Cruzar la T



En la historia de las batallas navales uno creería que hay cientos de batallas a puro cañonazo, pero cuando hablamos de barcos de metal, cruceros, destructores, la cantidad de batallas es bastante pequeña. Hubo casos donde cientos de barcos se enfrentaron a cañonazos, el más importante, la Batalla de Jutland, donde más de 200 barcos pesados se dieron de lo lindo sin sacarse ventaja alguna al final de la contienda.

En esas importantes batallas navales hay un movimiento táctico llamado "cruzar la T" y es más que interesante comentarlo, se han decidido guerras completas por haber utilizado bien esta jugada en el océano, pero no se ha utilizado muchas veces, es tan difícil como efectiva.

¿de que se trata? básicamente poder poner tu barco en forma perpendicular al rival, de manera tal que todas tus torres de cañones apunten al enemigo mientras que el rival sólo pueda hacerlo con la mitad. Suena obvio pero lograrlo requiere de muchas circunstancias a favor, al fin y al cabo quien está del otro lado también intenta hacértelo a vos.

A continuación les cuento un poco como es y cuando se utilizó.



La idea es básica, parece infantil pero es muy difícil de lograr, es necesario tener la ventaja en velocidad y dirección, hasta el viento puede afectar estas variables, en una época en que los cañones se disparaban para alcanzar al rival a más de 15km, con buques que pesaban más de 15.000 toneladas, maniobrar no era peculiarmente sencillo.

Lo segundo interesante es que la primer maniobra de este tipo se realizó en 1905 y la última en 1944, luego de eso nunca más se enfrentaron buques a cañonazos, la era del misil y los aviones había dejado caduca esta forma de guerra.

Si combinamos un barco más moderno con cañones más potentes, mayor alcance de tiro, radares, sistemas de control de tiro o simplemente más velocidad de desplazamiento, la probabilidad de poder poner al enemigo en esta situación aumenta, así pasó con el primer caso, al Batalla de Tsushima de 1905.

Allí el almirante japonés Togo aprovechó el uso de las comunicaciones inalámbricas por primera vez en combate marítimo contra la flota Rusa. Aprovecharon varias circunstancias, primero la mejor comunicación, los rusos usaban telégrafos alemanes y no andaban muy bien, los japoneses habían hecho los propios y los conocían perfectamente bien, todos sus barcos los tenían.

Luego, eran más, la cantidad le sirvió para forzar a la flota rusa en la dirección que ellos querían, para colmo, los rusos venían de cruzar todos los océanos, 18.000 millas hasta llegar, en bastante malas condiciones, a su muerte. El almirante Zinovy Rozhestvensky tenía que elegir entre ir al todo o nada o escribir su apellido, ejem, tuvo que aceptar encarar la línea de fuego japonesa y Togo básicamente lo arrasó.

Siete buques hundidos y uno capturado, el mísmo Rozhestvensky herido gravemente, un tercio de la flota rusa eliminada en pocos minutos, los japoneses cruzaron la T de la flota rusa y la hicieron puré. Sumado a esto, los rusos tenían en sus barcos un diseño bastante anticuado, cañones de todos los calibres. Los japoneses habían optado para los propios menos cañones pero los más grandes posibles. Este cambio en la estrategia naval se expandió a todos los demás países. De ahí en más empezó una etapa de bestiales cañones con alcances de hasta 40 kilómetros y los nuevos "Dreadnought".

En plena primera guerra de los balcanes los griegos aprovecharon la maniobra en la Batalla de Elli de 1912, cunado el crucero Georgios Averof cruzó a unos 20 nudos por delante de la flota turca, apuntaron el fuego completo al buque insignia, el Barbaros Hayreddin, oblgiándolos a retirarse averiados.

La batalla de Jutland, en plena Primera Guerra Mundial, vio no sólo algunas de las explosiones más bestiales en alta mar, si no el cruce de la T en varias oportunidades cuando el almirante Sir John Jellicoe logró hacerlo no una si no dos veces contra la flota alemana. ¿la salvedad? el clima estaba tan mal que pudieron evitar la confrontación en ambas oportunidades, al menos no en esa posición tan desventajosa, los ingleses se quedaron con las ganas de conseguir el "segundo trafalgar" que deseaban, es más, la batalla de Jutland es llamada la "Batalla de las Oportunidades Perdidas", donde podría haberse terminado la contienda naval y probablemente forzar el fin de la guerra.

Pues no, luego fue todo para los submarinos y nunca más se volvieron a enfrentar, para darse una idea de las dimensiones de esta batalla y lo importante que podría haber sido, los británicos contaban con 151 barcos, los alemanes con 99, si señores, 250 barcos enormes de metal persiguiéndose en el mar, apenas 14 hundidos del lado británico y 11 para los alemanes, tablas, ninguno se sacó ventaja pero los británicos pudieron conservar el dominio del Mar del Norte ya que los alemanes no volvieron a salir.

Para el siguiente uso importante de la maniobra saltamos a 1942 donde en la batalla del Cabo Esperanza los norteamericanos enfrentaron a la noche a una flota japonesa de Aritomo Goto, ambos con cruceros y destructores y con el objetivo de Goto en Guadalcanal. Como era de esperar los cruzaron por el frente y bloquearon el paso a cañonazos, el mismo Goto murió en la batalla y los obligaron a dar media vuelta.



El último uso de esta táctica fue en la batalla del estrecho de Surigao, en 1944, en pleno enfrentamiento en el Golfo de Leyte, una batalla cerca de las Filipinas que algún día comentaré en forma particular, el Almirante Oldendorf de los EEUU guió a sus seis buques principales, rodeado de varias de cenas de más pequeños, hacia la flota más pequeña del vice almirante Shoju Nishimura. Aun sabiendo que el enemigo era muy superior los japoneses avanzaron igual, ya saben como eran en esa época, que tanto kamikaze, la gloria la buscaban todos en plena decadencia y derrota. Cosa de japoneses.

A fuerza de torpedos la mitad de los barcos japoneses se fue a pique en la primer mitad de la batalla, luego los americanos se pusieron en fila cruzando la T de los japoneses dejando sólo hierro retorcido aprovechando que ellos tenían fuego guiado por radar y los japoneses no, la combinación de mayor poder de fuego, radar de tiro y la T terminaron con la vida de Nishimura aunque aun así los japoneses lograron provocar algunos daños en los buques norteamericanos.

Esta no sólo fue la última vez que se cruzó la T, si no que fue la última batalla naval que involucró barcos de batalla entre ambos rivales, luego de esto el cielo, por los portaaviones, y los submarinos dominaron los mares. Para lo único que los buques de batalla sirvieron luego fue para aplanar una costa :D o para escoltar, pero nunca más se vieron la cara dos fuerzas semejantes.

Más dato en Crossing the T

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Gustavo    

    No se si conoces la coleccion Osprey, pero tus articulos son un placer orgasmico de conocimiento militar.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gustavo dijo:

    No se si conoces la coleccion Osprey, pero tus articulos son un placer orgasmico de conocimiento militar.


    nopes, yo tengo unas colecciones viejas de mi padre que estan muy buenas, fuente de inspiración de muchas notas en el blog Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • asur    

    Realmente interesante!
    No conocía nada de nada de todo esto.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • aiivan    

    que buenos articulos te avientas Fabio!

    Off topic. tienes alguna pelicula belica favorita? o si pudieras recomendarme alguna! saludos!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Miguelito    

    Naaaaa, Fabio nos está cagando! Miren los post que tenía guardados y los publica después de vendernos el libro! Todo para vender el segundo con upgrades!. Algo aprendió de S. Jobs!! :D:D:D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • R4F431    

    Es gracioso que en un juego de táctica naval online de la WWII que solía jugar, muchos (sobre todo los que usaban barcos britanicos) optaban por cruzar la T pero de manera inversa. En vez de ser la parte de arriba de la T, como es la idea original, preferían ser el "palito vertical" de la T: atacando el flanco del barco enemigo de frente, inclusive descartando los propios cañones traseros y cualquier blindaje extra que les restara velocidad; para realizar la maniobra conocida en el juego como "rush".
    Mas de un estratega naval de las guerras del siglo XX se habría rasgado las vestiduras al ver "cruzar la T " al vesre por estos púberes :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Al libro de Fabio hay que hacerle jailbreak

    Que lindas las batallas navales, viste el nuevo porta aviones chino?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • juan    

    hay un solo error.. la ultima vez q se uso es en una pelicula mala mala de cojones.. llamada battleship...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    Buenísimo.

    Qué raro que la Universidad de Garchford no lo proponga como contraofensiva femenina a la Crazy Iván, aunque sea como materia optativa.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Linda epoca, nosotros tambien tuvimos dreadnought

    http://en.wikipedia.org/wiki/ARA_Rivadavia y su Gemelo Moreno!!

    Hermosas Bestias!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • alfonso    

    Y vos te quejás que no podés escribir Zinovy Rozhestvensky ( pero le dicen CACHO)

    Por que no escribís a Arnold Schwarzenegger. Hacelo a mano alzada si te animás!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador