El baño de oficina

Hace un tiempo que quería escribir una nota referida a una asquerosidad escatológica de esas que son habituales charlar en un almuerzo de amigos, pero claro, transformarla en "digerible" (cuac) para el blog puede ser complicado y riesgoso.

Un mail de un amigo, referido a este tema, me "inspiró" (cuac 2) a escribir sobre el tema, el baño de oficina, ese lugar tan preciado por algunos y odiado por otros, pero que es generador de pausas y alivios en el tormento laboral diario.

Cito a mi amigo (Sebas!), textualmente: Hay de todo, desde el que dice "yo nunca cago en el baño", que es un ser casi fantastico, increible, que se contiene a pesar de que puede estar descompuesto y niega el hecho de ir al baño, poniendolo como una situacion terrible y brutal, hasta el que se esconde para no hacer nada durante el dia.

Es un amplio rango de asquerosidad, sigamos con el anál-isis (cuac 3), ese post tiene desperdicio, no se lo recomiendo para estómagos débiles o por si alguien acaba de comer algo, igualmente, si no quieren leer un post de mierda, no entren.



El baño del trabajo puede ser una situación placentera como traumática, los hay pequeños (y por ende problemáticos) y los hay enormes como para un regimiento. El tamaño no es proporcional con la limpieza, por lo tanto tenemos baños super limpios donde es un placer cagar (si, no usemos palabras inapropiadas como "defecar", cagar cagamos todos, defecar es para los médicos) y otros que tienen tanto olor a mierda o meo que no te atrevés ni a bajarte la bragueta sin miedo a infecciones.

Los hay modernos, con inodoros de lujo y canillas automáticas, como los hay extremadamente antiguos con ¡azulejos negros! y tablas de inodoro que parecen del siglo XIX.

En algunos lugares hasta se puede, todavía, encontrar la clásica y anticuada "letrina" que no es más que un agujero en el suelo para depositar la mierda, pero que incómodo! creo que la última vez que vi uno así fue hace mucho en un edificio público, pero no las he vuelto a ver.

Pero no sólo es la infraestructura, también están los personajes, las actividades diversas (!) y el "juego", si, porque un baño laboral no es tal sin juego, comunicaciones, faltas de papel, etc.

Situaciones comunes

Es casi una fija que hoy en día te llamen por celular cuando estás en tu más íntimo momento de felicidad, el cago, venías re bien, todo tranquilo y suena tu teléfono "botonazo", el cual es reconocido en la oficina por ese ringtone tan característico, ahora es asociado directamente a tu olor y tus ruidos, "hola bichi, si mi amor, te llamo después, chau", listo, quedaste escrachado, ese olor a mierda te acompañará en la opinión de cualquier otro que compartiese el baño con vos en ese momento.

Otro caso terrible que genera pudores y vergüenzas son las "tormentas" intestinales, el problema puede darse por varias opciones combinables entre ellas: olor, "salpicré", ruido. No hay peor cosa que un ataque de hígado en horario laboral, uno va medio desesperado, no termina de bajarse los lienzos que una furia ruidosa y líquida, como chaparrón veraniego, deja una porcelana adornada con las más curiosas figuras. El problema es que a veces uno no calcula bien, o le pifia, o peor, justo ese día el tanque de agua de ESE inodoro no funciona o no tiene agua.
Conclusión: un salpicré de mierda se seca y solidifica en dicha curiosa y caprichosa representación de arte. Una alegría para el que viene atrás a hacer lo suyo.

La sinfonía de "prrrrps!" hasta "krakaatoooommbssffsfspofpsfpspfps" que se pueden escuchar hacen reír y perder la concentración a cualquiera, si andás con "tránsito lento" no hay nada más des-inspirador que uno con "facilidad" a tu lado y con su correspondiente concierto, eso es injusto!

Lo peor, encontrarse un crucifijo de mierda que dejó otro justo cuando uno anda de apuro. ¡Pero que hijo de puta! sucio de mierda, tanto te costaba tirar la puta cadena! el agua hubiese solucionado todo eso! pero no, te deja el regalito porque tanto esfuerzo y semejante obra de arte llenó de orgullo a su autor, así que, como todo artista, necesita que el público conozca su obra.

Jogo Bonito

Pero que mejor lugar que el baño laboral para jugar un ratito? es que el stress que provocan nueve horas de PC delante de uno, llamadas telefónicas, discusiones, desarrollos, diseños, cuentas, todo eso... aah, unos minutos en el baño y el celular con jueguitos JAVA, que buena idea!

Entonces uno escucha un sinfín de sonidos de teclado y algún que otro desubicado deja hasta el audio del juego en volumen suficientemente audible como para hasta reconocer a qué juega.

El que tiene una Palm puede navegar (si hay WiFi) y obviamente jugar a juegos más complejos, escribir poesía o lo que fuere.

El caso clásico es el que se lleva el Olé sin ningún disimulo, o el Clarín entero, con revista del domingo y todo, ese no tiene ningún problema, se va al salón de lectura predilecto, nadie lo va a molestar por varios minutos, que bueno!

Ya no da para irse con un libro, pero quien sabe, algunos se escapan misteriosamente con mochila y todo.

Tétrico

Es obvio que estamos ante un lugar común donde es muy difícil de mantener el equilibrio, siempre existen asquerosos y gente de mierda que no tiene mejor idea que arruinar un espacio tan importante para el hombre (y la mujer, claro, aunque el baño femenino tiene ligeras diferencias).

Están los que dejan poesías escritas desde "puto el que lee" a frases irreproducibles en este blog, nunca falta un "Defe Capo, Chaca Puto" y uno que le cambió el "Capo" por "Cabo 1°" , y cosas por el estilo.

Otros prefieren el dibujo y dejan obras de arte de falos y secreciones varias, ni hablar de los que usan otro tipo de tinta, marrón, para dejar dibujos en las paredes, pero esos baños no son habitualmente de oficina :D:D.

Lo más feo que tuve que ver hace poco fue una imagen a lo "Ren & Stimpy" que vi en la puerta de un baño, eran los mocos peludos (si! con pelitos!) de un inadaptado pegados en la puerta!!! hijo de puta!!! no pude ni hacer lo mío del asco!!!!.

Pero las situaciones indecorosas pasan muchas veces a la hora de limpiarse!!!!

Falta de papel! que situación jodida!!! o que el rollo de papel se salga de su soporte y se escape rodando por todo el baño!!! tener que limpiarse con el cartón del rollo o, que ni cartón tengas a mano!!!

Que te muevas y el mismo inodoro se suelte y pierda agua, o la cañería mísma y te encuentres en un baño con el piso mojado, que la tabla de la tapa esté rota y te "pellizque" el culo, miles de situaciones de, literalmente, mierda!

La limpieza



La limpieza de los baños es escencial, en algunos lugares hay tantos empleados que no conviene usarlos a la tarde, hay que ir tempranito cuando todavía huelen bien, a las dos o tres horas el orín es la fragancia natural y el soreteo ya deja calentita la porcelana.

Por eso muchos tenemos que recurrir a distintas técnicas para evitar el contacto con "bichos" de todo tipo, muchos usan un diario y envuelven la tabla completamente, otros con un poco de papel higiénico, y muchos "en el aire", haciendo equilibrio, lo que deja en altísimo riesgo de dejar soretitos donde no se debe! así uno, que viene después del equilibrista, se encuentra con regalitos donde no debería.

El problema es que la gente es muy sucia, ya no es que algún imbécil mee la tabla, ya es que la cagan. Otra cosa inaceptable son los "pelitos" ¿que mierda hacen? juegan a sacárselos y dejarlos en la tabla?????

Las mujeres cuentan también de sus situaciones en el baño femenino, es que para no arriesgarse la mayoría hace todo desde las alturas. Y claro, no tienen la facilidad masculina para apuntar (ojo, algunas si, jeje), y dejan un riego por aspersión de meo, insalvable.

La limpieza es primordial, es un lugar compartido che! no pueden ser tan sucios ahí!! pero lo son.

El horario

Más de una vez las mujeres se preguntarán ¿que hacen durante tanto tiempo en el baño?, los hombres somos acosados con dicha pregunta que implícitamente trae la respuesta "porque ahí no me rompés las pelotas, estoy tranquilo", es la justa, razonable y merecida respuesta.

Es un lugar de paz y de reflexión, y de cago, obviamente, donde uno puede sentirse libre aunque sea por un ratito, sin que nadie moleste (aunque el celular ha acabado con gran parte de esta independencia intestinal), freedom!

Obviamente a los jefes no les gusta nada, pero ellos también cagan! (y como!) y las mujeres también! Existe el mito urbano de que las mujeres bonitas no cagan, de hecho, una vez escribí un post sobre "las novias no cagan" que hace referencia exacta a esto, uno no se imagina un baño femenino que huela a mierda y tenga las tablas meadas, pero, aunque rompa el romanticismo, es así, tienen tanto o más olor que cualquier baño.


En fin, el cago es universal, todos lo hacen, todos lo necesitan, algunos se tomarán más tiempo, otros, a fuerza de Activia Garkatis, lo harán rápido y directo, pero si hay algo que no se pueden olvidar es que lo van a necesitar, tarde o temprano, por más temerosos que sean, ese baño de oficina, alguna vez, te tocará cagar.

Categoría: Curiosidades Etiquetas:  
Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • cuervooo    

    Ehh!!!!
    asqueroso de mierda!!! se pusieron rancios los drivers del monitor che!!!!!!!!!!
    :|
    primeor..eso es bueno

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Nfer    

    Iba a escribir antes pero Cosme vino a ver de qué me reía tanto y terminamos llorando de risa....dices verdades grandes como una catedral (algo escatológico esto de mezclar catedrales con maraños, pero los curas también cagan )

    Las mujeres fuimos educadas para no eructar ni liberar flatulencias, ni siquiera sudar (lo cual es muy insalubre...) y en eso de ir al baño somos unas roñosas de antología...lo que hay escrito en las paredes haría avergonzar a un marinero borracho.

    Y si de algo te olvidaste, lo apunto ahora: el detalle de que las féminas, además de hacer pipí y popó, menstruamos. Lo que se ve, huele, pisa y a veces es imposible eludir, salvo que reculemos a tiempo, es indescriptible. Y eso que ahora vienen toallitas femeninas con gel dentro, que absorben líquidos y hasta cierto punto olores....pero ni así.
    A veces me pregunto si las frases que leo en la puerta o las paredes fueron escritas con lápiz labial.
    Mejor dejo caer un piadoso manto sobre esta duda personal, y paso a una cancioncilla que me vino de inmediato a la memoria:

    La Corbata Rojo Punzó (de Hugo Varela)

    Campaneando de reojo la vidriera,
    la pebeta del local me cautivó,elegi...
    compré una corbata
    de seda brillante
    de color rojo punzó.
    Y salí a pavonearme
    por el barrio,
    con ese andar canyengue de varón,
    y, al caminar con tanto firulete
    sentí....
    como que el vientre me llamó.

    Urgido por la angustia incontenible
    que trae un desarreglo estomacal,
    aceleré mis pasos al boliche
    y al baño me mandé sin saludar.
    Y viendo que el motivo de mi angustia
    llegaba con la fuerza de un tropel,
    más calmo y ante el hecho consumado
    descubro con pavor ¡que no hay papel!.

    ¡No hay papel....!
    me he metido en un embrollo
    no queda nada en el rollo
    ¿como resuelvo el dilema?

    No hay papel, ni siquiera un pedacito
    un boleto, un manuscrito
    que me salve del problema.

    ¡No hay papel...!
    corrugado, cartulina, un pedazo de cortina
    que me ayude en la ocasión.

    ¿Porque será que la vida
    nos trae cosas ingratas?
    sacrifiqué la corbata
    de seda rojo punzó.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • obelix    

    Buenisimo el post...una situacion que se te olvido, es que cuando tiras la cadena, el pu.. baño este tapado, y salga todo de adentro como el tsunami, y tengas que salir del lugar con los pantalones bajos y siendo corrido por alien, terminator y depredador...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • marO*    

    en los baños de mujeres.,., lo que esta escrito casi siempre es digno de una rta de la sexologa alessandra rampolla.,, o mucho mejor xD

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Matías    

    Creo que vale la pena citar a Les Luthiers:

    Marcos Mundstock:

    Entre los diversos recintos en que transcurre la vida de los hombres uno de los más frecuentados es el cuarto de baño. Sin embargo su figuración en la historia ha sido injustamente postergada. Cosas muy importantes han sucedido en los baños; ¡cuantas decisiones se han tomado, cuantos libros se han leído! O, en la vida cotidiana, cuántos matrimonios se reconcilian en el baño, por ejemplo mientras la esposa se lava los dientes y el esposo se recorta el bigote€¦ o viceversa€¦ Es verdad que el humilde espejo de un botiquín no tiene la hondura metafísica de los espejos de Borges; es verdad que en nuestras domésticas bañeras nadie descubrirá el principio de Arquímedes; es verdad que nuestros baños no poseen el prestigio de las fuentes como Versalles, o Fontanebleau, o Plaza Lavalle€¦ Y sin embargo, con sólo apretar un botón, ¡qué despliegue de manantiales! Y cuando uno se retira con la satisfacción del deber cumplido no necesita arrojar una moneda, como en la Fontana di Trevi, para asegurarse el regreso; uno sabe que ha de volver al día siguiente, o en algunos casos a los dos días€¦ o tres o más€¦Bueno, no sé, en algún momento convendría probar con la moneda€¦ ¡Cuántos gobernantes han meditado sus actos en un cuarto de baño como su fuera su despacho al extremo de no distinguirse dónde han resuelto más asuntos y dónde hacen más€¦ decisiones incorrectas! En todo ello pensaba el gran compositor Johann Sebastian Mastropiero cuando compuso €œLoas al Cuarto de Baño€, su célebre cuarteto concertante para artefactos sanitarios, que escucharemos a continuación, compuesto para los siguientes instrumentos: Calephone, Lirodoro, Desafinaducha y Nomeolbídet. En €œLoas al Cuarto de Baño€ Mastropiero ha logrado, más que nunca, que de su música emane la esencia de la materia que describe. En ella se respira la inconfundible atmósfera de toda su producción.

    (Marcos sale de escena con los aplausos del público y entran el resto de integrantes, cada uno con su instrumento informal: Puccio lleva el Lirodoro, Maronna el Nomeolbídet, Daniel el Calephone y Núñez Cortés arrastra la Desafinaducha)


    Todos: Músicos, filósofos y artistas
    Carlos Núñez Cortés: Y escritores eminentes
    Todos: Todos ellos van al baño
    Carlos Núñez Cortés: Y algunos muy frecuentemente

    Todos:
    Cuántas veces las personas
    en el baño han meditado.
    Jorge Maronna:
    Cuántos libros se han leído,
    cuántas dudas evacuado.

    Todos:
    Duchas, retretes y bañeras,
    grifos, lavatorios y bidets.
    Loas al cuarto de baño.

    Todos: No hay festejos ni banquetes
    Carlos Núñez Cortés: En el íntimo santuario
    Todos:
    No se come ni se bebe,
    sino todo lo contrario.
    Loas, loas, loas al cuarto de baño.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Sofocador    

    Este post ha provocado, además de una incontenible...carcajada de mi parte, como se ve, el rescate de grandes autores sobre este escatológico tema.
    Quisiera recordar en este punto al genial Salvador Dalí autor de "Sobre el arte de tirarse pedos o Manual de artillero socarrón" que sería muy largo e ilegal transcribir aquí pero que recomiendo a los estudiosos de esta materia, que veo que somos varios.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Adrian    

    Jajaja me cague de risa :D... no literalmente claro esta. Y es verdad, el baño es un lugar donde uno tiene por momentos sus 5 segundos de tranquilidad en la boragime de lo que es el día a día en una oficina.

    Salud!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Nfer    

    La cita del libro de Dalí, por favor....:D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Sofocador    

    Para Nfer y a quien le interese:

    Fragmentos de <em>"El arte de tirarse pedos o Manual del artillero socarrón por el conde la Trompeta, médico del caballo de bronce, para el uso de personas estreñidas"</em> puede leerse como anexo en "Diario de un Genio" de S.Dalí editado por Tusquets en su colección "Andanzas"

    El índice de la pequeña obra es el siguiente:

    Preludio sobre la Verguenza
    Definición del pedo en general
    Diferencias entre pedo y eructo
    Demostración de la definición de pedo
    División y clasificación de los pedos
    * Pedos mudos
    * Pedos vocales
    * Pedos petardos
    * Pedos con sorpresa
    Objeciones de los adversarios del pedo
    El pedo diftongo
    Infortunios y accidentes causados por los pedos
    Historia del pedo que hizo huir al diablo
    Razones y Axiomas sobre el pedo
    De los pedos afectados y de los involuntarios
    Ventajas de los pedos para la sociedad
    Conclusión

    Espero haber satisfecho tu consulta.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • MarTincho    

    con todo respeto,una cagada el post

    <em>un ataque de hígado en horario laboral, uno va medio desesperado, no termina de bajarse los lienzos que una furia ruidosa y líquida, como chaparrón veraniego, deja una porcelana adornada con las más curiosas figuras</em> ,Fabio,lo describes tan bien que uno hasta se calma lo que termina de leerlo.

    Por otro lado,no se bien porqué misterio de la mente habrá sucedido,pero juro que al leer este post,en determinado momento pude sentir olor a caca.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Sofocador    

    Una ampliación necesaria sobre este interesante tema:

    €œEsta mañana, mientras me encontraba en el retrete, me ha asaltado una intuición genial. Mi deposición es siempre a primeras horas del día, increíblemente fluida e inodora y como me preocupa el tema de la longevidad humana mi intuición me dice que, si se lograra dotar al excremento humano de la fluidez de la miel, la vida del hombre se prolongaría, dado que el excremento (a juicio de Paracelso) es el hilo de la vida, y cada interrupción o pedo, no es otra cosa que un hálito de vida que se desvanece. La inmortalidad debe buscarse entre los desperdicios, en los excrementos más que en ninguna otra parte...Y, puesto que la mayor misión del hombre es la de espiritualizarlo todo, es el excremento el que está más falto de esta virtud. Por eso abomino siempre de todas las chanzas y frivolidades sobre esta materia y estoy asombrado de la poca atención filosófica y metafísica con que los hombres han tratado algo tan trascendental.
    El día en que escriba un tratado general sobre el tema, suscitaré con toda seguridad la estupefacción del mundo entero. Este tratado será, por otro lado, completamente distinto al de Jonathan Swift sobre las letrinas.€

    Hasta aquí la cita del diario de Dalí.

    Lo cual me llevó a investigar sobre el libro de Swift y descubrí que se llama €œEl arte de meditar sobre el retrete€ ¿Alguno de Ustedes lo conoce?

    Pueden ver además <a href="http://www.elmundo.es/suplementos/cronica/2005/496/1113688807.html">esta pagina</a> donde también se lo menciona.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Nfer    

    En el libro "El Dioscórides Renovado" de Pío Font Quer, cita que el padre del autor, boticario del siglo pasado, compraba a buen precio y conservaba "azúcar de campo" para recetar en caso de borracheras in extremis.

    El "azúcar de campo" era preparado como infusión y luego de colado, se daba al que padecía la resaca. Por alguna razón resultaba ser el mejor espabilador de borrachuzos.

    "Azúcar de campo", detalla bien Pío Font Quer, son los coprolitos perrunos, esos que salen luego de una ingesta de huesos, y que el sol deja bien blancos. A mayor blancura, mayor virtud curativa.

    Hoy día he de pensar que el hueso casi sin digerir que forman esos coprolitos (caca de perro, bah) es el que absorbe el alcohol de la sangre o algo así...

    :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Es inevitable pasar por el baño del trabajo. A estas alturas de mi vida me he acostumbrado a ir sin problemas.
    Hay veces que me genera algo de culpa, con algo de macabra diversión, cuando después de haber dejado el inodoro temblando y un aroma a momia egipcia putrefacta, ver a alguien que entra justo atras tuyo por que esta todo ocupado. Ja ja, da para decir, no entres si valoras tu vida!
    pero es delatarse, como decir "me acabo de hechar un garco radioactivo"
    Mi hora de ir al baño, 10:30 luego de tomarme un cafecito...:D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Edwin    

    Como dijese Quevedo y Villegas en el s. XVi "No hay placer mas descansado que el despues d ehaber cagado" (ver "Gracias y desgracias del ojo del culo") Es real :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Martín C    

    Hey Fabio, no leí de tu pluma (bueeno, keyboard) que lo de los cuacs es horrible? Que mejor ahorrarse el chiste? Con quién te estás juntando?? Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Seb@    

    Ya que la mierda no es pintura,
    ni su mano un pincel,
    Por favor use el papel
    Aca en la oficina se suele alertar el ingreso al baño, sobre todo el de "ciertas" personas que ni tirando todo el glade, el Raid y un poco de Axe logran tapar el "perfume"

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • viki    

    muy buena la nota...me cague d risa jaja... ya q estamos en l tema, me gustaria compartir con uds un bello mail q anda circulando en la red, y q explica un poco q es lo q nos pasa a nosotras las mujeres cuando vamos al baño:
    Relato que ilustra lo que es el ir a un baño público para las mujeres......

    La gran aventura de ir al baño
    Mi mamá era una asidua frecuentadora de los baños públicos. De chiquita me llevaba al baño, me enseñaba a limpiar la tabla del inodoro con papel higiénico y luego ponía tira de papel cuidadosamente en el perímetro de la tabla.
    Finalmente me instruía "Nunca, nunca te sientes en un baño público"
    Y luego me mostraba "La posición" que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la tabla.
    Eso fue hace mucho tiempo. Pero aún hoy en nuestros años más maduros, "la posición"
    es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está que revienta Cuando "tenés que ir" a un baño público, te encontrás con una cola de mujeres que te hace pensar que los calzones de Brad Pitt están a la venta y a mitad de precio.
    Así que esperas pacientemente y sonreís amablemente a las demás mujeres que también están discretamente cruzando las gambas, y encima cuando están en grupo, hablando las
    pelotudeces que pueden hablar solo las minas en la cola para mear.
    Finalmente te toca tu turno. Verificás cada cubículo por debajo para ver si no hay piernas.
    Todos están ocupados. Finalmente uno se abre y te lanzas casi tirando a la persona que va saliendo. Entrás y te das cuenta que el picaporte no funciona !!!
    No importa...la sostendré con la mano.
    Cuando querés colgar tu bolso de algún gancho que tendría que haber en la puerta..., no hay gancho, así que te lo colgás del cuello mientras mirás como se balancea debajo tuyo, sin contar que te desnuca la correa que te colgaste al cuello, porque el bolso está lleno de mierdas que le fuiste tirando adentro - la mayoría de las cuales no usás, pero que las tenés por si acaso.
    Pero volviendo a la puerta... como no tenía picaporte, sólo tenés la opción de sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajás la bombacha y asumís "la posición"..
    Alivio... Ahhhhhh... Más alivio... y de repente suena el celular -que esta obviamente en el bolso-. Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar... Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la tabla ni la cubriste con papel, así que te quedas en "la posición" mientras tus piernas tiemblan tan fuerte que registrarían 8 en la escala de Richter, sin contar la salpicada finita del chorro que pega en la loza y que te moja hasta las medias ¡¡¡que seguramente se va a notar!!!
    Por suerte el teléfono ya no suena. Para alejar tu mente de esa desgracia, buscás el rollo de papel higiénico, peroooo, je, je...!el rollo esta vacío...!. Tus piernas tiemblan cada vez más.
    Recordás el pedacito de papel con el que te limpiaste hace un rato la nariz. Eso tendrá que ser suficiente.
    Lo arrugás de la manera más esponjada posible.
    Pero es más chico que la uña de tu dedo y encima todavía está mojado de moco...
    En eso, alguien empuja la puerta de tu baño y como el cerrojo no funciona recibís tremendo viandazo en la cabeza.
    Les gritas caliente y como una loca: "OCUPADOOOO !! mientras continuas empujado la puerta con tu mano libre, suena de nuevo el celular y en el intento de apagarlo definitivamente, el pedacito de kleenex que tenías en la mano se te cae exactamente en un charquito que hay en el piso y no estás segura si es agua o mmmm... meo.... je!, tus piernas ya no aguantan y te vas de espalda y te caes sentada en el inodoro del baño. Te levantas rápidamente y con un poquito de asco, pero ya es demasiado tarde, ya entraste en contacto con todos los gérmenes y formas de vida del asiento porque VOS nunca lo cubriste con papel higiénico, que de todos modos no había, aun cuando hubieras tenido tiempo de hacerlo.
    Sin contar el golpe en la cabeza, el desnuque de la correa del bolso, la salpicada del chorro en las piernas y en las medias, la que te conté, que todavía está mojada... el recuerdo de tu mamá diciéndote " que desagradable... no sabes que clase de enfermedades podrías agarrarte ahí.......".
    Pero la debacle no termina ahí... ahora el sensor automático del baño está tan confundido que suelta el agua como si fuera una fuente y manda todo al colector con tal fuerza que te tenes que agarrar del tubo que sostiene el papel de baño (cuando hay) por miedo a que te vaya a chupar y vayas a aparecer en la China.
    Aquí es cuando finalmente te rendís.
    Estás empapada por el agua que salió del baño como fuente.
    Estás exhausta. Tratas de limpiarte con un celofán de unos chiclets Adams; luego salís inconspicuamente al lavamanos.
    No sabes cómo funcionan con los sensores automáticos así que te limpias las manos con saliva, te las secas con una toalla de papel y salís pasando junto a la línea de mujeres que aún están esperando con las piernas cruzadas y en estos momentos sos incapaz de sonreír cortésmente.
    Un alma caritativa al final de la línea te dice que vas arrastrando papel higiénico pegado a tu zapato del largo del río Mississippi...! Tironeas el papel del zapato, lo depositas rudamente en la mano de la mujer que te dijo que lo traías pegado y le decís suavemente:
    "Toma... podes necesitarlo...!!!" y salís.
    En este momento ves a tu esposo que ha entrado, usado y salido del baño de hombres y que tuvo tiempo de sobra par a leer La Guerra y la Paz mientras te esperaba. "
    ¿Por qué tardaste tanto?" te pregunta azorado..."estaba preocupado...hasta te llamé al celular por si te había pasado algo... y encima no contestaste !!!!".
    Aquí es cuando de una vez por todas lo mandas a la c..... de su madre.
    Esto esta dedicado a las mujeres de todas partes que han tenido que:
    usar un baño público.
    Y finalmente les explica a ustedes, hombres, por qué nosotras tardamos tanto


    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Guisell    

    Si cagar fuera un crimen
    y la mierda un contrabando,
    llamen a la policía
    porque me estoy cagando.
    :D:D
    EL tema si que esta lokaso!!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • jet    

    Che que buen tema...pero después lo termino de leer porque estoy en el laburo y me estaba empezando a tentar horrible o, mejor dicho, me estaba cagando de la risa

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador