Muertes Curiosas: Desde lo alto de la Torre Eiffel



La muerte de Franz Reichelt es seguramente una de las primeras en ser retratadas durante los primeros años del cine. Pero lo más interesante es cómo quedó documentado lo trágico y fallido de su intento innovador.

Este sastre, nacido en viena en 1879, se había mudado a París, la meca de la moda, en 1898 y nacionalizado francés para 1909; adoptó la versión francesa de su nombre, François, y se volvió bien parisino.

Reichelt era un relativamente exitoso sastre y modisto, creaba vestidos para austríacos con dinero que viajaban a París, pero para 1910 tuvo una idea para complementar una novedosa invención, la aviación. Franz estaba convencido de que podía fabricar un paracaídas gracias a sus excelentísimos conocimientos de la costura.

No iba a ser el inventor del dispositivo para salvar vidas aéreas, pero para su época no existía modelo alguno que permitiese sobrevivir un salto de baja altitud, hacía falta un nuevo paracaídas que tampoco requiriese tener una forma fija como algunos que se venían probando desde globos aerostáticos.



Reichelt probó primero con pequeños modelos a escala con alas plegables de seda que se desenvolvían al momento de inflarse con el aire y sus prototipos, lanzados desde un quinto piso, alcanzaron el suelo gracilmente. Ahora debía escalar su diseño.

El problema es que al incrementar el tamaño su paracaídas llegaba a pesar unos 70 kilogramos, tan pesado como el humano que debería salvar, algo obviamente poco práctico y seguramente sucida, aun asó Reichelt no quería dar un paso atrás en la idea.

El Aéro-Club de Francia ofreció un premio en 1911, a pedido del Coronel Lalance, de nada menos que 10.000 francos para quien pudiera proveer un paracaídas seguro para aviadores, una competencia que se mantendría abierta durante tres años y que requería un paracaídas de no más de 25 kilogramos (algo más razonable que los originales 70Kg del prototipo).



Esto le dio el impulso que le faltaba a Reichelt para mejorar su diseño, perfeccionarlo, reduciendo el peso excesivo y aumentando la superficie a unos 12 metros cuadrados. Aun así las pruebas preliminares con maniquíes dejaban en claro que algo estaba fallando en el diseño y sus prototipos caían demasiado rápido. Hasta realizó una prueba con él mismo a baja altura, unos ocho o diez metros, y se salvó gracias a una pila de paja que habían ubicado a modo de colchón.

Reichelt creía que las fallas se debían no al diseño sino a la poca altura que no le permitía desplegarse completamente como él imaginaba que iba a resultar. Debido a esto insistió con el paso siguiente, conseguir un permiso para utilizar un edificio realmente alto.

En Febrero de 1912 el sastre anunció a la prensa que había recibido la autorización para realizar su experimento en la Torre Eiffel, el mejor lugar para semejante prueba ya que brindaba altitud sin involucrar a un avión.

El domingo 4 de Febrero de 1912 Reichelt arribó a la torre en un automóvil junto a dos amigos, ya traía puesto su traje, su invención, el paracaídas más elegante de París. Aquella filmación periodística lo muestra haciendo gala de su diseño y cómo se mantenía envuelto siendo no mucho más voluminoso que las ropas mismas del piloto.

El traje era bastante práctico, permitía al piloto desenvolverse sin restricciones, y según su creador lograba una superficie de 30 metros cuadrados y una burbuja de 5 metros, con tan sólo 9 kilogramos de peso. Realmente una maravilla técnica considerando su diseño original, había logrado perfeccionarlo mucho y los 10.000 francos estaban muy cerca, además de su prestigio, claro.

El día era frío, con temperaturas alrededor de los cero grados, aun así algunas personas se agolparon en los Campos de Marte y la policía asistió para contener a los curiosos y despejar el área del salto y acordonaron una sección con sogas.

"Je veux tenter l’expérience moi-même et sans chiqué, car je tiens à bien prouver la valeur de mon invention."
(Quiero experimentar yo mismo el experimento sin trucos porque intento probar el valor de mi invención)




Hasta último momento sus amigos intentaron persuadirlo, al fin y al cabo el trabajo podría realizarlo un maniquí sin problemas ¿Para qué hacerlo uno mismo? Pero el orgullo y el honor estaban por sobre todas las cosas, seguramente Reichelt no quería vivir humillado y prefería algún final más poético.

Para los periodistas presentes el sastre se notaba completamente convencido de que su invención iba a funcionar y no cuestionaron demasiado su idea de probarlo en persona aunque también le preguntaron por qué no utilizaba un arnés de seguridad y una soga que lo mantuviera vivo en caso de falla. Naturalmente François rechazó la idea.

Según el diario Le Petit Parisien hubo un guardia de seguridad de la torre que intentó impedir la prueba porque sabía que el diseño no había funcionado con maniquíes, pero aun así para las 8AM logró pasar y llegar al primer piso de la Torre Eiffel.

"À bientôt"


A las 8:22 30 perodistas, amigos y transeúntes presenciaban el salto desde 57 metros de altura. Ningún paracaídista osaría jamás a tirarse desde tan abajo sin un paracaídas profesional de los modernos y luego de muchísimo entrenamiento. Ninguno de esos factores existían en 1912 y mientras las cámaras rodaban, luego de cuarenta segundos de dudas, François Reichelt saltó.

Como se pudo apreciar, una y otra vez gracias al film, su trayecto fue perfectamente recto, perpendicular a la tierra. El traje no sólo no se llenó de aire protector, en cambio se enroscó al cuerpo del pobre sastre haciendo su caida más estrepitosa.

Desdeya que el probre François murió en el acto, fracturas múltiples, desde los brazos a las piernas, cadera, columna y cabeza. Los ojos abiertos con expresión de terror pero ya sin vida para cuando los espectadores se acercaron y notaron el pozo de 15 centímetros que había creado el impacto.

Aun así fue transladado al hospital de Necker donde oficialmente se lo declaró muerto. Al día siguiente todos los diarios parisinos daban cuenta del "fatal experimento". Todos acompañaron la nota con fotografías del suceso, tanto del momento previo como del salto y el desastroso final. Los noticieros del cine mostraron el rollo fílmico, tal vez la primera vez que el amarillismo llegaba al cine de manera tan gráfica.



Reichelt era el primer muerto en muchos años intentando utilizar un paracaídas, el anterior había sido Charles Leroux en 1889 y desde entonces nadie había intentado usar su propio cuerpo para semejante experimento. Las autoridades consideraron cerrar entonces la Torre Eiffel para este tipo de experimentos con personas aunque continuaron otorgándolos en los casos que se utilizara un maniquí.

Muchos años después, ya con los paracaídas modernos, varios saltadores BASE repitieron la hazaña de forma ilegal y con un resultado mucho más positivo. En 1985 se realizó uno legal para la película "A View to a Kill" de James Bond.

Para la misma época de Reichelt varios inventores lograban el éxito que le había sido esquivo como el caso de Gleb Kotelnikov quien patentó ese mismo 1912 su diseño de paracaídas.

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Carfax    

    Excelente relato, Fabio, cómo ya es costumbre. Gracias por estos posteos aunque sigas pensando que nadie les da pelota! :D:D:D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Pen Pen    

    Cayó como pollito mojado
    Su orgullo fue más fuerte que la razón y la cordura :|

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • ricardo raul orellano    

    Carfax dijo:
    Excelente relato, Fabio, cómo ya es costumbre. Gracias por estos posteos aunque sigas pensando que nadie les da pelota! :D:D:D

    Coincido totalmente
    Gracias

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Carfax dijo:
    Excelente relato, Fabio, cómo ya es costumbre. Gracias por estos posteos aunque sigas pensando que nadie les da pelota! :D:D:D

    jejeje es que posta, nadie les da pelota, pero los que le dan pelota son más interesantes lectores que los que pasan y ni saludan :P

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Tu ultimo mensaje me hizo sentir mal porque siempre leo tus post desde las sombras.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • pepecurioso    

    como te enteraste de esta anecdota? q tiempos! xD

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • chimango    

    Nico Prida dijo:
    Tu ultimo mensaje me hizo sentir mal porque siempre leo tus post desde las sombras.

    no le des pelota :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • pepecurioso dijo:
    como te enteraste de esta anecdota? q tiempos! xD

    estoy escribiendo un libro sobre este tipo de historias, tengo varias más :P


    Nico Prida dijo:
    Tu ultimo mensaje me hizo sentir mal porque siempre leo tus post desde las sombras.


    sentite mal, una vez cada tanto tienen que tirar un ping :P

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Marcelo    

    Fallo el instinto de preservacion... ni en pedo me tiro ni de un escalon a otro...
    Aca en Cordoba recuerdo ir a las ollitas de agua q se hacen en ciertos rios y pensaba todas las posibilidades de caer mal (soy ingeniero, lo calculo) y al rato vez q se llevan a alguien con el marote abierto y pensas "que lo tiro, uno que no le hizo caso al instinto o a las estadisticas..."

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Manuel    

    Fabio Baccaglioni dijo:

    Nico Prida dijo:
    Tu ultimo mensaje me hizo sentir mal porque siempre leo tus post desde las sombras.


    sentite mal, una vez cada tanto tienen que tirar un ping :P


    Ping!

    Un poco de amarillismo vintage

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • El+Celestino    

    El loquito tenía 00 pero estaba escrito que se iba hacer pelota..

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Superrata!!!    

    Bueno si todo salia bien se hacia millonario!!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Nico Prida    

    Pinging 10.60.10.1 with 32 bytes of data:
    Reply from 10.60.10.1: bytes=32 time=1ms TTL=255
    Reply from 10.60.10.1: bytes=32 time<1ms TTL=255
    Reply from 10.60.10.1: bytes=32 time<1ms TTL=255
    Reply from 10.60.10.1: bytes=32 time<1ms TTL=255

    Ping statistics for 10.60.10.1:
    Packets: Sent = 4, Received = 4, Lost = 0 (0% loss),
    Approximate round trip times in milli-seconds:
    Minimum = 0ms, Maximum = 1ms, Average = 0ms

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    Hola? Alguien dijo 10.000 francos?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cuervo    

    Acá otro mas que nunca escribe, pero lee el 90% de lo que escrbis (acá y TG).
    Abrazo!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Oiga! Que no me pierdo ni una nota desde hace años che! Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • El+Polaco    

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Nachox    

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
    • Revisado: 02/11/2017 - 14:10:21

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador