El guión olvidado que derribó un cohete de la NASA

Escrito el , visto 3283 veces Ver usuariopor



Era 1962 y eso de utilizar computadoras para todo era algo muy nuevo, utilizarla para guiar un cohete más aun, bueno... los cohetes eran algo nuevo!

La NASA se disponía a lanzar la misión Mariner 1, una sonda que visitaría por primera vez Venus, recolectaría información sobre su temperatura y atmósfera, iba a ser el primer viaje interplanetario de una sonda construida en la Tierra. Pero, por una serie de eventos desafortunados, la Mariner 1 explotaría en mil pedazos a tan sólo 293 segundos de su lanzamiento.

¿Qué había provocado semejante falla? Al parecer un pequeño error de tipeo...



Estamos hablando de los comienzos de la exploración espacial y cometer errores era moneda corriente, uno de cada tantos lanzamientos terminaba en desastre ya fuese por problemas en los motores (algo común) como errores en los sistemas guías (también bastante común) y 1962 era uno de los primeros años, el comienzo, de todo esto.

El proyecto Mariner se basaba en el Block 1 del programa Ranger que apuntaba, en vez de Venus, a obtener información sobre la Luna. Los Ranger no tuvieron un gran desempeño fracasando dos veces así que para Mariner modificaron el diseño ya que, además, planeaban ir mucho más lejos.

No iba a ser una sonda con cámara, en cambio su diseño llevaba tan sólo radiómetros, detector de polvo cósmico y un espectrómetro de plasma. No iba a sacarle fotos a Venus precisamente pero desde el punto de vista científico las fotos suelen ser bastante inútiles para entender sobre composición de las cosas.

El cohete Atlas-Agena, base de muchas misiones espaciales, sería asistido por dos sistemas de radar, uno para medir la velocidad (Rate System) y otro para la distancia/ángulo (Track System), las computadoras que harían los cálculos no estarían en el cohete sino en tierra. Era 1962 cuando una computadora pesaba 4 a 20 toneladas, hoy un celular podría hacer el cálculo varios millones de veces más rápido.

Las computadoras combinaban los valores de los radares y le indicaban por radio las correcciones al cohete pero uno de los problemas era el pequeño delay que había entre sistemas, 43 milisegundos, algo que se podía corregir al recibir cada señal y evitar así un error de medición.

Pero aquí había otro problema que nadie conocía, la computadora del Rate System, a la hora de ser programada, alguien no transcribió correctamente una pequeña barra sobre un caracter, dicha barra cumplía una función importante, indicaba que los valores que agrupaba iban juntos, algo que daría un resultado levemente distinto, más "suavizado".

Por sí mismo no era un problema pero, como siempre se da en estos casos, es la combinación de varios factores los que llevan a un problema.

El tiro final fue el fallo en el radar del Rate System, el Track System funcionaba perfecto y no hubiese pasado a mayores sin ese error de tipeo que, combinado con los datos no tan precisos del radar que fallaba, empezó a dar órdenes para ajustar de forma agresiva la trayectoria.

Con datos imprecisos pero la barrita faltante esto no se hubiese dado, el Track System compensaría, pero al tomar los valores así como ingresaban (malos), el resultado en la ecuación era abrupto. De hecho, el cohete se elevaba normalmente, como era esperado, el sistema empezó a darle indicaciones de una corrección que no necesitaba, iba derecho y le pedía corregir el curso como si una pequeña fracción decimal se transformase en un número entero.

En un momento el Mariner 1 empezó a ejecutar las órdenes, no tenían sentido pero el cohete no piensa, el oficial de seguridad notó este desvío, se estaba cambiando el curso en dirección hacia rutas de navegación en el medio del Atlántico, pero para colmo quedaban pocos segundos para que perdiera la posibilidad de cancelar.

Con cancelar nos referimos a detonar el cohete y transformarlo en miles de pequeños trozos, algo más manejable a la hora de caerte en la cabeza que un cohete entero, si la primer etapa terminaba su combustible y se separaba de la segunda el oficial ya no podría detonarlo pero ésta podría caer en cualquier lugar poniendo en reisgo ciudades o personas, en este caso ciudades no porque ya estaba bien adentro del océano.

293 segundos luego de un perfecto lanzamiento la Mariner 1 dejaba de existir.

Bueno, era 1962 y la verdad que estos fuegos de artificio eran moneda corriente ¿Quién habría de quejarse demasiado? Pero el tema llegó a los medios y un día el New York Times publicó una nota enorme contando el caso y hasta nuestro querido Arthur C. Clarke lo llamó "el guión más caro de la historia". El cohete costó 18 millones de la época, proporcionales a 150 millones en la actualidad (más también).

El error de programación es entendible, primero una notación que hoy en día ya no se usa tanto (se prefieren paréntesis) pero por otra parte una forma de programar y testear que era nula, se pasaba todo a tarjetas perforadas, se ingresaba en enormes mainframes, todo esto podía contener errores de tipeo porque... había mucho tipeo.

Cuando se combinaba con el error de terceros, en este caso el radar fallido, el fallo se potenciaba. Obviamente la NASA aprendió rápidamente de todo esto porque la Mariner 2 estaba lista para lanzar en paralelo. Hubo que actualizar no sólo el hardware sino el software y la misión siguiente fue un éxito total.

La Mariner 2 fue la que describió por primera vez las temperaturas locas de Venus, nubes frías en altitud, y la superficie más calurosa de cualquier otro planeta del sistema solar. Recién la Mariner 4 obtuvo las primeras fotografías en la órbita de Venus pero fueron los soviéticos los primeros en aterrizar algo allí y poder obtener fotografías (Venera 9, recién en 1975!).

Eso sí, de las 10 Mariner la 1, la 3 y la 8 fallaron, vamos, un 70% de éxito en la primer etapa de la exploración espacial, eso sí que fue positivo!

Más info aquí, aquí y aquí


Comentarios

  1. Qué épocas!

    Qué loco que hayan tenido que hacer el cálculo de trayectoria en tierra y para luego retransmitirlo, y que hoy todo eso entre en la palma de la mano!

    Citar »
  2. Era una época en la que era todo teoría y había que ir resolviendo la práctica. La otra noche vi el despegue y posterior aterrizaje de la primera etapa del Falcon 9 que lanzó el fallido ZUMA. Vi en directo en el living de mi casa, vía un streaming por Internet, cómo un cohete despega, se separa, regresa y aterriza en un pequeño cuadrado de hormigón de manera totalmente automática. Son momentos como ese donde realmente nos damos cuenta de cuánto avanzó todo.

    Citar »
  3. Danbat dijo:
    Era una época en la que era todo teoría y había que ir resolviendo la práctica. La otra noche vi el despegue y posterior aterrizaje de la primera etapa del Falcon 9 que lanzó el fallido ZUMA. Vi en directo en el living de mi casa, vía un streaming por Internet, cómo un cohete despega, se separa, regresa y aterriza en un pequeño cuadrado de hormigón de manera totalmente automática. Son momentos como ese donde realmente nos damos cuenta de cuánto avanzó todo.

    Creo que una porcion muy chica de la población mundial se da cuenta lo que avanzamos, quizás no volvimos a la luna, pero hay avances enormes en la materia, para muchos no es sorprendente reutilizar un cohete, que despegue y aterrice en su plataforma, hay tanto avance que algunas cosas se pierden y deja de haber capacidad de asombro..

    Citar »
  4. Danbat dijo:
    Era una época en la que era todo teoría y había que ir resolviendo la práctica. La otra noche vi el despegue y posterior aterrizaje de la primera etapa del Falcon 9 que lanzó el fallido ZUMA. Vi en directo en el living de mi casa, vía un streaming por Internet, cómo un cohete despega, se separa, regresa y aterriza en un pequeño cuadrado de hormigón de manera totalmente automática. Son momentos como ese donde realmente nos damos cuenta de cuánto avanzó todo.

    tengo en proceso algunos posts sobre el tema de lo evolutivo de la tecnología usual y lo poco que lo notamos. Yo viví el proceso de un TV blanco y negro, 2 canales con suerte, a streaming de lo que yo quiero, por suerte recuerdo el proceso. Una persona de 25 años no tiene idea de todo ese proceso, ya estaba

    Citar »
  5. «Menos mal», pensé. Me senté ante la mesa, cuya superficie se
    extendió solícitamente bajo mis codos en cuanto me apoyé sobre ella.
    ¿Cómo lo lograban? Uno no debe interesarse por cosas semejantes; la
    mayoría de personas utilizan la tecnología de su civilización sin
    comprenderla.

    "Retorno de las Estrellas", Stanislav Lem, 1961.

    La última frase resuena en mi mente cada vez que veo a alguien que usa algo (sea celular, televisor, PC, auto, horno de microondas, etc) y te dice "no se cómo funciona". Y, creo yo, es una frase que deberíamos tener presente todos los que conformamos esa pequeña minoría que tratamos de comprender la tecnología de nuestra civilización.

    Comentario editado el 10/01/2018 - 13:58:21

    Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace

Guardar los datos: Si / No