Portaaviones submarinos



El combo perfecto para el sueño nardogeek del capitán Nemo. Es que existieron, si bien hoy en día el concepto es obsoleto gracias a los misiles, en un momento, cuando no existían éstos, la combinación de un submarino capaz de lanzar una aeronave era tentadora.

Lamentablemente para nosotros no hubo grandes portaaviones submarinos, solo algunos, pero cuya historia es interesante conocer.

La historia comienza en la Primer Guerra Mundial, aquella guerra vio por primera vez el cambio de paradigma en la batalla naval siendo modificada completamente por aviones y submarinos, de las últimas guerras donde grandes buques de guerra se enfrentarían masivamente a cañonazos (véase la Batalla de Jutland)

Desde esa guerra los submarinos serían la herramienta más importante de distracción y terror en el mar, poder ser hundido en cualquier momento sin aviso previo, ¿y si encima te ubican fácilmente? el horror. Por eso el primer intento surgió de reconocimiento aéreo para los submarinos...



Durante la primer guerra el la armada imperial alemana consideró utilizar el hidroavión Friedrichshafen FF.29 desde el U-12, el problema garrafal del concepto era que en vez de ir bajo el agua y sacar el avión por un hangar cerrado, lo transportaban en cubierta hasta llegar a una zona donde podían sumergirse un poco y así el hidroavión flotaba, si suena hasta estúpido porque realmente lo es.

Pero aun así el 25 de diciembre de 1914 lograron acercarse hasta el estuario del Támesis y bombardear las afueras de Londres, sin daños importantes, claro está, ¡pero lo hicieron! piensen que para 1914 cruzar el Canal de la Mancha en avión no era muy cómodo, ida y vuelta imposible, esos aviones frágiles y de corto alcance apenas podían hacer vuelos largos.

El submarino expuesto hasta que el avión pueda ser lanzado, una ridiculez. De más está decir que el U-12 terminó hundido, aunque no fue por su actividad como portaaviones si no que le dieron murra entre tres buques británicos.

Del lado británico también experimentaron con la misma idea desde el HMS E22 con interés en destruír dirigibles alemanes a distancia utilizando unos Sopwith Schneider pero la idea no pasó de experimental.

El período de entreguerras tuvo bastante desarrollo experimental aunque no tan avanzado como en las guerras.

Francia fue la que innovó con el Surcouf que comenzó su construcción en 1927 y para 1929 vio el mar, con 4000 toneladas de desplazamiento era el submarino más grande al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Entraba en la categoría de "Crucero Sumergido", tenía un hangar especialmente dedicado para el avión, 12 torpedos, dos cañones de 203mm, antiaéreos ,etc. Era básicamente un barco que podía sumergirse parcialmente para pasar inadvertido y así poder acercarse a sus víctimas.



Bastante más grande que muchos contemporáneos tuvo una suerte extraña.

Llevaba un Besson MB.411 para reconocimiento aéreo, lograba una autonomía de 19,000 km, una bestialidad, 90 días contínuos de misión que eran geniales para la época, pero tenía graves problemas mecánicos, difícil de controlar, tardaba como dos minutos en lograr una inmersión de 12 metros, se movía demasiado en aguas turbulentas, etc.

Durante la invasión alemana a Francia estaba en puerto en reparaciones, con un sólo motor y el timón algo descompuesto logró cruzar el Canal de la Mancha y arribar a Plymouth en Inglaterra.

La Royal Navy temió entonces que los barcos franceses pasasen a manos alemanas y ejecutaron una bien estudiada operación que tenían lista en caso de que sucediese: Operation Catapult, bloqueando todos los puertos donde la marina francesa esté estacionada y enviándoles un ultimátum para que se sumen en la guerra contra Alemania.

En dos famosos casos no sucedió, dan para otro post aparte, en el norte de África, en Mers-el-Kebir, donde los franceses que no se sumaron a los ingleses fueron masacrados y en Dakar con resultado adverso para los ingleses.

El Surcouf quedó en manos inglesas, pero por suerte para su tripulación formaron parte de la armada de la Francia Libre liderada por De Gaulle. Los ingleses desconfiaron pero al final le dieron trabajo y enviaron al submarino hacia Canadá, la idea era enviarlo hasta el Pacífico y así fue, sólo que antes de cruzar el canal de Panamá lo terminaron hundiendo creyendo que era un submarino alemán! ¡pobres franceses! ningún sobreviviente.



Los ingleses siguieron con sus experimentos, no querían ser menos que los franceses, y el HMS M2 hizo su aparición en 1919 con armas potentes como su rival francés, un cañón de 305mm, tubos de torpedos, etc.

Era más pequeño, 1900 toneladas, por ende para acoplar el hangar tuvieron que retirar el cañón de 305mm, esto habilitó la posiblidad de llevar un hidroavión Parnall Peto y con una catapulta hidráulica lanzarlo y con una grúa se lo volvía a cargar.

La idea era obviamente reconocimiento aéreo tras las líneas enemigas, pero en 1932 durante un ejercicio el submarino se perdió. ¿la razón? las puertas del hangar se abrieron y entró agua por allí enviándolo a pique. Luego de esto los ingleses abandonaron la idea.

Para los años 30 los japoneses ya habían empezado a armar unos cuantos, los norteamericanos, en cambio, al enterarse del destino del HMS M2 decidieron cancelar sus planes.

Llegó la Segunda Guerra Mundial y los japoneses se pusieron manos a la obra, tomaron la clase B1 y construyeron 20 con hangar para cargar un Yokosuka E14Y , para esta época ya hablamos de submarinos entre 2500 y 3000 toneladas, ya no había restricciones como en la época de entreguerras.

Fue un submarino muy exitoso, el 15 de septiembre de 1942, por ejemplo, el I-19 hundió el portaaviones norteamericano USS Wasp, el destructor USS O'Brien y dañó al USS North Carolina, el I-17 y el I-25 fueron de los pocos que se aproximaron a la costa Oeste de los EEUU para tirar algunas bombas de regalo.



Luego pensaron en más grande y nacieron los de la clase AM, el I-13 y el I-14 con capacidad ya para dos aviones con bombas de 800Kg. Con un desplazamiento de más de 4700 toneladas y una autonomía bestial de 39.000 kilómetros a 16 nudos en superficie podia llegar a cualquier lugar y bombardear lo que sea.

Lamentablemente para ellos llegaron muy tarde en la guerra, 1944, y su velocidad bajo el agua era de apenas 5 nudos, por lo que eran un blanco fácil, el I-13 fue hundido y el I-14 se rindió, no se pudo probar su efectividad como bombarderos a larguísima distancia.

Y así es como llegamos al bestial I-400



Este monumental submarino de 120 metros de eslora (el triple de lo que la mayoría de la época medía) y un desplazamiento de más de 6500 toneladas, su hangar para tres aviones Aichi M6A Seiran dejaba en claro la idea del almirante Isoroku Yamamoto: llevar la guerra al continente norteamericano.

Su idea no era mala, al desplazar la guerra a la costa Oeste los norteamericanos quitarían la mira de los territorios ocupados por Japón, pero llegaron una vez más tarde porque si bien la idea era de 1941 lograron fabricarlos para 1944 cuando ya estaba todo perdido.

Llevaba tanto combustible como para llegar a los EEUU dando la vuelta por el otro lado y volver, más de 40.000km de autonomía, una velocidad sumergido de 12 nudos.

El I-400 contaba con un radar que le permitía ubicar aviones enemigos a 80km, periscopios de fabricación alemana, y una superficie especialmente preparada para evitar demasiados ecos de sonar y poder pasar más desapercibido. El I-401 hasta recibió el snorkel alemán para poder cargar las baterías en profundidad de periscopio.

Los aviones eran lanzados con una catapulta de aire comprimido, el Seiran podía transportar una bomba de 800Kg a 1000Km de distancia a 475 Km/H y los norteamericanos no tenían idea de su existencia.

El mayor plan de los I-400 era atacar el Canal de Panamá. La idea era que cuatro, los I-13 e I-14 antes mencionados y el I-400 más el I-401 se embarcasen en una misión rara y atípica que llevaría al menos dos meses de viaje pero que permitiría atacar las compuertas Este del Canal. La idea era muy buena ya que la mayoría de las protecciones estaban del lado Oeste, pero con aviones de 1000km de alcance se podía cruzar Colombia y entrar por Colón para bombardear. Hasta se propuso ataque kamikaze a las compuertas.

Luego de entrenar para la misión estaba todo listo, peero, y aquí la suerte de los submarinos-portaaviones está clara que no era históricamente buena, los norteamericanos habían juntado 15 portaaviones en el atolón de Ulithi listos para el ataque final a la madre patria japonesa, el canal de Panamá pasó a un segundo plano, el ataque ahora debía ser contra esta base.

Aun acercándose y con todo listo la guerra terminó antes de poder atacar los portaaviones, los tripulantes del I-400 y el I-401 se rindieron a los norteamericanos que no podían dejar de sorprenderse del tamaño de semejantes submarinos.

Y así terminó la historia de los portaaviones submarinos, lamentablemente la idea nunca logró entrar en combate directo, siempre terminando hundidos o con ráfagas pequeñas de gloria, pero nunca nada importante.

Los años 50 y 60 vieron la aparición del submarino nuclear y los misiles balísticos, actualmente todo submarino es una máquina de lanzar misiles a distancia, casi indetectables y sin necesidad de aviones salvo los robotizados de reconocimiento aéreo UAV que ya estan en planes de entrar en servicio activo en submarinos.

Otros posts que podrían llegar a gustarte...

Comentarios

  • 120 mts de eslora WTF, me imagino lo que habrá sido para esa época... era el Fairlane de los submarinos...

    Viendo el articulo del I400 en la Wiki es una lástima que los hayan destruido solo porque los rusos querían inspeccionarlo.

    De put* madre el articulo!!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Nachox    

    La idea es muy linda, pero la verdad que no parece muy practico :P

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Mauro    

    ok.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Sixto    

    Fuera de tema...vieron este titulo de infobae:

    "El oscuro perfil de Dotcom,
    un "antisocial" adicto a los videojuegos"

    (las comillas no son mías, son del mismísimo diario)

    ....entonces me parece que muchos tenemos un oscuro perfil

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Luke    

    Me quede sorprendido con el I-400!

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Korcho    

    deci que los rusos no sacaron nada parecido, con lo animales que son haciendo cosas gigantes hacian un submarino portaaviones para que entren al menos 2 Tu-142 y 3 Tu-95 jajaja

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Martín    

    Muy buen artículo.
    Se me ocurre mencionar el concepto de los esquemas parasitarios entre un avión de gran tamaño y uno pequeño, una idea que surgió en la primera guerra mundial y llegó a sugerirse incluso a fines de la década de los \´60, cuando en Gran Bretaña se les ocurrió que un bombardero Vulcan (¿cómo olvidarlo?) transportase tres mini-cazas Folland Gnat equipados con armas nucleares, a fin de tener mayor alcance.
    Tema para otro post.

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:
  • Fabio    

    Martín dijo:

    Muy buen artículo.
    Se me ocurre mencionar el concepto de los esquemas parasitarios entre un avión de gran tamaño y uno pequeño, una idea que surgió en la primera guerra mundial y llegó a sugerirse incluso a fines de la década de los \´60, cuando en Gran Bretaña se les ocurrió que un bombardero Vulcan (¿cómo olvidarlo?) transportase tres mini-cazas Folland Gnat equipados con armas nucleares, a fin de tener mayor alcance.
    Tema para otro post.


    más loco era el goblin + b-36 que nunca se animaron a usarlo abiertamente porque era difícil de acoplar

    • Responder
    • Citar
    • Comentado:

Deje su comentario:

Tranquilo, su email nunca será revelado.
La gente de bien tiene URL, no se olvide del http/https
Para evitar bots, si se tardó mucho en leer la nota seguramente no sirva y tenga que intentar dos veces

Negrita Cursiva Imagen Enlace


comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador