El genio escapista de Kazimierz Piechowski: escapar de Auschwitz con el auto del director



El caso de Kazimierz Piechowski es genial, él podía contar hasta hace un mes que era uno de los pocos que logró escaparse del campo de concentración más bestial y nefasto, Auschwitz.

Pero cómo alguien podría escaparse, y sobrevivir para contarlo, de un campo que no sólo estaba en medio de Polonia sino rodeado de extremas medidas de seguridad? Ingenio, mucho ingenio y cara de piedra :D



Un guardia de seguridad fue despertado por los gritos de un Untersturmführer, su función era cuidar la entrada y salida de ni más ni menos que Auschwitz. El automóvil era casualmente el mismo del director del campo, Rudolph Höss, y en el vehículo cuatro oficiales de las SS lo increpaban para que subiera la barrera.

Era el 20 de Junio de 1942 y quienes ocupaban el automóvil no eran oficiales de las SS, eran prisioneros polacos disfrazados que habían "tomado prestado" el elegante vehículo del temido director. El organizador de la idea era Piechowski, que apenas era un boy scout pero que había tenido la genial idea del escape más audaz.

Luego de la ocupación alemana de Polonia la organización de los Boy Scouts había sido declarada ilegal, una organización criminal, así que para Piechowski y otros jóvenes el viaje a Auschwitz fue por motivos políticos pero su destino final iba a ser el mismo que los prisioneros judíos.

Recibió el número 918 y gracias al "Kapo" Otto Künsel le dieron tareas livianas como ser Leichenkommando, de los encargados de llevar cadáveres al crematorio, y gracias a esto tuvo acceso a las listas de futuras ejecuciones.

En la lista se encontraba el nombre de un amigo, Eugeniusz Bendera, así que juntos a otro más organizaron y planearon el escape. El grupo estaba conformado por Piechowski, Eugeniusz Bendera, Stanisław Gustaw Jaster, un teniente del ejército polaco, y Józef Lempart, un cura de Wadowice.



El que mejor hablaba alemán era el mismo Piechowski así que él comandaría el escape. La primera puerta a pasar era la famosa con el cartel de Arbeit Macht Frei y lo hicieron haciéndose pasar por un Rollwagenkommando, un grupo de prisioneros que tiraban de un carro como caballos.

De ahí se dividieron, Bendera, quien era mecánico, fue a buscar el automóvil, los otros tres fueron al almacén de uniformes y armas y entraron por el depósito de carbón que Piechowski usualmente llenaba, desde ahí se podía entrar sin ser visto. Tomaron armas y uniformes, Bendera llegó con el Steyr 220 del comandante SS-Hauptsturmführer Paul Kreuzmann. Era el auto más rápido de los que tenían en el campo puesto que el comandante lo quería para ir rápido a Berlín y Bendera, quien sabía esto, no iba a irse en uno lento por si lo perseguían, era la mejor opción.

Bendera como mecánico tenía permiso para utilizar el automóvil dentro del campo para pruebas, así que lo conocía muy bien y él sería el encargado de manejar. Piechowski iría en el asiento del acompañante para emitir órdenes en alemán.

Jester, quien iba en el asiento trasero, además llevaba documentos de inteligencia para la resistencia, para cuando llegaron a la puerta ésta no se abría, estaban muy nerviosos y Lampart le dio una patada a Piechowski para que dijera algo.

"Despiértense idiotas, abran o los abro a ustedes al medio!"


El guardia, aterrorizado por el grito, despertó de un salto y levantó la barrera. El grupo se había escapado delante de las narices de todos y justo exactamente a dos años de haber entrado al campo.

Se escaparon por caminos rurales, por el bosque, en dirección a Wadowice, en un momento dejaron el vehículo y siguieron a pie. Lampart se enfermó y lo dejaron en un monasterio en Stary Sącz, Jaster siguió camino hacia Varsovia, por su parte Piechowski y Bendera siguieron hasta Ucrania donde pasaron un tiempo hasta que Piechowski decidió volver y unirse a la resistencia.

Obviamente los nazis se vengaron de los escapistas, la familia de Jester murió en Auschwitz luego de ser encarcelada ante su escape, la madre de Lampart también, pero la consecuencia mayor para todos los prisioneros fueron los famosos tatuajes con el número. Así es, este gran escape fue la razón por la que millones de prisioneros recibieron el tatuaje característico así, si los encontraba o los veía alguien, podía notarse fácilmente que se habían escapado. Fue Auschwitz el único campo que utilizó este método y todo fue por consecuencia de este escape.


Piechowski visitando Auschwitz


Piechowski siguió en la resistencia hasta el fin de la guerra, luego, al convertirse Polonia en un estado comunista, fue nuevamente encarcelado y sentenciado a diez años de prisión por haberse unido al ejército local Polaco que, obviamente, no era comunista. Sirvió siete años de condena.

Al salir de prisión ya tenía 33 años, no era el joven boy scout que alguna vez había sido, pero estaba vivo. Estudió ingeniería, se casó y cuando el comunismo cayó en 1989 se dedicó a viajar con su esposa Iga por el mundo, Jester fue el único en morir en la guerra, el resto sobrevivió y Piechowski falleció recién el 15 de Diciembre de 2017.

A los 94 días de su escape otro amigo, Alfons "Alki" Kiprowski también boy scout, se escapó junto a otros dos prisioneros. En total 144 personas lograrían escaparse de Auschwitz, ninguno volvería a hacerlo con el auto del director del campo.


Kazimierz Piechowski en 2011


Fuentes: 1, 2, 3, 4

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Pen Pen    

    Fabulosa historia, digna de una pelicula. Por cierto, existe alguna pelicula con dicha historia?

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • te falta el EMOJI de "pulgar arriba"

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gabriel    

    Pen Pen dijo:

    Fabulosa historia, digna de una pelicula. Por cierto, existe alguna pelicula con dicha historia?


    sólo un documental http://m.imdb.com/title/tt1102352/?ref_=m_nm_knf_i1

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • asur    

    Post muy interesante. Me interesan mucho las historias detrás del holocausto. Vi el documental de esta historia. Les sumo un detalle: Antes de salir del campo habían acordado que si algo salía mal o los descubrian en la puerta iban a suicidarse con las armas que llevaban. No iban a volver al campo porque sabían la muerte que les iba a tocar por querer escaparse. Cuando estuve en Auschwitz I hay una pared en uno de los edificios con su historia.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Gustavo V    

    Me encantan estos post solo aptos para los nerds que somos y que nos gusta la historia...

    porque saber historia es la unica manera de no repetirla!!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador