Per chi fuma

En estos tiempos de corrección política cardiovascular y cigarrillos USB, es bueno, de vez en cuando, un poco de apología de los viejos vicios.
Hace unos días pasé por casualidad por la puerta de una tabaquería "de barrio" y me acordé de mi antojo de toscanos.

Así que entré al negocio, que merece este párrafo aparte porque cualquier tabaquería de este estilo es un lugar muy pintoresco, atemporal. Vitrinas de vidrio para cajas y bolsitas con cigarros o tabacos para liar a mano o fumar en pipa, cada una separada en su espacio, no todo apilado en serie colorinche como en las góndolas de los supermercados. Además nunca hay nadie: en una tabaquería no se saca número, no se hace cola. En general la persona del otro lado del mostrador es una mujer de cincuenta años para arriba que no usa ni uniforme de colores ni pines con su nombre de pila. En una tabaquería no hay Wi-Fi.

Todo lo cual lleva a pensar que la tabaquería es una pantalla de un casino clandestino una destilería ilegal de Hesperidina, pero no me consta. Yo -que no fumo nunca cigarrillos "normales"- sólo entro a buscar cigarritos de tabaco de pipa o una cajita de Montecristo de juguete, y a disfrutar de esa atmósfera sepia que parece atrasar unos 80 años.

Pero la historia que me interesa es la del toscano. Un tabaco fuerte que nos convidó por primera vez un tano (en pleno viaje por Cuba igual prefería su sigaro de bandera). Cuando traté de conseguirlos en Argentina me dijeron que ya no se traían de Italia y me conformé googleando posibles dealers y versiones nacionales.

Así llegué a la historia del "descubrimiento" del toscano en agosto de 1815 en Florencia. Al parecer secaban al sol una partida grande de tabaco Kentucky para pagar una deuda al Granduca de Toscana (se ve que no estaban bancarizados) y justo se desató una fuerte tormenta. El tabaco terminó inundado en los charcos y, en teoría, completamente arruinado.

Pero alguno (acaso con algo de la viveza criolla italiana que heredamos) propuso dejar las hojas de tabaco al sol para volverlas a secar.

Como se confió en el proceso natural, el tabaco empezó a secarse lentamente, pero también a fermentar.

Sin resignarse, el fabricante decidió clasificar y secar esas hojas fermentadas para armar cigarros baratos y sacárselos de encima.

Así terminaron creando un cigarro de aspecto rústico y un poco intimidante con un sabor fuerte por lo fermentado que ahora es un clásico y una tradición italiana. Por cómo está liado puede ser cortado al medio (hay que ser un personaje de El Padrino para fumarte uno entero) y por su forma cónica hay que tener en cuenta que visto de lejos parece que estás fumando algo ilegal.

Acá se consiguen marcas nacionales (en la tabaquería que describía antes me vendieron unos Avanti que vienen de a 5), pero en realidad este post es un pedido subliminal para Fabio, si va andar por Florencia...

Moraleja: Cuando sientas que todo está perdido, pensá en frío, agarrá las desgracias y... ¡hacelas un rollito y fumátelas!

Disclaimer: Vale aclarar que estoy contra el vicio de fumar, ese que en general se adquiere en la secundaria (para parecer canchero o por mera estupidéz) o en la facultad (por nervios o para levantar minas) y después lleva años o sustos dejar de lado. La caja de cigarrillos es la versión moderna, apurada y compulsiva (como casi todo lo que hacemos) de ese viejo y cuidado placer de la pipa o el habano.

Fuentes y más para leer en:



El Fumar Es Perjudicial Para La Salud Ley Nº 23.344

Categoría: Mundo Etiquetas:  florencia italia tabaco toscano
Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • sebass    

    Yo también soy un "aficionado" del tabaco, especialmente de los habanos, entiendo el punto, este es un post para entendidos Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cuando yo era pibe, hace muuuchos años, el Avanti era el toscano que fumaban todos los viejos.
    En el año 1962, fuí con mis viejos de vacaciones a Mendoza, previo una parada en San Luis. El motivo se debía a que allí vivía un amigo de mi viejo que se llamaba Marcovechio.
    Este Sr. era el gerente de la fábrica Avanti y allí conocí como se hacían estos tabacos.
    Era todo bastante rudimentario paro no daban a basto con la producción.
    Fué uina experiencia muiy buena.
    Ahora fumo, cuando puedo algún Partagás o un inlcanzable Cohiba, y me enveneno diariamente con puchos comunes y silvestres

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Jonyx4    

    Perdón si les molesta.. pero nunca le encontré sentido a fumar..

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

  • Jonyx4 dijo:

    Perdón si les molesta.. pero nunca le encontré sentido a fumar..


    Justamente por eso es para entendidos.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • No fumo y no tengo pensado hacerlo, pero si probara algo sería ésto. Es como el que dice que no toma y dice que tomar es malo... bajarse una botella de vino todos los días o terminar quebrado todos los fines de semana es malo, si, pero otra cosa es el que cada dos semanas se toma una medida de buen whiskey... es uno de los placeres de la vida no? es casi casi un hobby, con mucho de ritual.

    Saludos,
    El Pibe de Sistemas

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Digamos que yo también estoy en contra del hábito del cigarrillo, pero lamentablemente eso no quita que sea fumadora.
    De chica (mejor dicho, de más chica, pues tengo 32 añosGuiño) probe la pipa y casi me morí...
    Los habanos también los probé (si, vengo de casa de fumadores) y realmente cuando le "encontras" la mano, la sensación es muy placentera.

    En Adrogué, barrio que amo y dónde he pasado toda mi vida, ya no hay tabaquerías, o por lo menos no está más la que yo iba con mi abuela. En ese lugar atendía una señora (y a veces su marido) que se quedaba conversando por horas y horas con mi abuela sobre "el grato placer de fumar". Siempre hablaban de lo mismo...el tamaño de los cigarritos, tiempo de fumado, ritual de encendido, diferentes cortes de puros, degustación, etc, etc,...con el tiempo mi abuela me contó que le gustaba ir a ese lugar porque cuando entraba el aroma en el ambiente le hacía recordar a mi abuelo, un gran fumador de puros y de "colorados". Hoy lamento no haber prestado más atención a las charlas que en ese entonces mi abuela mantenía en la tabaquería, lugar anacrónico si los hay.

    Un abrazo y buen post!.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fer    


    El Pibe de Sistemas dijo:

    No fumo y no tengo pensado hacerlo, pero si probara algo sería ésto. Es como el que dice que no toma y dice que tomar es malo... bajarse una botella de vino todos los días o terminar quebrado todos los fines de semana es malo, si, pero otra cosa es el que cada dos semanas se toma una medida de buen whiskey... es uno de los placeres de la vida no? es casi casi un hobby, con mucho de ritual.

    Saludos,
    El Pibe de Sistemas



    Totalmente de acuerdo, un buen habano, un vaso de whisky o baileys y de fondo un buen tema de jazz, hacen que una durisima semana de laburo pase al olvido en muy pocos segundo.. como vos decis, uno de los placeres de la vida

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    Jonyx4 dijo:

    Perdón si les molesta.. pero nunca le encontré sentido a fumar..


    Yo incursioné en los habanitos por culpa de Fabio y Enrique que trajo unos cigarritos Cohiba de Cuba. Me gusta el ritual y sobre todo, aunque parezca una huevada, lo que más me gusta es "hacer humo"! Y el perfume de tabaco de pipa tiene un perfume genial.

    Y lo del humo no es tan ridículo, de hecho parece que la visión del humo en el hábito es importante y, en teoría, <a href="http://books.google.com.ar/books?id=vrxy4r_i7OcC&pg=PA250&lpg=PA250&dq=ciegos+humos+fumar&source=bl&ots=Dw5i12qp3E&sig=ELgJLKDVyBBd-KVLdUZd8miGk4I&hl=es&ei=B0q-TOyBK4Ss8AbH9PD5Bg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CBcQ6AEwAA#v=onepage&q=ciego&f=false">los ciegos fuman menos</a>.

    lamuseologa dijo:

    En Adrogué, barrio que amo y dónde he pasado toda mi vida, ya no hay tabaquerías, o por lo menos no está más la que yo iba con mi abuela. En ese lugar atendía una señora (y a veces su marido) que se quedaba conversando por horas y horas con mi abuela sobre el grato placer de fumar. Siempre hablaban de lo mismo...el tamaño de los cigarritos, tiempo de fumado, ritual de encendido, diferentes cortes de puros, degustación, etc, etc,...con el tiempo mi abuela me contó que le gustaba ir a ese lugar porque cuando entraba el aroma en el ambiente le hacía recordar a mi abuelo, un gran fumador de puros y de colorados. Hoy lamento no haber prestado más atención a las charlas que en ese entonces mi abuela mantenía en la tabaquería, lugar anacrónico si los hay.


    ¡Qué linda anécdota! Gracias por compartirla acá, suma puntos de atmósfera la próxima vez que alguno entre a una tabaquería.

    el celestino dijo:
    Cuando yo era pibe, hace muuuchos años, el Avanti era el toscano que fumaban todos los viejos.
    En el año 1962, fuí con mis viejos de vacaciones a Mendoza, previo una parada en San Luis. El motivo se debía a que allí vivía un amigo de mi viejo que se llamaba Marcovechio.
    Este Sr. era el gerente de la fábrica Avanti y allí conocí como se hacían estos tabacos.
    Era todo bastante rudimentario paro no daban a basto con la producción.
    Fué uina experiencia muiy buena.
    Ahora fumo, cuando puedo algún Partagás o un inlcanzable Cohiba, y me enveneno diariamente con puchos comunes y silvestres


    Ja! Te di pie para post en elcelestino!
    Se ve que no mejoraron los métodos de producción, la bolsita y la humedad están perfectas, pero en esta tabaquería era el último que les quedaba.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • GoFa    

    <img src="http://4.bp.blogspot.com/_mcnasE_xexw/SySot1E6_jI/AAAAAAAAACA/KUrJDn2jqR0/s320/faso24.jpg">

    :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Arkhos    


    El Pibe de Sistemas dijo:

    es casi casi un hobby, con mucho de ritual.


    Si, es casi un hobby. Como dicen, lo bueno esta en la escases.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • cuanto puede salir un toscano de buena marca?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Muy bueno!

    No conosco tanto de habanos aunque me encantó la historia de los toscanos..

    Pero si me puedo fumar uno cada tanto, de hecho tengo uno por ahí reservado para alguna ocasión.
    Las tabaquerías me encantan, yo fumo pipa cada tanto, y me encanta el olor que hay, el ambiente fresco y la tranquilidad.
    Acá en Bariloche por suerte hace unos años abrieron una, bastante bien provista

    Celestino, volvíste a los puchos!?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Interesante la anécdota de El Celestino, porque la fábrica Avanti original de la Compañía Introductora (que estaba en Villa Urquiza) cerró en 1958, así que él debe hablar de cuando la marca la tomó Tabacalera Sudamericana (hoy está en manos de Tabacalera Sarandí). Los toscanos italianos se consiguen en cualquier lugar de Europa, pero en los free shops de Milán o Roma están más baratos y sólo se pueden comprar al volver para Argentina, no de ida. De todos modos, nuestros "toscanos", hechos con tabaco Criollo Misonero y algo de Kentucky, apenas se parecen a los verdaderos, que son 100% Kentucky curado a fuego de leña.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador