Como kamikaze en un cohete, el Natter



Los alemanes habían considerado varias veces misiones cuasi-suicidas, pero no estaban, a diferencia de los japoneses, de acuerdo con el suicidio por una causa, todo lo contrario, consideraban esto un desperdicio de sangre pura, al menos había que hacer algo y tratar de sobrevivir para la segunda, el morir era parte del oficio.

En la Segunda Guerra Mundial llegaron a probar hasta chocar a los bombarderos aliados con otros aviones, no fue muy efectivo, pero sí que era una locura y hasta uno sobrevivió a esta idea luego de derribar más de un bombardero con esta ridícula técnica.

Pero si hay un avión ridículo construído por los ingenieros alemanes (que habían tenido excelentes ideas también) fue el Bachem Ba 349 Natter, era casi un misil antiaéreo como los de hoy en día... pero con piloto.

Como toda medida desesperada para el final de la guerra no sirvió para nada, pero conozcan a este peculiar avioncito cohete...



La idea era simple, "brillante", lanzar un avión cohete justo cuando los bombarderos pasaban por arriba hacia alguna ciudad alemana importante, subían a un piloto, despegaba con piloto automático y al llegar a donde los enemigos, el piloto poco entrenado tomaba el control y trabaja de apuntarle a los rivales. Disparaba sus cohetes que llevaba en la punta como armamento y luego seguía de largo, se separaba del resto del avión y la cabina caía con paracaídas sana y salva.

Bueno, esa era la intención, suena un poco descabellado ¿para qué el piloto? pero tengan en cuenta que no había sistemas de seguimiento como los que tienen los misiles antiaréreos actuales, simplemente todavía no se habían inventado y recién llegaron un par de décadas más tarde a ser efectivos.



Esto necesitaba a una persona ahí sentada para apuntarle y el piloto automático más o menos los podía llevar con cierta precisión sin chocar con nada, hasta ahí llegaba, piensen que la V2, por ejemplo, no tenía mucha precisión, aun con el control de dirección más avanzado de la época "iba para allá".

Como los alemanes no querían sacrificar pilotos buenos, iría un novato, pero como tampoco querían sacrificar alemanes, descendería en paracaídas.

El Natter era parte del Jägernotprogramm, el plan de cazas de emergencia para proteger el Reich de los aviones bombarderos, poseía cuatro cohetes sólidos auxiliares y uno principal bicombustible, la fuerza de empuje era tal que el piloto se vería afectado por 3G durante el despegue, pero con 1000km/h de velocidad máxima y unos 800 de promedio era muy rápido para ser interceptado.

La idea de su creador, Erich Bachem, era que durante el despegue sea el piloto automático quien controle el avión para evitar la reacción del piloto ante el impacto de la fuerza del cohete.



Así funcionó perfectamente con un muñeco, claro, no hacía falta que pilotee nada porque no podía, así que el primer intento funcionó perfecto. También era un excelente planeador, lanzaron varios desde otros aviones para ver si podía retornar planeando antes de abrir los paracaídas. Su construcción era de madera, si, bastante primitiva pero abundante en una Alemania sin recursos naturales y en plena guerra.

El As en la manga del Natter era poder despegar completamente vertical, así se podían esconder bases de lanzamiento en medio de un bosque y no iban a poder ser destruídas, una idea que décadas más tarde fue la base de los misiles balísticos y la guerra fría.

El primer hombre que despegó en un cohete en posición vertical lo hizo en el apuro de tener el Natter listo, el 1 de Marzo de 1945 el joven piloto Lothar Sieber era el voluntario para hacer la prueba con alguien de verdad.

El presupuesto era terriblemente escaso y no había mucho con qué testear todos los sistemas antes de la producción en masa, era hacerlo o hacerlo, así pues el primer vuelo de Sieber era también el primer vuelo con el motor principal instalado y por ende más del doble de la potencia de las pruebas previas.



El motor Walter se encendió al máximo y Sieber presionó el botón para encender los cuatro auxiliares, con un rugido el Natter se elevó de entre una nube de gases, a unos 100 metros de altitud el avión empezó a inclinarse y realizar un vuelo curvo, para los 500 metros el cristal de la cabina se soltó.

El Natter siguió avanzando cada vez en un ángulo más horrible, desapareció entre las nubes y para los 1500 metros su nariz ya apuntaba hacia abajo cayendo estrepitosamente.

Lothar Sieber había despegado en un cohete veinte años antes que Yuri Gagarin y terminó hecho puré contra el suelo. Pobre Lothar! igual a los libros de la historia de la aviación!

Tal fue el desparramo que uno de los cohetes auxiliares lo encontraron enterrado cerca del sitio del accidente en 1998.

La teoría de los técnicos alemanes fue que Sieber no estaba precisamente preparado para el vuelo, la aceleración de 3G lo hizo tirar de la palanca de mandos, por eso empezó a inclinarse, pero la cabina parecía no estar bien cerrada, eso la despegó y estimaban que dio en la cabeza del piloto moviéndola para atrás unos 25 centímetros, es decir, no le cortó la cabeza literalmente pero sí el cuello. No había chances para Lothar. También se estimó que sí, Lothar sobrevivió a la salida de la cabina pero que entre la confusión de estar entre nubes y creer que perdía el control o se caía tiró del control para el lado equivocado estrellándose.



Bachem confirmó así que su teoría de usar un piloto automático no estaba nada errada, algo que los pilotos de la época no confiaban pero viendo lo que le pasó al piloto de pruebas, mejor dejarlo como opción fija en los despegues.

También luego de reconstruyendo el accidente estimaron que Sieber pudo haber sido el primer hombre en cruzar la barrera del sonido, probablemente ya muerto, pero dos años antes del record oficial :D

La SS canceló el proyecto, si un piloto medianamente decente se mataba y no podía controlarlo ¿que podrían hacer tipos completamente novatos ahí arriba? igualmente no pasó mucho tiempo hasta que el Reich nazi cayó y al menos cuatro de estos terminaron en manos de los EEUU y uno en la URSS.

¿Que aprendió el mundo? bueno, que mejor que el trabajo lo haga una máquina antes de meter a un tipo en un cohete, muchos años después se volvió a intentar, así fue como Yuri Gagarin llegó al espacio, la NASA puso un cohete en la luna y el resto es historia.

Más datos y fuentes: 1, 2, 3, 4

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • Muy bueno, no sabia del artilugio ese. Creo que la ingenieria alemana de ese momento nunca va a tener comparacion

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • mlbm504    

    fua ! ya tenian 3g?? y a 100 kmph? y yo tratando de enganchar señal en la oficina:D

    si ya se chiste malo

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Jonyx4    

    Fua, estos flacos ya tenían 3G, y yo recién este año pude tenerlo, antes vivía en EDGE :D

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • mlbm504 dijo:

    fua ! ya tenian 3g?? y a 100 kmph? y yo tratando de enganchar señal en la oficina:D

    si ya se chiste malo


    Jonyx4 dijo:
    Fua, estos flacos ya tenían 3G, y yo recién este año pude tenerlo, antes vivía en EDGE :D


    #bala

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Nachox    

    Faltó desarrollo, pero la idea no era mala :P

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Cattel    

    Nachox dijo:

    Faltó desarrollo, pero la idea no era mala :P


    No des ideas que en cualquier momento ves volando de esos en la resistencia Siria con una ametralladora de 50 mm en el lomo.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Pablo    

    Buen post, bastante completo. Sólo agregaría (por ser un exquisito de la aeronáutica) que el motor Walter es un motor de combustible líquido, ya que el hecho de ser "bicombustible" no dice mucho. Por otro lado, ese término es incorrecto, ya que en realidad tiene un combustible (comburente técnicamente hablando) y un oxidante, siendo el término correcto "bipropelente".

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Albert    

    Pablo dijo:

    Buen post, bastante completo. Sólo agregaría (por ser un exquisito de la aeronáutica) que el motor Walter es un motor de combustible líquido, ya que el hecho de ser "bicombustible" no dice mucho. Por otro lado, ese término es incorrecto, ya que en realidad tiene un combustible (comburente técnicamente hablando) y un oxidante, siendo el término correcto "bipropelente".


    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador