[Cuento] Laberintos

Otro encuentro con la literatura weblogueril desde los comentaristas! esta vez les dejo un cuento corto de Marinita, comentadora de este y otros weblogs Guiño que me envió hace un buen tiempo y me olvidé de publicar. Pero ahora lo tienen, lean, disfruten, critiquen, pero sanamente, claro :D

También tengo otro de Borenor para publicar! bueno, espero que Cattel se ponga las pilas y me mande alguno de los que ya mandó a concurso!


Laberintos

Las macizas campanas de bronce de la Iglesia de Santa Felicia sonaron con estruendo, imponentes.

La misa de la mañana no tardaría en comenzar. Gabriel bostezó, estiró sus delgados brazos y restregó sus pequeñas manos heladas. Al toser su voz de niño retumbó en la ahora silenciosa iglesia, con el eco infinito de los que padecen hambre.

Se levantó del largo banco de caoba, hizo un bollo con los diarios que lo cubrían - tuvo que rodearlo con todo un brazo- y se encaminó a la enorme puerta tallada.

La iglesia de Santa Felicia supo ser riquísima cuando aún gozaba del favor de unos cuantos señores adinerados que pretendían expiar culpas con crujientes billetes. Los hermosos bancos, la puerta imponente y las delicadas figuras de ángeles, la Madre y el Señor que ofrecían protección con sus brazos extendidos, recordaban aquel antiguo esplendor.

Gabriel asomó su pecoso metro cuarenta al laberinto que antes habían representado las calles de la populosa ciudad, y que ahora recorría con la sabiduría de Teseo; y una ráfaga gélida le nubló la vista. Sin embargo, confiaba en que hoy sí conseguiría dinero a cambio de sus servicios.

Apretó sus puños dentro de los bolsillos agujereados de su vieja, pero abrigada campera de cuero, mientras apresuraba el paso.

Al llegar a la estación de trenes se sentó en un escalón a unos metros de la boletería. Un muchachito pelirrojo y otro tapado con una frazada, poco mayores que él, lo saludaron con afecto pero con una expresión de extrema gravedad que resultaban extraños, por no decir graciosos, en la cara de chicos tan pequeños.

Los banquitos, las latas de pomada y trapos delante de los dos niños sentados, invitaban a los transeúntes a detenerse para abrillantar y dar lustre a un par de zapatos. “Se los dejamos joyita” decían ellos.

Gabriel estaba encorvado sobre su estómago y tenía la mirada perdida, el olor de las facturas del carrito verde lo mareaban. Desde el mediodía anterior que no probaba bocado.

Sintió unos golpecitos en la nuca. Volteó, y vio a un hombre gordo, de poblados bigotes, traje y largo sobretodo que le murmuró: “Vení nene, dale, apurate”. Gabriel se dio vuelta y asintió mientras se levantaba.

Cuando ya se iban, el hombre sujetando por el brazo a Gabriel; el coloradito vio al viejo darle al otro un billete “de los grandes” y decir: “Ahora comés y te bañás, con esa mugre no te toco ni mamado, pendejo”.

Allí resonaban los pasos en la estación, de un pobre de alimento y un pobre de alma.

Marina Elichiry
Todos los derechos reservados Marina Elichiry © 2004 - la reproducción de este texto está prohibida, se permitirá sólo bajo permiso expreso de la autora - email: blancanievesylabella_enbicicleta@yahoo.com.ar

Categoría: Textos Etiquetas:  
Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Javiera    

    Ah, no...ese cuento es una porquería!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Marinita    

    Se dio cuenta enseguida Javiera. O.o
    (Vo`, shhhh!)

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Marinita    

    (Fabio, no creas que no noté que subiste mi cuento cuando más gente se cuenta entre mis "odiadores", méndigo!) Guiño Jejeje.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fabio    

    odiadores? pensé que era yo el que acumulaba records :D na, ni ahí, estaba revisando mis mails y lo encontré y opa! debía publicarlo

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Me encanta la forma en la que está escrito, pero la historia en si no es muy interesante...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Lo lei por ke taba muyyyyyyyy al pedo .. no me guto pero lo mismo ... a mi no me hubiera salido !

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Zurdito    

    Tiene oraciones bien armadas pero con algunas frases batiste fruta, por ej.:
    " €œSe los dejamos joyita€ decían ellos. " y " €œAhora comés y te bañás, con esa mugre no te toco ni mamado, pendejo€. ".

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • jhony    

    Está bueno el cuento.cuánto hace que lo hicistes?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Marinita    

    Mucho...
    A mí tampoco me encanta, pero es el único que se salvó de la pira, gracias a que estaba en mi disco rígido.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fer    

    Esta bueno el cuento,aunque a la mayoria no le guste...pero hay que entender que es un laberinto.....:D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • jhony    

    je no vá a escribir como Borges y sus laberintos pero estabueno, además dijo que hace mucho que lo escribió

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Marinita    

    Además no es mi intención escribir como Borges.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fer    

    claro, tu estilo es unico.....:D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fabio    

    ahora espero que me envíe un cuento cada uno de los que dijo cosas feas :D:D jajaa no, mentira, si no me el anti-spammer los va a reconocer como "basura" :D y los va a borrar automáticamente, jejeje

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fer    

    Y cuando vas a poner la obra de jhony..."manual de uso del hello kitty"...:D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Macarena    

    A mí si me gustó, la forma en que está escrito y la frase del final que parece que resume el argumento. Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • edwin    

    Muy bien Marina (la practica hace al maestro, segui participando )

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • jhony    

    Edwin por dónde cuernos andabas ? Llegaste justito para dar tu opinión de gran letrado al cuento de Marinita, qué querés decir que todavía no está del todo bien el cuento? qué tiene que seguir y seguir......practicando ? hasta cuándo pensás? Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • MaxD    

    Me gustó el cuento. Sobre todo porque tiene "hondo contenido social" Guiño. En serio, las descripciones están bien hechas y la idea del laberinto está buena. Es una forma interesante de procesar expresivamente una situación que sabemos que existe y que lamentablemente es muy común. Justamente por eso, no es fácil darle una forma literaria sin que quede "cursi", y me parece que está bien logrado.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • jhony    

    yo no dije que el cuente esté fulero, solo pregunté cuánto hacía quelo había escrito y mas vale que no va escribir como Borges. A mi me gustó.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Marinita    

    Psss; sin embargo lo que aprecio de este cuento es la "historia" y algún condimento que tiene, más que cómo está escrito (lo contrario que a Uds.)...es un cuento missunderstood.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Melina :D    

    Me gustó mucho, Mar!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Marinita    

    Ok, te lo vendo.
    Jajaj

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Melina :D    

    Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • jhony    

    Los cuentos son textos narrativos de ficción, narran hechos que ocurren en un tiempo y un espacio determinados. Ahora cuando los personajes, los hechos y los lugares existen en la realidad se llama cuento " realista ".
    Cuento" fantástico o maravilloso " es cuando aparecen seres y hechos imaginarios y lugares irreales.
    Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Marinita    

    Y quién dijo lo contrario?! O.o

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Melina :D    

    Jhony, informando a los lectores de hoy.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Spike    

    A mí me gustó bastante. Me gustó la intención del cuento, que no sé si es la que se le quiso dar, pero uno escribe y los lectores interpretan; y me gustó esa especie de crítica a la Iglesia que, según sus valores, debería ayudar a los pobres, pero en vez gasta fortunas en estatuas y decoraciones que ofrecen la protección que ella no da (o por ahí esto me lo inventé todo yo :P).
    Otra cosa es que los diálogos no me parecen tan poco naturales o cursis. No nos damos cuenta, pero hablamos así y cuando lo escuchamos es perfectamente natural. Tampoco nos da esa impresión artificial cuando leemos traducciones, por más que en verdad siempre quedan bastante mal... Además, contrastan con el estilo del resto del texto, pero bueno... En fin, es bastante difícil sacar diálogos naturales, pero estos no me parecieron malos, todo lo contrario.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Marinita    

    Cattel; ¿has leído algo de Marco Denevi?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Liliana    

    Myu buenos los cuentos

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • JULI.SECO    

    marina!que cosa que pase por aca y encontre tu cuento,ma agrada mucho, es que la forma en que describis cada momento es re entretenido,orwaaa

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Naty    

    El final es una buena frase, y una cruel estocada :|

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador