Vidas Curiosas: Mary Bankes defendiendo su castillo



En una época distinta, donde una mujer, era apenas la pertenencia de su marido, se dio un hecho poco común: la defensa de un castillo gracias al valor de una dama, Lady Mary Bankes

En 1643 la guerra civil se disparaba en Inglaterra y su marido, Sir John Bankes, había recibido la orden del rey Charles I de ir a York. Ella asumió el control del castillo de Corfe en Dorset. Envió a sus hijos a otros lugares para que estuviesen seguros y se quedó allí con sus hijas, sirvientes y apenas cinco hombres.

Lo que siguió fueron tres años del sitio más desigual y curioso de la historia, una mujer comandando la defensa de un castillo a la espera del retorno de su marido.



La Guerra Civil en Inglaterra comenzó en 1642 y terminó en 1651 con la ejecución del rey Charles I y la imposición de un gobierno parlamentario en manos de Oliver Cromwell. Esta revolución muy adelantada a su tiempo abolía el poder absoluto de la monarquía. Viéndolo en perspectiva fue esta guerra civil la que asentó las bases de que ningún rey podía gobernar sin el apoyo del parlamento.

El señor Bankes era nombrado en 1640 Jefe de Justicia por el rey, el castillo estaba en la cima de una colina con vista al pueblo de Corfe y todo a su alrededor desde los tiempos de Guillermo el Conquistador, pero la intención de Bankes no era para utilizarlo más que como una casa de retiro por puro placer, para salir de cacería o descansar.

John Bankes estaba del lado del rey cuando éste le imponía al parlamento nuevos impuestos que, sin aprobación de la cámara, decía que eran necesarios para reforzar las defensas marítimas. Para cuando el impuesto pasó no sólo a los miembros parlamentarios sino el resto, el descontento aumentó notablemente. Y como él era leal a Charles lo siguió hasta York y luego hasta Oxford.

No es que Lady Mary Bankes fuere realista ni nada por el estilo, pero al estar casada con uno de los miembros del gobierno de Charles I se transformó en objetivo de los parlamentarios. En 1642 se mudó junto a sus hijos al castillo y no pasó mucho más pero al tiempo los parlamentarios se mostraron interesados.



Los comandantes locales pro parlamentarios, Sir Walter Earle y Sir Thomas Trenchard, junto a unos 250 hombres, decidieron capturar el castillo del 1ro de Mayo de 1643. Pero Lady Mary había recibido una alerta y cerró el puente levadizo del castillo antes de que siquiera se acercasen. El ataque no logró ningún avance pero Lady Mary tuvo que tomar medidas para mejorar la protección del castillo.

Una de ellas fue pedir la ayuda hacia el exterior, unos 80 hombres comandados por el capitán Robert Lawrence llegaron para mejorar las defensas ya que con sólo cinco hombres y mujeres y niños un ataque serio iba a ser imposible de detener.



Mary y sus sirvientes protegían la parte superior del castillo y Lawrence y sus hombres la parte baja, así fue que en Junio las tropas parlamentarias se tomaron más en serio el sitio al castillo y arribaron entre 500 y 600 hombres más dos máquinas de asedio.

Los parlamentarios atacaron y desde la parte superior les llovieron piedras y aceite hirviente del grupo que lideraba Lady Mary junto a sus hijas y sus sirvientes. Lawrence frenó el ataque por la parte inferior y los muertos se contaban por un centenar.

El sitio duró hasta 1646 pero el señor Bankes había fallecido antes, para colmo Olivier Cromwell había organizado su ejército parlamentario y los realistas estaban en una pésima posición, un nuevo sitio rodeó el castillo y esta vez el valor de Lady Mary no iba a alcanzar.



Pero no fue por la gracia de una acción militar que cayó el castillo, fue la traición de un sirviente que cambió de bando, las tropas entraron una pequeña puerta al castillo, dieron vuelta sus ropas para parecer realistas y que no se notase su heráldica y una vez infiltrados rodearon a Lady Bankes obligándola a rendir el castillo.

Como había demostrado tal coraje le permitieron conservar, como gesto, las llaves del castillo, pero éste fue luego demolido por orden de la Casa de los Comunes. Era algo común demoler los castillos para que no pudiesen ser usados nuevamente como refugio en caso de guerra interna. Eran previsores!

Años después de su muerte, en 1661, su hijo dedicaba esta frase que todavía hoy se ve en la iglesia de St. Martin donde se encuentra enterrado su cuerpo:

To the memory of Mary, Lady Bankes, the only daughter of Ralph Hawtery, of Riselip, in the county of Middlesex, esq., the wife and widow of Sir John Bankes, knight, late Lord Chief Justice of His Majesty's court of Common Pleas, and of the Privy Council of His Majesty King Charles I of blessed memory, who having had the honour to have borne with a constancy and courage above her sex, a noble proportion of the late calamities, and the restitution of the government, with great peace of mind laid down her most desired life the 11th day of April 1661. Sir Ralph Bankes her son and heir hath dedicated this.




Fuentes: 1, 2, 3, 4

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Pen Pen    

    Me encantan esas historias
    Me hubiera gustado ver a Cersei Lannister en esa situacion, los hubiera hacer arder en fuego verde a todos!!! jaja :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador