Hudson, el explorador abandonado

Henry Hudson era uno de esos exploradores ingleses que quería encontrar el pasaje entre el Atlántico y el Pacífico, el famoso pasaje noreste-noroeste que tanto añoraban los navegantes.

Lo tenemos de muchas cosas que se llaman "Hudson", desde el río que pasa por un lado de Manhattan hasta el estrecho y la bahía que llevan su nombre. Ahora bien, el pobre de Hudson tuvo uno de esos finales horroríficos que nadie querría tener...

Henry Hudson

En 1607 y 1608 Henry Hudson realizó dos intentos en nombre de los mercantes ingleses para encontrar el pasaje por el noreste, Inglaterra estaba en una guerra comercial con los Países Bajos por el control de las rutas de comercio en la región. En el primero llegó a Groenlandia sin éxito, en el segundo intentó la ruta inversa por el norte ruso pero llegó hasta Novaya Zemlya sin poder pasar por el hielo.

En 1609 llegó a norteamérica de parte de la compañúa de las Indias Orientales Holandesas en la región del actual New York navegando por el río Hudson que, claro, lleva su nombre! hasta la actual Albany, era un río, mala suerte, no era un pasaje.

El mismo fue otorgado mucho tiempo atrás pero obviametne Hudson no logró encontrar una pasaje aunque los holandeses colonizaron Manhattan.

La expedición final    

En 1610 obtuvo los fondos para una nueva expedición para los ingleses, el dinero provenía de la Virginia Company y de la British East India Company interesadas en abrir una ruta hacia oriente. 

Con su nuevo barco, el Discovery alcanzó Islandia, el sur de Groenlandia y para Junio de ese año había rodeado la parte sur de la isla.

Para el 25 de junio habían alcanzado lo que hoy también lleva su nombre: el estrecho de Hudson, que queda en la parte norte de Labrador.

Para el 2 de agosto, siguiendo la costa sur, encontraron la Bahía de Hudson (si, todo hoy lleva su nombre, está claro por quéGuiño.

Al ser una bahía enorme los tripulantes estaban contentos creyendo que habían encontrado finalmente el famoso pasaje noroeste, la otra entrada desde el Pacífico, pero durante meses no encontraron la entrada al océano y el invierno llegó.

En noviembre quedaron atrapados en el hielo de la bahía James y tuvieron que esperar en la costa que pasara el frío.

Para la primavera de 1611 Hudson quería seguir explorando la bahía que lleva su nombre hasta encontrar el dichoso pasaje pero la tripulación no estaba con el mismo ánimo. Querian volver a casa.

En Junio se rebelaron y empezó el motín, obviamente el único relato que llegó a nuestros tiempos es el de los amotinados que regresaron vivos pero no de Hudson.

La mayoría de las descripciones llegaron a Europa de la mano del navegante de la nave que llevaba un diario, Abacuk Picket, según él los líderes del motín fueron Henry Greene y Robert Juet.

Según Picket éstos dejaron a Hudson y su hijo John junto a siete marineros leales (o enfermos) en un bote a la deriva. Lo habían abandonado en la bahía de Hudson.

Durante días el pequeño bote trató de seguirles el paso hasta que desapareció en la inmensidad de las aguas, les habían dejado ropas, algo de pólvora y herramientas, un poco de comida y no mucho más.

Nunca más se supo de ellos.

Siga, siga

Los amotinados emprendieron un largo viaje hasta Inglaterra, de hecho, el relato de Picket es poco probable que sea del todo cierto, al volver a su país de origen sabían que iban a ser enjuiciados así que acusar a dos muertos (ni Greene ni Juet volvieron con vida) era una estrategia para su propia salvación.

Sólo ocho de los treinta amotinados volvieron con vida de la travesía, fueron enjuiciados pero quedaron todos libres y absueltos. Sabían demasiado sobre esas tierras y pasajes marítimos como para terminar en el cadalso.

Al pobre de Hudson trataron de buscarlo en otras expediciones sin suerte, gracias a él la "Hudson's Bay Company" logró hacer grandes negocios de pieles en la zona y en la actualidad el estrecho de Hudson es el paso obligado para ir del Atlántico al Pacífico y alcanzar el histórico "Northwest Passage".

Llevan su nombre el estrecho, la bahía, el río en New York, y varios monumentos más que le reconocen su sacrificio.

Si te gustó esta nota podés...
Invitame un café en cafecito.app


Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Alejandro    

    Increible la tenacidad de estos exploradores en aventurarse en lo desconocido y sobretodo en ambientes hostiles. Creo lo mas probable, es que hayan muerto de hipotermia. Quizas tambien de hambre.
    Seria muy loco encontrarlos hoy congelados y momificados por el frio en algun lugar remoto del artico

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • es posible que hayan terminado como comida de lobos, osos y demás bichos cagados de hambre cuando pasó el invierno :P

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Danbat    

    Considerando las condiciones de vida "normales" (frío, humedad, mala alimentación), salir a explorar el nuevo mundo no sonaba tan mal. Una misión exitosa podía repercutir con fama, dinero y tierras y valía la pena arriesgarse.

    También hay gente que se manda a la aventura porque sí.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • MaC    

    Muy común en aquella época eso de abandonar a los "revoltosos" dejándoles un arma y víveres...lo he leído en varios libros

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador