El mundo y sus Demonios

Hace unos años leí un libro de Carl Sagan, "El Mundo y Sus Demonios" y hoy tuve la suerte de encontrarme con un post que citaba una de las partes clásicas de dicho libro, "En mi garaje vive un dragón que escupe fuego por la boca".

Una afirmación, un método científico y la capacidad de negación y evasión de la verdad por parte de un fanático, es la explicación más simple que le daba Sagan a los chantas y fabuladores y a sus creyentes, es que si alguien te afirma algo semejante, el método científico permite demostrarlo y así darte la razón. En cambio el método mentiroso sólo permite afirmarlo y, el que no cree, no lo verá.

Hace 10 años (20 de dic) fallecía este gran autor e investigador, así que mejor que compartir este texto con ustedes, supongo que no será lo más "legal" del mundo, pero Sagan era un divulgador científico, esto de Internet le gustaría :D Igualmente les recomiendo comprar ese libro, leerlo y hacérselo leer a quienes puedan.



Gracias a Historias de la Ciencia de donde cito el texto

En mi garaje vive un dragón que escupe fuego por la boca.

Supongamos (sigo el método de terapia de grupo del psicólogo Richard Franklin) que yo le hago a usted una aseveración como ésa. A lo mejor le gustaría comprobarlo, verlo usted mismo. A lo largo de los siglos ha habido innumerables historias de dragones, pero ninguna prueba real. ¡Qué oportunidad!

- Enséñemelo – me dice usted.

Yo le llevo a mi garaje. Usted mira y ve una escalera, latas de pintura vacías y un triciclo viejo, pero el dragón no está.

- ¿Dónde está el dragón? – me pregunta.

- Oh, está aquí – contesto yo moviendo la mano vagamente -. Me olvidé decir que es un dragón invisible.

Me propone que cubra de harina el suelo del garaje para que queden marcadas las huellas del dragón.

- Buena idea – replico –, pero este dragón flota en el aire.

Entonces propone usar un sensor infrarrojo para detectar el fuego invisible.

- Buena idea, pero el fuego invisible tampoco da calor.

Se puede pintar con spray el dragón para hacerlo visible.

- Buena idea, sólo que es un dragón incorpóreo y la pintura no se le pegaría.

Y así sucesivamente. Yo contrarresto cualquier prueba física que usted me propone con una explicación especial de por qué no funcionará.

Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre un dragón invisible, incorpóreo y flotante que escupe un fuego que no quema y un dragón inexistente? Si no hay manera de refutar mi opinión, si no hay ningún experimento válido contra ella, ¿qué significa decir que mi dragón existe? Su incapacidad de invalidar mi hipótesis no equivale en absoluta a demostrar que es cierta. Las afirmaciones que no pueden probarse, las aseveraciones inmunes a la refutación son verdaderamente inútiles, por mucho valor que puedan tener para inspirarnos o excitar nuestro sentido de maravilla. Lo que yo he pedido que haga es acabar aceptando, en ausencia de pruebas, lo que yo digo.

Lo único que ha aprendido usted de mi insistencia en que hay un dragón en mi garaje es que estoy mal de la cabeza. Se preguntará, si no se puede aplicar ninguna prueba física, qué fue lo que me convenció. La posibilidad de que fuera un sueño o alucinación entraría ciertamente en su pensamiento. Pero entonces ¿por qué hablo tan en serio? A lo mejor necesito ayuda. Como mínimo, puede ser que haya infravalorado la falibilidad humana.

Imaginemos que, a pesar de que ninguna de las pruebas ha tenido éxito, usted desea mostrarse escrupulosamente abierto. En consecuencia, no rechaza de inmediato la idea de que haya un dragón que escupe fuego por la boca en mi garaje. Simplemente, la deja en suspenso. La prueba actual está francamente en contra pero, si surge algún nuevo dato, está dispuesto a examinarlo a ver si le convence. Seguramente es poco razonable por mi parte ofenderme porque no me cree; o criticarle por ser un pesado poco imaginativo... simplemente porque usted pronunció el veredicto escocés de "no demostrado".

Imaginemos que las cosas hubiesen sido de otro modo. El dragón es invisible, de acuerdo, pero aparecen huellas en la harina cuando usted mira. Su detector de infrarrojos registra algo. La pintura de spray revela una cresta dentada en el aire delante de usted. Por muy escéptico que se pueda ser en cuanto a la existencia de dragones – por no hablar de seres invisibles – ahora debe reconocer que aquí hay algo y que, en principio, es coherente con la idea de un dragón invisible que escupe fuego por la boca.

Ahora otro guión: imaginemos que no se trata sólo de mí. Imaginemos que varias personas que usted conoce, incluyendo algunos que está seguro que no se conocen entre ellas, le dicen que tienen dragones en sus garajes... pero en todos los casos la prueba es enloquecedoramente elusiva. Todos admitimos que nos perturba ser presas de una convicción tan extraña y tan poco sustentada por una prueba física. Ninguno de nosotros es un lunático. Especulamos con lo que significaría que hubiera realmente dragones escondidos en los garajes de todo el mundo y que los humanos acabáramos de enterarnos. Yo preferiría que no fuera verdad, francamente. Pero quizás todos aquellos mitos europeos y chinos antiguos sobre dragones no eran solamente mitos...

Es gratificante que ahora se informe de algunas huellas de las medidas del dragón en la harina. Pero nunca aparecen cuando hay un escéptico presente. Se plantea una explicación alternativa: tras un examen atento, parece claro que las huellas podían ser falsificadas. Otro entusiasta del dragón presenta una quemadura en el dedo y la atribuye a una extraña manifestación física del aliento de fuego del dragón. Pero también aquí hay otras posibilidades. Es evidente que hay otras maneras de quemarse los dedos además de recibir el aliento de dragones invisibles. Estas "pruebas", por muy importante que las consideren los defensores del dragón, son muy poco convincentes. Una vez más, el único enfoque sensato es rechazar provisionalmente la hipótesis del dragón y permanecer abierto a otros datos físicos futuros, y preguntarse cuál puede ser la causa de que tantas personas aparentemente sanas y sobrias compartan la misma extraña ilusión.


Como dice Sagan en ese mismo libro, aunque la frase es del genial Feynman: "Tengo mente abierta, pero no tanto como para que se me caiga el cerebro al suelo".

Fuente:
"El mundo y sus demonios", Carl Sagan


Hasta aquí el original, y para agregar, compren ese libro, vale la pena

Categoría: Ciencia Etiquetas:  
Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Alan    

    Hola Fabio, como andas ? Espero que muy bien.

    Te felicito por el post, muy interesante. Yo lei el libre "Cosmos" de Carl Sagan y es muy bueno, lo recomiendo. Habla de las constelaciones, los grupos estelares, los planetas, etc. Es muy interesante.

    Ahora tengo una duda y quería ver si podias aclararmela.
    Lo que no termino de entender es que mensaje quiere transmitir Carl con esta "metáfora" del grupo de personas que dice tener un Dragón en el garaje y que los métodos y pruebas físicas no pueden comprobar la existencia del mismo.
    Es decir supongo que Carl quiere que el lector relacione esto con situaciones de la vida cotidiana, cuando nos encontramos con un mentiroso que afirma algo que es imposible, pero no termino de comprender cual es el mensaje o la enseñanza que nos quiere dar Carl a partir de este texto.
    O sino cual seria la postura de Carl ante una situación como esta (descomunal).

    Quisa vos entendiste mejor el sentido del texto y me puedas dar una explicación.

    Espero tu respuesta..

    Saludos y de nuevo te felicito por el post.

    Alan

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cheeeee sólo lleva 10 años de tomuer Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gustavo    

    Lo que convertía a Sagan en un divulgador SENSACIONAL, era la manera tan simple como te abría la cabeza y dejaba que los conceptos entraran y se acomodaran correctamente.
    Era un divulgador como el que andaba divulgando que tenía un dragón invisible en el garage.
    La diferencia entre ambos era, lógicamente, el aporte de pruebas sencillas para que todos pudiéramos entender.
    Lástima que no haya más como él... o como James Burke, el de Conexiones www. k-web.org

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    El libro es glorioso, lo compré por recomendación tuya hace años y se lo regalé a mi viejo.

    Sagan decía que la gente prefiere creer en la magia del horóscopo en vez de interesarse en la magia de la física cuántica por ejemplo que explicada tipo cuentito te pone la piel de gallina.

    También decía que en el mundo en que vivimos conviene ser siempre un poco esceptico. No descreer de todo, pero si parar 1 minuto a pensar antes de acatar lo que nos dicen. Es un consejo más que sano.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Sofocador    

    Como dicen allí este libro debería ser de lectura obligatoria en las escuelas. Pero sucede que en los mismos Estados Unidos está casi prohibido en muchas escuelas donde aún se polemiza entre cracionismo o evolución.

    En Argentina donde un importante porcentaje de la población debería estar por lo menos bajo observación psiquiátrica, recomiendo leer además, otro de sus libros, un tanto más viejo pero no por ello menos vigente: "El cerebro de Broca"

    Una buena idea para hacer un regalo navideño.
    Gracias Fabio por recordar a este maestro de la divulgación científica.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • myNick    

    Clap, clap, clap...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • chimango    

    Yo no me acuerdo nada pero según mi vieja, apenas empezaba a sonar la música de la serie ´Cosmos´ (un tema de Vangelis, creo) yo largaba automáticamente lo que estuviera haciendo y me instalaba frente al televisor. Será por eso que desde que tengo memoria siempre quise dedicarme a la astronomía (y desde ayer estoy a solo una materia y una tesis de conseguirlo). Si se ponen a ver los blogs de ciencia hoy, que tienen posts por el aniversario de Carl Sagan, van a encontrar mucha gente que decidió dedicarse a la ciencia por la misma razón; y es que uno queda fascinado cuando escucha hablar de ciencia a una persona como Carl. Y lo que el hacía no es fácil; llevar conocimiento científico sin mandarse algún bolazo requiere mucho talento, como lo compruebo cada vez que alguien me da cuerda para hablar de mi laburo (que me apasiona, por lo que los que me conocen saben que no hace falta insistir mucho). Generalmente me cuesta una buena cuota de esfuerzo explicar lo que hago a alguien que no conoce la física implicada en el problema, y al mismo tiempo mantener el interés; Pienso que eso es lo que lograba Carl Sagan, y ésa es la razón por la que tuvo tanto impacto, aún mas en el público que en su propio campo ( y lo que contribuyó no es moco de pavo, por ejemplo; el descubrió que la temperatura en la superficie de Venus es altísima debido a un intenso efecto invernadero.) Perdón que me despache de esta forma, pero es que él fue (es) un héroe personal para mi, y me alegra que se lo recuerde porque está haciendo falta en nuestra sociedad (y en la americana y cualquier otra) un poco mas de carga escéptica en nuestra forma de pensar, no sólo para dedicarse a la ciencia, sino para cualquier cosa; desde un dragón inobservable en un garage hasta la siguiente nota anti-firefox en el diario cla(oscu)rin. Y ese es uno de los legados que vale la pena recordar de él (junto con otras cosa como la capacidad de asombrarse por la belleza del universo sin recurrir a hipótesis sobrenaturales, por ejemplo)
    otra vez: sorry por el comment kilométrico al pedo, pero esto es lo que pasa cuando uno se cría con Carlitos Sagán en vez de Carlitos Balá.
    como para contribuir con algo, como regalo de navidad valen la pena estos libros:
    -Cosmos: Originalmente fue una serie para la televisión, pero ambos valen la pena verse. (es mas, creo que puedo señalar con el dedo la foto de la gran mancha rosa de Júpiter que me terminó convenciendo que la astronomía es lo mio) El libro tiene fotos impresionantes y es muy fácil de leer (yo lo agarré a los 10 años)
    -El Cometa: Te muestra cómo es el sistema solar parado desde un cometa entrando. (me lo prestaron hace mucho y no me acuerdo demasiado, pero si me acuerdo que es uno de los que mas me gustó)
    -El cerebro de Broca (otro de pensamiento escéptico, donde explica desmiente algunas creencias populares de manera magistral)
    - Los Dragones del Edén: habla de biología y genética, y especula sobre la inteligencia humana y de donde viene (a ver si eso nos anima a usarla...)
    - El mundo y sus demonios (ver arriba del todo; es uno de mis favoritos) Se la agarra contra las pseudociencias que da gusto (y critica un poco a la comunidad científica norteamericana)
    - Miles de millones (el último; no pudo terminarlo y lo terminó su esposa, Ann Druyan
    - Sombras de antepasados olvidados (otro del que no me acuerdo bien por haberlo leído hace mas de 12 años, pero igual me acuerdo que me gustó mucho)
    y, por supuesto:
    -Contacto: excelente,y el único libro enteramente de ficción que conozco que escribió. No voy a decir que es mejor que la película sólo porque no se puede comparar (digo yo, no?) dos medios distintos; pero aunque uno haya visto la película vale la pena leérselo (y tiene sus diferencias en el argumento y la trama)
    ahora si me quedó largo el comentario...

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • chimango    

    Sofocador: te me adelantaste en algunas cositas por escribir yo tan lento. Completamente de acuerdo con vos

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Marcelino Cereijido, en "La Ignorancia Debida", apunta la razón por la que "existan" tantos dragones invisibles: el Principio de Autoridad. Según este principio, las cosas son verdaderas por la autoridad de quien las dice.

    La evolución cultural que iniciaron -entre otros- los atenienses con la democracia y la filosofía, y que llevó a lo que llamamos "conocimiento científico", se basó en abandonar el Principio de Autoridad.

    El artículo de Carl Sagan habla sobre la defensa fanática de lo incomprobable - pero no de aquellos casos en donde el Principio de Autoridad defiende algo válido, pero mete ruido. Cereijido da el siguiente ejemplo: <em>Si digo que hay 35 personas en este auditorio, porque las conté, estoy siguiendo el método científico. Si digo que hay 35 personas porque Dios me lo dijo, estoy invocando al Principio de Autoridad. Y, además, estoy chiflado.</em>

    Vale notar la siguiente paradoja: la existencia de Dios -que es la autoridad máxima a invocar para el Principio de Autoridad- suele sostenerse invocando al propio Principio de Autoridad, el método del Dragón Invisible, y algunas cuantas falacias formales. Como la siguiente definición circular: "si no creen en Dios, Dios los va a castigar".

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Danbat    

    A mi la serie "Cosmos" me provocó interesarme por la ciencia de la ciencia ficción. Hasta ese momento eran naves espaciales tirándose balas de energía. En casa compraron el libro y con apenas 11 años me lo leí completo. Desde entonces siempre tuve una fascinación especial por la astronomía. Uno de los primeros lugares a los que fui cuando me senté ante una máquina con Internet (allá por 1996) fue la página de la NASA donde descargué fotos de galaxias y nebulosas. Y gracias al Hubble tengo unos tremendos TIFF de 300-400 Mb con imágenes espectaculares.

    Y desde que leí el chiste del <a href="http://webs.demasiado.com/sergioarduan2/infierno.html">infierno endotérmico o exotérmico</a>, no creo en más religiones.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Sofocador    

    Danbat: Cómo ¿Era un chiste?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fabio    

    Alan, trata de explicar cómo la gente creyente en "pseudociencias" , no importa las pruebas necesarias ni la mejor voluntad que vos pongas, no pueden demostrar porqué creen en algo que dicen físicamente cierto. Va más allá de una fé religiosa, quieren creer en algo y punto, y no importa que no puedan demostrar nada, para ellos siempre existirá su convicción poruqe les encanta esa "magia" Guiño

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • omar    

    Murio en el `96, son solo 10 años, no 20. saludos

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Carlos    

    Encantado de encontrar gente con intereses semejantes. He añadido un enlace a este post en el mio ( http://www.equalium.net ). Un saludo.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Crecí viendo los videos de COSMOS de Carl Sagan, el indujo mi interes en la Astronomía, creia en un mundo de estrellas y de misterio, hasta que crecí y la cultura me limito a lo que soy hoy en día.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • ayame    

    este gran cientifico hacía de la ciencia algo mas ameno e interesante, este libro me ayuda a construir un conocimiento así mismo, a no ser sobervios y decir que el sol sale porque nosotros existimos como el lo manifiesta en este libro, a conocer, que la Astronomía es una ciencia base en el ser humano.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • ayame    

    Hablar de Carl Sagan es mecionar a un Cientifico, brillante en su materia, este libro \"El mundo y sus demonios \" me deja una gran enseñanza del conocimiento asi misma (o), con el fin de trasmitir estos conceptos a mis alumnas y alumnos, construir una nueva vida sin violencia, invito a todas y a todos los jovenes a introducirse en un mundo fantastico conociendo la Astronomía de una forma sencilla, amena de interes, que nos ayude a ir construyendo nuestras vidas que tanto necesitamos y así no caer en las seudociencias como el lo menciona en su libro, pero para no caer hay que conocer el concepto de seudociencia, \"porque sera una luz en la obscuridad\" , Joyce,Helen,Baby,Pelucita,Guera,Zul;Transparente,Audaz,Fibrita, Mistico, Cheff,
    Feliz,Encanto, a mis queridos alumnas (o)

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Germán    

    De todos modos, Carl Sagan no era un necio. No era de los que dicen "si no se puede probar, es mentira". Sabía que las limitaciones de la ciencia son las limitaciones del conocimiento humano. Y que éste evoluciona.
    Un lindo video de Sagan sobre la cuarta dimensión (a pesar del horrendo doblaje en español) http://www.youtube.com/watch?v=8qWLhjHbrNQ

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador