Cómo se salvó Helsinki del bombardeo soviético

Una parte no tan conocida de la Segunda Guerra Mundial se dio en Finlandia cuando la URSS la invadió en 1939. Para 1940 la "alianza" y tratado de paz entre la URSS y la Alemania Nazi le dio un respiro a los fineses. Esta guerra, la "Guerra de Invierno" se podría ver como la primera parte de lo que seguiría: la "Guerra de continuación".

La paz firmada en 1940 le cedía Karelia y varias islas a la URSS así que para cuando los nazis invadieron la Unión Soviética los finlandeses vieron su oportunidad para recuprar el territorio perdido ¿Qué podría salir mal? Pues bien, como es sabido el frente oriental colapsó en 1944 y con ello se venía la noche para Finlandia.

Pero el tema de este post no es toda la guerra sino un caso emblemático ¿Cómo hizo Helsinki para salvarse del bombardeo soviético? Porque, a diferencia de las ciudades alemanas, la capital del país no sufrió grandes consecuencias.

Los finlandeses se habían dado cuenta del peligro que corrían, los alemanes colapsaban, eran "aliados" pero no precisamente muy queridos por ellos, eran aliados por conveniencia porque los fineses veían su supervivencia con ojos más pragmáticos.

Los rusos querían recuperar Finlandia como en las viejas épocas del Imperio Ruso, siendo una provincia más, así como terminaron haciendo con los países bálticos.

La fuerza aérea soviética acordó bombardear el país en 1943 para forzar una rápida rendición, algo que decidió en Teherán junto a las grandes potencias, si Finlandia cortaba lazos con Alemania iba a ser "perdonada".

El 6 de Febrero de 1944 comenzó la campaña aérea para lanzar bombas sobre la capital finesa, pero luego de 2121 bombarderos lanzado 16.000 bombas nada cambió en la fisonomía de la ciudad.

Los finlandeses hacía un tiempo que habían ideado un plan y lo resolvieron gracias a la misma geografía del lugar. Es que Helsinki está rodeada de numerosas islas, la gran mayoría deshabitada, y es ahí hacia donde el gobierno "dirigió" el ataque enemigo.

El truco estuvo en encender luces y fuegos en las islas simulando la ciudad, formando calles y manzanas artificiales. Desde el aire y de noche uno no ve mucho detalle y prefiere lanzar las bombas y escapar rápidamente.

Una tonta genialidad pero funcionó perfectamente bien, hasta pusieron las luces de búsqueda aérea en un costado de la ciudad y no en toda ella para que los pilotos creyeran la mentira y la ciudad misma se encontraba completamente a oscuras.

Los ciudadanos tenían órdenes estrictas, donde sonaba la alarma se apagaba todo y, como buenos finlandeses, cumplieron a rajatabla.

No todo fue perfecto, entre el 6 y 7 de Febrero cayeron unas 350 bombas en la ciudad pero, comparado con las 2500 en las islas, no fue grave. ¿La razón? Muchas falsas alarmas habían provocado que algunos ciudadanos olvidaran apagar las luces y, por ende, los pilotos soviéticos pudieron identificar dónde tirar sus bombas. Esto provocó unos 100 muertos, 300 heridos y 160 edificios dañados.

Entre el 16 y 17 de Febrero, en el segundo ataque masivo, la ciudad contó con 12 cazas nocturnos alemanes Messerschmitt Bf 109G-6 que desparramaron fuego entre los aviones enemigos. Los ciudadanos, por su parte, habían evacuado gran parte de la ciudad con unos pocos que se quedaron cumpliendo con las reglas de oscuridad total.

Se descargaron menos de 100 bombas en la ciudad y 4200 en las islas, otro éxito. El 26 de Feberero llegó otro ataque con 896 aviones pero esta vez los fineses tenían una idea.

Luego de contraatacar con cazas además se "colaron" entre los bombarderos en su regreso a su base. Los acompañaron hasta Leningrado y cuando los soviéticos aterrizaban en su aeródromo los Junkers Ju 88, Bristol Blenheims, y Dornier Do 17 fineses los bombardearon. Entre marzo y mayo de 1944 repitieron estos trucos sembrando pánico entre las filas soviéticas.

No todo fue perfecto para Finlandia, porque por tierra la situación era insostenible por una cuestión de simples números, por suerte para ellos la URSS forzó un tratado de paz el 19 de Septiembre con condiciones severas pero "cumplibles", perdiendo varias regiones que tuvieron que ceder y expulsando a los nazis de su tierra en un plazo muy corto, pero lograron mantener su independencia.

Helsinki logró sobrevivir.

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Patricio    

    Excelente nota, es una historia muy poco conocida. Finlandia tenía todos los números para terminar como Rumania, Hungría o Bulgaria, aliados del regimen nazi que pagaron caro su alianza, pero lograron zafar bastante bien.
    Saludos

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • es que fueron "aliados" a medias, sólo porque les convenía por un rato, por ende no se metieron en todas las demás discusiones ni conflictos, hicieron la suya y se podría decir que hasta "usaron" a los alemanes, sumado a esto Hitler los tenía en buena estima por eso de ser nórdicos e "arios ideales", por lo que pasaron bastante desapercibidos

      • Responder
      • Citar
      • Comentado:
  • ¡¡¡Muy buena historia!!! y con final feliz.

    Me imagino a los boludos de la época (los mismos de ahora) con las luces encendidas diciendo "no, que eso de los bombardeos es pura exaggeración, yo voy a seguir con mi vida, que eso de las bombas es todo mentira" :P

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador