Huguette de Bruges



Veniamos caminando por la calle Rolweg con Gimena, con la cámara colgando del cuello como buen turista, listo para una instantánea, es que Bruges / Brujas es un pueblo que en cada esquina te regala una postal, no tiene sentido guardar la cámara a cada minuto si a la siguiente cuadra te espera una vista genial digna de fondo de pantalla.

Una ancianita nos mira y nos dice en francés si andábamos sacando fotos, no le entendí mucho, ya mi francés es peor que el de un niño de jardín de infantes pero para colmo los belgas tienden a hablarlo como un portuñol pero francés. Luego la señora hace un cambio inmediato a inglés y hasta se animó a algunas palabras en español luego de enterarse que éramos de Argentina.

Muy amablemente nos dijo que en esa cuadra no había nada interesante para ver, lo primero que pensé fue - seguro le molesta que dos turistas le saquen fotos a su casa, debe resultarle incómodo - pero no, efectivamente ella nos estaba dando recomendaciones de mejores atractivos turísticos que su simple calle. Así fue como conocimos a Huguette.



Ella nos dio más charla de lo normal, lo lógico es que uno piense que una señora de 84 años te da charla para dos cosas probables, hablarte de religión o volverte loco con aburridas historias de lo mal que está la juventud y esas cosas, pero no, era un pensamiento prejuicioso y errado en esta caso.

Nos contó cómo tomando para una calle más al norte teníamos una virgen de no se qué, y al sur estaba la iglesia tal con la capilla tal que el italiano no se qué había construído inclusive con una pequeña entrada para él que tanto dinero tenía, todo esto hace más de trescientos años, que los números de las calles no existían en ese entonces hasta que Napoleón los impuso, que una cuadra al este teníamos dos molinos bien antiguos y otros dos restaurados más modernos traídos de otra localidad que no podía mantenerlos.

Es más, hacía allí íbamos antes del encuentro al ver a lo lejos las palas de un gran molino, pero más nos sorprendió todo lo que íbamos a conocer de ella.

Nos preguntó si nos gustaba fotografiar, al ver la cámara, claro, y nos contó si nos interesaba conocer un cuadro que había hecho su hermano, que había sido artista, aquí lo primero que me saltó a la mente fue otro prejucio más - uh, seguro que es un dibujito de mierda pero ella lo idoltra, pero bueno, es tan buena ella que la banco... -, nos invitó a pasar a su casa!

Sorpresa nuestra y mucha vergüenza, claro, porque no todos los días te invitan a pasar a la casa de una ancianita de Bruges que confía ciegamente en vos que sos un total desconocido quien tranquilamente podrías haberte aprovechado de la situación y robarle todo, pero no, pasamos, subimos una escalera y nos mostró el cuadro que había hecho su hermano.



Un excelente dibujo de una Bruges del siglo XI y nos describió cada una de sus esquinas y edificios, algunos que ya no existen, otros que han sido ampliados o remodelados, cada arroyo y camino y nos contó cómo habían crecido y cambiado.

Hasta aquí creíamos que terminaba la visita a su humilde hogar, un par de cuadros de su hermano colgaban de las paredes y realmente debo asegurarles que tenía mucho talento, pero Huguette nos invitó al living de su casa, tan bien ordenado, tan prolijo y lleno de arte.

Nos mostró otro dibujo de su hermano esta vez la ciudad pero del siglo XVII más completa y parecida a la actual, un genial grabado, puro arte, pero además de esta obra las paredes estaban adornadas con otras más.



Al parecer el hermano no era tan sólo un dibujante, había acuarelas, óleos y hasta esculturas, ¡era todo un artista olvidado! hay muchos como él y por alguna razón ella quería encontrar a alguien que aprecie y disfrute de su arte y, suerte para ella, suerte para nosotros, coincidíamos en gustos.

Pero lo más atractivo de esto era encontrarnos con esta historia y con su protagonista.

En 1940 los alemanes invadieron Holanda y Bélgica para pasar más rápido hacia Francia que capituló al poco tiempo, invadieron Bruges también, su hermano se vio envuelto en una recolección de mano de obra barata por parte de los alemanes, Huguette a los 21 años se vio en la urgencia de hacer algo por su hermano y fue su madre quien tomó la decisión de contenerlo en su casa aun con el riesgo de ser descubiertos. Nadie se animaba a alojarlo, decidieron hacerlo ellas mísmas.



Durante los años de la guerra él vivió encerrado y apenas pudo dibujar un retrato de ella junto a la ventana de su hogar y algunas obras menores, una vez liberados por las tropas Canadienses y Polacas festejaron, como me dijo ella personalmente "ese día lloré".

Al fin pudo salir su hermano y pintar un hermoso óleo que ella pudo encontrar perdido en una tienda luego de que alguien lo vendiese y le sacase el marco, seguramente le dio más valor al marco que a la obra, que era genial, pudo restaurarlo y exponerlo en su living a dos argentinos perdidos por su calle.


Si, a quien ven es a Huguette posando para su hermano


Se le llenaban de lágrimas los ojos al recordar a su fallecido hermano, a los 55 años se había ido, muy jóven decía ella y tenía razón, porque además era un gran pintor.

La madre de Huguette era española y ella intentó estudiar español, los idiomas le gustaban y hasta ese momento hablábamos una mezcla de inglés y francés, cuando no le salía alguna palabra inglesa, pero dejó de estudiar luego de un accidente de tránsito, allí todo el mundo anda en bicicleta y la habían atropellado.

Es más, nos mostró su bicicleta que todavía usa, es la de segunda, la primera se la habían robado un día que salió y no le puso el candado. Si, Huguette todavía a sus 84 años va a visitar a su hermana en bicicleta! y yo que no me animaba demasiado a salir un par de horas en una!

Nos despedimos de ella con un amable saludo y le pedí una foto final, me dijo - espero que este no sea el comienzo de mi carrera en Hollywood - nos reímos, no le conté sin embargo que pensaba escribir su pequeña historia en mi blog, no llegará a Hollywood pero al menos sí a Internet.



True Story



Fotos: Gimena Río Mezzadri

Categoría: Arte Etiquetas:  arte bélgica bruges brujas curiosidad historia huguette
Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Diego    

    Buena experiencia...

    Me asombra como otras personas (lease culturas, ideologias, etc.) tienen un modo de vivir muy diferente al nuestro.
    El hecho de que te invite a pasar es un golpe. A mi me paso y pense lo mismo que vos. Como puta voy a dejar pasar a un desconocido?

    No se a vos, pero cada vez que he viajado y conocido otras formas de vivir, he tenido la sensacion de tirar todo e irme a vivir fuera de Argentina.

    Siga disfrutando y contando anecdotas.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Ale Sarco    

    Qué buena historia. A los viejos les encanta contar cosas, y hablar con gente, ya que deben pasar mucho tiempo solos.
    Aquí también ocurre que alguno te saluda, te habla y si le das pié te cuenta su vida (claro que yo soy un antisocial de mierda, asique de mas que contestarle el saludo no paso).

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Mariana    

    Es hermoso que la señora haya compartido con ustedes algo de su historia, y por extensión algo de la historia de su país... por lo general la gente que viaja solo saca fotos, visita lugares, pero no se detiene un ratito a ver otras cosas, cuando lo permitimos vemos y conocemos más de un país, que si estuviésemos 20 días en el mismo....

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • asur    

    Que linda lectura para un domingo a la manana. Una experiencia genial! De esas que no se olivdan.
    Ojala sigan recolectando anécdotas para que podamos disfrutarlas aca tambien!
    Pásenla lindo!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Excelente, gracias por compartirlo...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Awwwwww!

    Qué adorable ancianita!

    Un osito Teddy sentado en uno de los sillones!

    Lo que me asombra: la decoración de la casa. Típicamente europea. Por suerte, crecí con mucha gente de ese origen, por lo que me resulta muy familiar.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Verola    

    Atención a la decoración y la limpieza de la casa, nada hecho en serie, ni una marquita en la pared, nada de laminados modernosos, cada objeto con personalidad individual... a tono con la protagonista de la historia.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Onikun    

    Muy buena historia!

    Esto es lo copado de viajar!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • DrGEN    

    Voy a andar por Brujas en un mes y pico,
    si me la cruzo a Huguette le paso la dire de este post! Guiño

    Saludos!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Ram0    

    Qué historia más encantadora, un placer leerla. Lo mejor de todo es que la compartís con nosotros, gracias por eso.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Es una lástima que muchas veces los prejuicios nos priven de acontecimientos tan agradables como el que compartes. Un saludo desde Bruselas.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • marina    

    que linda casualidad! que pintoresca señora
    me hace acordar a situaciones parecidas, una cuando recien nos mudamos a este barrio, tradicional y bastante añejo, que no hizo cruzarnos con mas de una señora que vivio por aca toda su vida y tenia ganas de contarle a un matrimonio joven lo que sabian de su historia.
    por otro lado, el año que vos te fuiste de luna de miel y nosotros tambien anduvimos por europa, al visitar el pueblo de mis abuelos me salio al encuentro en plena callecita montañosa un señor que dijo ser primo de mi madre. siendo como Ale Sarco una "antisocial de mierda" :D tambien me costo creer su historia y su amable disposicion a invitarnos a su casa, pero charla mediante en un cafe cercano fue facil descubrir con detalles que su historia era cierta, y que habiamos encontrado familia

    hermoso relato y geniales fotos, chicos.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Que linda historia, la viejita se re portó, una ídola. El lugar debe ser uno de esos lugares de vecinos donde no pasa nunca nada, igualmente, a un turista se le confía en cualquier lado.
    En esos lugares siempre alguno tiene una historia para contar, que por esos lares será común y por acá son las RE historias para postear

    Mirá en lo que me fijo yo, una boludez, que ya casi todas las casas son iguales, no por afuera, claro, algunas conservan los ladrillos antiguos y los techos de tejas viejos, pero por adentro son muy parecidas casi todas las casas, se podría comparar la casa de Huguette con una casa bien posicionada en Buenos Aires, en Estados Unidos, y lugares que uno nunca se imaginaría. Yo pensaba que la casita iba a tener un piso de madera, sillas mecedoras y muebles antiquísimos de varias generaciones atrás, pero Huguette tiene hasta un plasma que yo no tengo


    Muy lindo post Fabio, un saludo

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • ludomatic    

    Pufffff. Genial genial genial!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Leandro    

    Increíble experiencia! No hay nada mejor que viajar y adentrarse de lleno en la cultura del lugar, y mas aún con una persona que conoce perfectamente tal lugar.
    Sigan disfrutando y exprimiendo a full el viaje :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • rodo    

    fabio, te leo desde hace un tiempo, y es la primera vez que escribo un comentario. imposible no hacerlo... gracias por compartir una historia tan linda! impagable hughette. Guiño
    saludos desde la patagonia,
    r.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • NAcho    

    que buen momento...

    gracias por compartilo

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • En Febrero estuve por ahi. Reconozco la calle y todo. Me hospede con mi novia en la casa de una señora de 84 años tambien. Otro amor de persona. Nos conto de la guerra y tantas otras historias de brujas. En contraste nos conto que habla con su hijo en españa via skype y se habia decidido a no comprar un IPAD2 porque con su notebook le alcanzaba para lo que ella hacia. (WTF?)
    Ni mi abuela entiende tanto y esta tan conectada con la tecnologia estando en una mega ciudad como esta.
    Nos fuimos tambien con un foto final con ella y ahora no paro de comerme las uñas de desesperacion porque no respondio ni un solo mail desde que llegamos a baires y temo que con la edad que tenia le haya pasado algo. Realmente en tan solo un dia la adoptamos como a una abuela postiza asi que si alguno mas va para brujas y nos hace el favor de visitarla, eternamente agradecidos.
    Me quedo con la idea de que esta abuela no fue un caso aislado y refuerzo la excelente impresion que me lleve de esa encantadora ciudad.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Hugo    

    No hay nada comparable a conocer un lugar directo de la mano de los protagonistas... ni en un milón de años te enterás de la historia real de un pueblo o ciudad por medio de Wikipedia o un agente de viajes. Huguette les va a quedar como un recuerdo imborrable del viaje, ni ella seguramente lo sabe!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Daniel    

    Gracias a todos. Fue muy útil para mí. Eso es lo que yo quería.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Nachox    

    Brugee fue uno de los lugares mas lindos que visité en Europa... lamentablemente fue poco tiempo, pero espero poder volver dentro de poco.
    Mientras tanto, siga disfrutando!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • DrMato    

    Excelente historia! gran anécdota de viaje y que bueno aprender cosas de esa manera.

    Una genia Huguette.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    Abajo el pedorro Hugo Cabré, y tres urras para Huguette!!

    Linda anécdota de viaje, ojalá se pudiera viajar todo así, de residente en residente, vivir una millonésima parte de esas vidas estando de visita.

    Estuviste flojo, Fabio, tenías que dejarle la compu configurada y fabiocomar en la página de inicio!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Macau    

    Mi hermano vivía en Leuven, me pase varios fines de semana en Brujas, Antwerp, Bruselas, Gent, etc.
    Bélgica es hermoso, lo mas copado es que tenes Frances, Holandés y Alemán en un solo país.
    Ahora se mudo a Middelbur en Holanda, este verano me toca otra ves Bélgica, Holanda y después tengo Alemania, España y lo mas probable Finlandia y Suecia, Europa es lo mas.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • pasion    

    Buen articulo che

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Elida    

    Qué puedo decirte? Excelente la nota, como siempre.
    Los felicito.
    Qué hermosa mujer, verdad?
    Qué hermosa anécdota la de su hermano que ella deseaba compartir con Uds.
    Un abrazo a los dos, y sigan disfrutando que tanto se lo merecen.
    Elida

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Marito    

    De esas historias que podes meter en todo tipo de charlas. Great!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Hermoso relato che, la verdad es que da gusto encontrarse con tan excelentes seres humanos, en especial cuando en Argentina te cruzás cada vez más con gente que ni te dice "Hola" cuando te cruza.
    Qué bueno sería tomarlo de ejemplo no?
    Un abrazo.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • FabriC    

    Mató las "Asics" de la vieji! Toda una bicicletera

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Bereyoga    

    Después de tantos años, la historia sigue emocionando.
    (Vengo desde Mitos viajeros y prejuicios derribados)

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador