, Häyhä a 705 rusos.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Martín    

    Muy buen post, Fabio. Una sola observación que se me ocurre hacerte:
    el Il-2 no tenía mucho de indefenso... Era una especie de "tanque volador", ágil, bien protegido y con buen armamento. Fue la sombra negra de los Fw190, y había que darles bastante para que cayeran.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gustavo    

    Tulsi, en la WWI, no es que no habia muchos aviones, sino todo lo contrario, de tantos que habia y la poca velocidad a la que volaban las grandes peleas eran tipo enjanbres de mosquito.

    Pero recordemos que la historia la escriben los que ganan, por eso se ha olvidado a excelentes militares alemanes.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Ji    

    Muy buen post sobre este AS. Un libro para recomendarles es "El Enigma Hess", mas alla de hablar mucho sobre estrategias en la segunda guerra, cuenta sobre este gran piloto, que modifico un avion y volo a mas de 600 km/h a pocos metros de altura.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fabio Baccaglioni dijo:

    tulsi dijo:
    Pero estás comparando a un aviador de la 2da guerra contra uno de la 1ra, éste muchacho tendrá mayor cantidad de derribos pero no es comparable con Richthofen, por varios motivos (probablemente el más conducente es que en la 2da guerra había muchos más aviones en el aire que en la 1ra)


    es como comparar a Pelé con Maradona, sabemos que al ser dos generaciones totalmente distintas las condiciones eran otras, pero a Harmann ni se le da bola y a Richtofen se le da toda.

    Al fin de cuentas Richtofen muere derribado, Harmann no, pero es común esto de que la historia reconozca sólo a uno porque era más llamativa su historia, Von Richtofen no era un héroe de la alemania Nazi si no de la Imperial, no tiene tan mala imagen, nadie quiere asociarse a un héroe nazi ¿no?

    Otro caso ejemplo es el de Vassili Zaitzev que hasta película hollywoodense le hicieron pero los que leemos sobre historia de la guerra sabemos que el más groso fue Simo Häyhä que lo hizo en peores condiciones todavía y en cifras increíbles, pero como no es tan famoso, nadie lo conoce. Para darte una idea Zaitzev bajó a 242 alemanes, Häyhä a 705 rusos.


    Tengo entendido que Simo mató a 540, extraoficialmente. Igual siempre es un tema de contexto. El Barón Rojo fue el mayor héroe de la aviación el la WWI, cuando apenas estaba desarrollada (cada uno de los bandos arrancó con 300 aparatos, al final de la guerra había 150.000; fue todo un pionero. En la WWII la aviación ya era otro tema, si bien Hartmann lo superó ampliamente, no era el único as que superaba ampliamente el registro de Richthofen, sólo en la alemania nazi hubo como 50 pilotos con más de 100 victorias.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • lucas    

    Erik Cartman? :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Las Vegas    

    buenisimo el post! te vas a copar a hacer uno de Simo Häyhä? Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Las Vegas dijo:

    buenisimo el post! te vas a copar a hacer uno de Simo Häyhä? Guiño


    es que ya lo nombré en otro post sobre francotiradores, aunque no en detalle, podría ser algún día Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Pablo    

    Muy buen post Fabio! Siempre me engancho con el tema de la segunda guerra.
    Pero quien otrora fuera uno de los ametralladores mas temidos de la Argentina,( cuando la mg 42 fue novedad en el Dod), le debe un post a la bestia de Omaha :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Simplemente magistral, un verdadero guerrero del aire como muchos otros. Lastima que siempre se me viene a la mente, cuando leo acerca de la luftwaffe, la imagen del gordo goering, que en mi opinion no estuvo a la altura de las circunstancias inclusive desde el inicio de la SGM

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • leonardod    

    Coincido en que Hartmann no se puede comparar a Richthofen. En la época del barón había que inventar muchas cosas. Más que comparar Pelé con Maradona es comparar Fangio con Schumacher.
    Además la cantidad de derribos depende mucho del enemigo. Hubo muchos ases más trascendentes, más increíbles que Bubi y si no recuerdo mal Bubi mismo lo hizo notar varias veces. A mi me gusta Hans Joachim Marseille que derribó aviones mejores con pilotos mejor entrenados.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Dat ass

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Frost    

    Erich Hartmann
    http://1.bp.blogspot.com/-ROlv3VnDiqo/TYxP5ASCVVI/AAAAAAAAFEk/Nfj7SQxyyDc/s1600/cartman-nazi-hitler-jew-anti-semit.jpg

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • \"El Messi de los pilotos\" LOL!!!!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • pablo    

    Erich Hartmann voló en el frente oriental. Contra la obsoleta o nula aviación soviética. Prácticamente todos los aviadores salieron a matar mosquito. No se puede comparar.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Zizka    

    pablo dijo:

    Erich Hartmann voló en el frente oriental. Contra la obsoleta o nula aviación soviética. Prácticamente todos los aviadores salieron a matar mosquito. No se puede comparar.


    Cualquiera. ¿Obsoleta o nula aviación soviética?. Los soviéticos no solo que producían muchisimo (en 1942 construyeron 25.000 aparatos contra los 15.000 alemanes que encima tenian que dividirse en varios frentes) sino que también lo hacían con un grado muy alto de calidad. ¿Te suenan diseñadores y fabricantes como Tupolev, Mikoyan Gurevich, Yakovlev, Ilushyn, Antonov, Lavochkin o Sukhoi?. Además, los que pelearon en el frente oriental tenian un enemigo extra que estaba casi ausente en el occidental: El cañon antiaereo. Quién volaba en misiones defensivas en la Europa Ocupada no tenia nada que temer a un cañonazo enemigo, mientras quien lo hacia en Rusia tenía que cuidarse tanto de la aviación enemiga como de la artillería antiaerea.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Zizka dijo:

    pablo dijo:
    Erich Hartmann voló en el frente oriental. Contra la obsoleta o nula aviación soviética. Prácticamente todos los aviadores salieron a matar mosquito. No se puede comparar.


    Cualquiera. ¿Obsoleta o nula aviación soviética?. Los soviéticos no solo que producían muchisimo (en 1942 construyeron 25.000 aparatos contra los 15.000 alemanes que encima tenian que dividirse en varios frentes) sino que también lo hacían con un grado muy alto de calidad. ¿Te suenan diseñadores y fabricantes como Tupolev, Mikoyan Gurevich, Yakovlev, Ilushyn, Antonov, Lavochkin o Sukhoi?. Además, los que pelearon en el frente oriental tenian un enemigo extra que estaba casi ausente en el occidental: El cañon antiaereo. Quién volaba en misiones defensivas en la Europa Ocupada no tenia nada que temer a un cañonazo enemigo, mientras quien lo hacia en Rusia tenía que cuidarse tanto de la aviación enemiga como de la artillería antiaerea.


    con el mismo argumento Vassili Zaitzev y tantos otros francotiradores "vanagloriados" en los últimos años no deberían ser considerados nada relevantes, digo, mataron, en su mayoría, a soldados rasos desprotegidos, no fue una pelea "justa", pero... no se trata de eso justamente!

    ser un as en un avión se es a partir de cierta cantidad de derribos, como si fuese fácil darle a un Il-2 y bajarlo, Hartmann lo hacía, si, más fácil al principio, pero también con bastante rivales cuando empezaron a aparecer los Yak a devolverle el trato, aun así sobrevivió a eso. Malo no era después de todo Guiño

    además en la nota, que por lo visto no leyó completa, aclaro:

    muchos Il-2 no se movián de la formación y eran pilotados por mujeres poco entrenadas

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador