Vidas Curiosas: Fred Osborne y la suerte con los paracaídas

Fred Osborne suena desconocido para todos nosotros porque su escasa fama alcanzó los diarios hace casi cien años pero hay una relación muy particular entre Fred y los paracaídas.

En al menos dos historias que alcanzaron titulares relevantes el señor Osborne puso en riesgo su vida e intervinieron paracaídas, la primera no fue culpa de él pero se transformó en héroe, en la segunda, bueno, la segunda se la buscó...

Saltar en paracaídas es hoy un deporte, una aventura, pero especialmente algo, que si bien tiene sus riesgos, bastante seguro. En los años 20 no.

Es más, era tan inseguro que saltar en paracaídas era parte de los shows aéreos. Era una hazaña riesgosa.

El 7 de noviembre de 1926 en un show aéreo en Santa Mónica, California, la famosa paracaidista Bobby Chase iba a mostrar sus habilidades saltando de una altura de unos 300 metros en pleno vuelo.

Pero frente a miles de personas el horror acaeció: el paracaídas de Bobby se enredó en el tren de aterrizaje de su avión de apoyo. El piloto Kenneth Montee era incapaz de ayudarla porque hubiese perdido el control del aparato.

Lo único que pudo hacer fue descender un poco y reducir la velocidad a unos 100km/h, ella colgaba de las sogas del paracaídas unos 10 metros más abajo mientras sus manos se ensangrentaban al tratar de aferrarse a las cuerdas para evitar la casi inevitable muerte.

Montee realizó varias pasadas con señas para que alguien los ayudase y así fue como lo vieron el piloto Al Jognson y Freddie Osborne quienes se subieron a su avión, un Curtiss JN-4 Jenny, para dar caza y ayuda a la acróbata en problemas.

Rápidamente despegaron y Jognson colocó su avión por debajo del de Montee, Fred intentó subir a Bobby al ala de su propio avión pero no tuvo suerte por el viento. Cambió rápidamente planes y se subió al otro avión para tratar de desenredar las líneas.

Todo esto sucedía a unos 200 metros de altura entre dos aviones, una multitud en tierra mirándolos incrédulos. El paracaídas se desenredó y Bobby logró descender cayendo cerca de Venice Beach a 3 kilómetros del aeródromo.

Además de sus manos lastimadas se dobló el tobillo al caer en el pavimento, no más que eso.

Así eran las cosas en los locos años veinte, pilotos osados, acróbatas aéreos y colaboradores como Fred que, además, trabajaba en films que involucraban aviones y hasta participó en un accidente con choque aéreo con suerte.

Pero Osborne llegaría a la fama por otro evento más osado, desastroso, aparatoso y con más suerte todavía.

Hoy en día los saltos BASE son conocidos por la espectacularidad y peligro que significan, tienen una tasa de accidentes muy alta y se utilizan paracaídas sofisticados y modernos. No una cosa de hace casi cien años.

Fred Osborne no tuvo mejor idea que intentar hacer un salto desde una motocicleta a menor altitud de la requerida para un BASE moderno exitoso y, para colmo, sin saber cómo cuernos hacerlo.

Las cámaras de British Pathé estaban ahí para cubrir su "hazaña":

El acantilado tenía apenas unos 60 metros de altura, insuficiente para rellenar un paracaídas moderno, mucho menos si no se lo abre a tiempo, los errores se ven claramente pero ¿Y Fred?

Bueno, tuvo un poco de suerte, no toda, pero un poco: en su camino (que fue más vertical que horizontal) el paracaídas no llegó a abrirse pero fue a dar con unos cables telefónicos que frenaron (un poco) su caída.

Con varios huesos rotos y en estado crítico sobrevivó! Si no hubiese sido por el poste y sus cables seguramente no sobrevivía, el impacto fue durísimo, la moto estalló en llamas y él quedó maltrecho pero vivo pero dejó a unos cuantos vecinos de Los Ángeles sin teléfono por un día.

Fuentes: 1, 2, 3

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Danbat    

    Me gustó el no-vuelo de la moto cuando sale de la rampa. Acostumbrados como estamos a que las motos suban varios metros, me agarró desprevenido que caiga como peso muerto.

    En fin, gracias a este tipo de gente es que sabemos qué cosas no hay que hacer.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • en las películas pegaría terrible salto ascendente, como que el piso la tironea para abajo y al liberarse de la opresión patriarcal del suelo vuela libre :D

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • Ese salto era muy... trambolico, habia saber subi y bajá, entre un 80 y 100 kilometro por hora... y volo, se rompio toito y su moto se fue a la puta, no se como estará pero je espero que se recupere

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador